Econokafka
Economía, política, historia.

Gasto contracíclico, crecimiento y pobreza: algunas sorpresas

18-10-2020 19:03

Se espera que el número de personas en pobreza y pobreza extrema aumente en forma notable en México.

El incremento en el número de pobres en México, probablemente, se perpetuará por años dado el magro crecimiento económico esperado en el futuro.
El incremento en el número de pobres en México, probablemente, se perpetuará por años dado el magro crecimiento económico esperado en el futuro.

El Fondo Monetario Internacional acaba de anunciar, en el marco de la reunión anual que tiene con el Banco Mundial, sus estimaciones de crecimiento para este año y en un mediano plazo.

Para México se mejora la expectativa para 2020 en el sentido de que ya no se espera una caída de dos dígitos (esto es, superior al 10%), sino una contracción de 9.0%. De ser esto correcto, ya no sería una depresión económica, aunque sí la peor recesión desde 1932.

 

¿Una apuesta fiscal contracorriente… y correcta?

La administración lopezobradorista ha sido duramente criticada por no aplicar una política fiscal contracíclica, esto es, expandir vigorosamente el gasto deficitario para compensar parcialmente por el colapso en la inversión y el consumo privado, ayudando a salvar empleos, empresas y por supuesto evitar un colapso tan pronunciado del crecimiento económico.

Las estimaciones del FMI plantean una interrogante sobre lo correcto de esta postura, al menos en lo que concierne al crecimiento. Varios países avanzados y emergentes, entre ellos varios de América Latina, han inyectados cantidades colosales de recursos en financiar una política contracíclica. Cifras presentadas recientemente por “México, ¿cómo vamos?” presentan el claro contraste con México.

 

 

Imagen

 

 

Crecimiento estimado por el FMI para 2020 y 2021, varios países

 

Imagen  

Fuente: FMI, World Economic Outlook, octubre 2020.

 

No parece que esas cantidades estratosféricas de dinero hayan tenido un impacto tan perceptible cuando se compara con México. Por ejemplo, Chile inyectó casi 14 veces la cifra en términos de PIB, pero se espera una contracción de 6.0%. Perú es mucho peor: una cantidad 30 veces la de México como porcentaje del PIB, y se espera una contracción de 14.0% del PIB, mucho más grave.

Con Colombia la historia no es muy diferente: un estímulo casi 20 veces el de México y a cambio se espera una contracción de 8.2% del PIB, no tan lejos del 9.0% mexicano. En el caso de Brasil (no incluido en el cuadro) el estímulo fiscal asciende a 12% del PIB (30 veces el equivalente de México) y se estima una caída del PIB de 5.8%, esto es, algo similar al caso chileno.

Pareciera que el presidente López Obrador tiene un punto al rechazar una política fiscal contracíclica y, por el contrario, optar por tratar de mantener el déficit público y el endeudamiento bajo control, lo que por supuesto es una postura ortodoxa que generalmente se aplaude en tiempos normales. Lo que ahora se argumenta es que estos, obviamente, no son tiempos nada normales. Pero al parecer inyectar dinero en forma masiva no trae muchos resultados en materia de crecimiento.

 

Primero (aumentar) a los pobres

La historia, sin embargo, cambia radicalmente al enfocar los resultados que aparentemente se consiguen con la política contracíclica, no en el crecimiento, sino en el número de pobres que aumentan como resultado del frenazo económico causado por la pandemia.

Lo que se espera es que el número de personas en pobreza y pobreza extrema aumente en forma notable en México. Un estudio académico publicado en agosto, por ejemplo, estimaba un aumento en el número de pobres en 10 millones de personas. Dicho análisis llanamente consideraba que dicha cifra no cambiaría asumiendo que por parte del gobierno mexicano no habría un gasto público adicional que llevase a reducir ese número.

 

Fuente: http://www.ecineq.org/milano/WP/ECINEQ2020-558.pdf

 

En cambio, sí se presentaban estimaciones de impacto para Argentina, Brasil y Colombia. El caso de Brasil es verdaderamente notable, incluso llevando a una reducción de la pobreza total existente antes de la pandemia. En Argentina aumentaría la pobreza, pero en medio millón de personas, y no en 1.4 millones. En Colombia también se observa una reducción, si bien relativamente pequeña, de 300 mil personas (esto es, 2.2 millones de “pobres nuevos” en lugar de 2.5 millones).

El contraste de Brasil y Colombia, o incluso de Argentina y Colombia, muestra lo obvio pero fundamental: el aumento del gasto por sí mismo no es suficiente para paliar el golpe de aumento a la pobreza, sino los programas específicos. En ello ciertamente ha destacado la administración Bolsonaro.

Es imposible saber lo que un fuerte gasto contracíclico hubiera implicado para los existentes y nuevos pobres de México, dado que este simplemente no existirá. Es una incógnita que habría valido la pena tratar de contestar, sobre todo por parte de un gobierno que siempre se ha proclamado como defensor de los pobres.

Pobreza que, además, probablemente se perpetuará por años dado el magro crecimiento económico esperado en el futuro. El FMI espera que en 2021 la economía mexicana crezca 3.5%, esto es, recuperando poco menos del 40% de lo perdido este año. Sería el nivel de recuperación más bajo en América Latina, con la excepción de Venezuela y Nicaragua.

ACERCA DEL AUTOR
Sergio Negrete
Doctor en Economía por la Universidad de Essex, Reino Unido. Licenciado en Economía por el ITAM. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM. Profesor-Investigador en el ITESO. Fue funcionario en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en el Gobierno de México.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Octubre 2020 >>
D L M M J V S
    
01
02
03
04

05

La inflación persistente con COVID
06
07
08
09
10

11

El bono que presagia un desastre
12
13
14
15
16
17

18

Gasto contracíclico, crecimiento y pobreza: algunas sorpresas
19
20
21
22
23
24

25

El neoestatismo mexicano
26
27
28
29
30
31