Políticas públicas

Cómo la crisis energética en China podría golpear a México

Empresas y consumidores ya reportan constantes cortes eléctricos en China por los nuevos estándares de emisiones y la escasez de carbón.

28-09-2021 15:30 Por : Arena Pública
Economistas ya redujeron sus expectativas de crecimiento para China en 2021 por los cortes eléctricos (Foto: Pixabay)
Economistas ya redujeron sus expectativas de crecimiento para China en 2021 por los cortes eléctricos (Foto: Pixabay)

Tarifas eléctricas más altas, mayor presión en la inflación general y hasta apagones podrían registrarse en México a raíz de la crisis energética de China.

De hecho, en México ya se están viendo los primeros efectos de este fenómeno en el país, asegura Paul Sánchez, experto en política energética y profesor de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tec de Monterrey (ITESM). Mayores precios para el gas licuado de petróleo (LP), el gas natural y el petróleo impulsados por la escasez de éstos y otros combustibles en el mercado global, son factores que también están detrás de la crisis energética en China, explica Sánchez.

Lo anterior, apunta el ex asesor del Consejo de Administración de Pemex, llevaría a costos más altos en la generación eléctrica, lo que pondría a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la posición de solicitar “más subsidios o incrementar las facturas para todos los consumidores”.

Incluso si la Comisión decide asumir una pérdida en la generación de energía eléctrica para los consumidores finales, de forma que no se refleje en sus tarifas eléctricas, no se haría lo mismo para los clientes industriales, advierte Sánchez en entrevista. Esto podría llevar a una “presión inflacionaria importante. […] Imagínate un efecto inflacionario en toda la cadena de valor de cualquier producto”.

Ante la posibilidad de que se repitan los apagones que se suscitaron en el norte del país a raíz de la crisis del gas en Texas en febrero pasado, Sánchez no lo descarta, sencillamente porque la demanda de energía en China y otras partes del mundo podrían significar que México no tendrá suficientes insumos para atender con todas las necesidades eléctricas del mercado interno.

La crisis energética china también podría afectar aún más la cadena de suministros que ya han golpeado a varias actividades manufactureras en el país. El cierre de fábricas en China ha llevado a muchos agentes a temer que se registre una escasez generalizada de insumos y componentes, considerando el papel del país asiático en el mercado.

Sin embargo, no hay un consenso sobre la magnitud de los retrasos sobre la cadena de suministro global a raíz de la crisis energética de China. De acuerdo con Dale Gai, director de Counterpoint Research en una entrevista con CNN, en el segmento de tecnología se podrían aplazar envíos de componentes por hasta una semana, asegurando que la escasez de semiconductores tiene un efecto mucho más grande que la paralización de fábricas por los cortes eléctricos.

Otras expectativas son un poco más oscuras. Muchas empresas de China ya han advertido que, entre la crisis de la cadena de suministro que ha caracterizado al 2021 y los nuevos retrasos provocados por los recortes de electricidad, tendrán que aumentar los precios a los consumidores por la escasez de insumos como textiles, metales y partes de maquinaria.

A eso se debe sumar que, incluso cuando supuestamente se les está dando un trato preferencial para la continuidad de operaciones, aliados de marcas como Tesla y Apple también han tenido que reducir su producción de componentes. Algo que podría afectar la disponibilidad de ciertos bienes electrónicos para el periodo navideño, uno de los más redituables en el sector.

¿Qué hay detrás de los cortes eléctricos en China?

Hay varios factores que explican por qué hay cortes eléctricos intermitentes en China. Primero, hay una escasez generalizada de carbón. Los productores de energía eléctrica en China esperan que el invierno sea mucho más intenso. Lo anterior, junto con los crecientes precios del gas natural en Asia, han llevado a que muchos agentes empiecen a considerar este combustible fósil como una buena alternativa para proporcionar electricidad y calor en los próximos meses.

Si bien generalmente China se vale de sus suministros domésticos, en los últimos meses se fueron acabando las reservas de carbón locales a raíz de un nivel de precios muy alto en el mercado internacional.

Ahora que el inventario no es suficiente siquiera para satisfacer la demanda de energía actual y las reservas de grandes exportadores como India están vaciándose por la demanda global, la segunda economía más grande del mundo empieza a considerar importaciones de Rusia, Indonesia y Malasia, a cualquier costo.

El segundo elemento son los nuevos objetivos de reducción de emisiones que fijó Beijing a partir de este año. De acuerdo con Severo López Mestre, especialista en política enérgetica, el gobierno de Xi Jinping se fijó dos metas específicas para la descarbonización de China: primero, llegar al pico histórico de emisiones de carbono en 2030; y segundo, convertirse en una economía neutral en carbono para 2060.

Para cumplir estas metas, se establecieron límites para la cantidad de carbono que pueden generar empresas en algunos de los sectores más contaminantes del país a una cuota fija. Sin embargo, se ha reportado que en algunas provincias no solo no se redujo la producción sino que incluso hubo un aumento en las actividades de manufactura, en un esfuerzo por responder a la enorme demanda global.

Lo anterior provocó que muchas zonas y empresas ya hayan usado casi todas las emisiones que tenían disponibles para el 2021. En este sentido, se han vuelto más intensos los cortes eléctricos en buena parte del país, y por eso han empezado a afectar también a las áreas residenciales, y no solo a los jugadores industriales.

Pero según Severo López Mestre, estas ambiciosas metas de descarbonización de China también tienen implicaciones para México con consecuencias a más largo plazo. Considerando estos planes, así como el ambicioso plan de infraestructura de Biden centrado a la transición energética de Estados Unidos, se puede concluir que las dos economías están disputándose el liderazgo tecnológico de la nueva economía sustentable.

Esto, a su vez, “le pega a México durísimo porque lo deja aislado. México no está preparándose para esta nueva era. […] Hay dos competidores globales que están remando hacia el medio ambiente. [Y México] no está haciendo nada con el sector eléctrico, […] se está quedando solo en esta política eléctrica parroquial que pretende aislarse de esa tendencia y del mundo”, dice López Mestre.

Afectaciones al crecimiento

Sin una solución a la vista para la crisis energética de China, varios agentes ya ven daños en el crecimiento económico de la potencia asiática para el 2021. Goldman Sachs revisó a la baja sus estimaciones para el crecimiento económico chino de 8.2% a 7.8% anual.

Las presiones energéticas de China podrían hacer que la situación financiera del país asiático se vuelva aún más grave. Cabe recordar que el país tuvo que lidiar recientemente con el impago de la deuda de Evergrande, el gigante inmobiliario. Si bien varios agentes coincidieron que China tiene las herramientas para evitar una crisis financiera a raíz del posible colapso de esta compañía, sería mucho más difícil hacer lo mismo con esta crisis energética.

Ya varias compañías, tanto de escala global como gigantes locales y compañías de menor tamaño en China han reportado a la bolsa de valores que tuvieron que detener operaciones por los cortes eléctricos. Como parte de estos informes, también muchas han declarado menores expectativas de ventas y productividad para los próximos meses.

De acuerdo con Yuan Yuwei, administrador de fondos de cobertura en la firma Water Wisdom Asset Management en una entrevista con CNA, la crisis energética amenaza con romper el equilibrio entre la oferta y la demanda, lo que significaría un golpe directo a la economía y al consumo nacional. Lo anterior, al contrario de los efectos más manejables de la deuda de Evergrande, “tiene más posibilidades de salirse de control”, dijo Yuwei.