Econokafka
Economía, política, historia.

¿Fin de la burbuja Bitcoin?

16-05-2022 09:22

¿Puede Bitcoin un día realmente convertirse en dinero? Quizá, pero hay un elemento inherente que dificulta su uso, y es precisamente el bailoteo en el precio.

Bitcoin.
Bitcoin.

La noticia destacada en días recientes sobre Bitcoin fue que su precio llegó a la mitad del nivel máximo que tuvo en noviembre de 2021, en que cotizó por encima de los 68 mil dólares. El declive ha continuado, y el 12 de mayo incluso cayó por debajo de los 30 mil dólares, aunque desde entonces hay un tímido rebote. Si durante años se escuchó hablar de un mercado de criptomonedas que valía cada vez más, ahora se habla de los cientos de miles de millones que se han esfumado.

Es lo que suele suceder con las burbujas y las ganancias de papel, pero Bitcoin en particular y muchas criptomonedas en general han presentado un fenómeno muy especial: han sido burbujas recurrentes. A los desplomes, como el actual, han seguido subida aún más espectaculares que la anterior, llegando a un nuevo máximo histórico. Los que han (hemos) pronosticado la explosión de la burbuja se han (nos hemos) equivocado una y otra vez.

Pero puede que esta ocasión sí sea la última explosión, la última burbuja Bitcoin que revienta (o no, claro).

Extraordinaria tecnología no implica extraordinario valor

Bitcoin surgió a partir de un programa informático formulado por una persona, o grupo de personas, bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto en 2008, con las primeras bitcoin siendo emitidas al año siguiente. El dinero es “creado” a partir de la resolución de algoritmos crecientemente complejos por parte de computadoras. Lo de “crecientemente” es clave, porque cada vez se requiere más poder de cómputo (tiempo y energía) para lograr la creación de un nuevo Bitcoin.

Pero además de ese origen lleno de misterio, destaca que Bitcoin fue pionera en el uso de la tecnología blockchain: bloques de bases de datos encadenadas en orden cronológico, descentralizadas y que son imposibles de alterar. Bitcoin fue la primera aplicación en usar la tecnología, y con ello mostrar su viabilidad. Una impresionante contribución, si bien el uso de una tecnología extraordinaria y puntera no necesariamente otorga valor al objeto.

Fue el mismo error que se cometió con las empresas “dotcom” a fines de la década de 1990, o con el radio en la década de 1920, o con los ferrocarriles en el siglo XIX. Que una tecnología sea extraordinaria, parezca casi magia (por ejemplo, escuchar voces o música a cientos de kilómetros) y realmente revolucione las vidas de las personas que tienen acceso a ella es una cosa, que aquello que usa esa tecnología (una empresa ferrocarrilera, una empresa dotcom o Bitcoin) necesariamente valga muchísimo dinero, es otra muy diferente. Y, sí, hubo burbujas en todos esos casos.

El misterio de su origen y el uso novedoso de blockchain han llevado a una cierta mitificación de Bitcoin, incluso imaginándola como la moneda del futuro con la “ventaja” de no haber sido emitida por una autoridad gubernamental como un banco central. Que esto sea realmente una ventaja es por lo menos debatible, pero representa un gran atractivo para aquellos con inclinaciones anarquistas o actividades delictivas, entre otros.

Burbujas y más burbujas

Por otra parte, no puede argumentarse que Bitcoin es dinero. Por supuesto que hay personas y negocios que realizan compras o venden con Bitcoin (y otras criptomonedas), cada vez más comercios que la aceptan, intermediarios financieros que la usan u ofrecen venderla. Puede valer, y mucho, pero lo mismo puede decirse de monedas o lingotes de oro, que no se utilizan como dinero, sino que representan un activo de alto valor. Es exactamente lo que es Bitcoin, pero es mucho más volátil (y por ello riesgosa) que el oro. Es un activo especulativo de alto riesgo, y lo del riesgo ha quedado patentemente demostrado (de nuevo) en meses recientes. ¿Puede Bitcoin un día realmente convertirse en dinero? Quizá, pero hay un elemento inherente que dificulta su uso, y es precisamente el bailoteo en el precio.

Prácticamente desde su inicio, Bitcoin ha sido una montaña rusa en su cotización. Hubo ascensos (y caídas) notables en 2010, 2011, 2013 (dos ocasiones), 2017 y 2020-22. No deja de ser impresionante considerar que su precio pasó en 2010 de alrededor de 0.0008 dólares (un centavo de dólar compraba 12.5 bitcoins) a alrededor de 68 mil dólares en noviembre pasado. Esto es, quien invirtió un dólar en 2010 habría obtenido alrededor de 85 millones de dólares vendiendo en el pico registrado poco más de una década más tarde. Son esta clase de comparaciones las que desatan la ambición más desmedida e irracional.

El año 2017 fue particularmente notable porque hubo una burbuja en los precios de varias criptomonedas, aparte de que muchas fueron creadas (o por lo menos anunciadas) en medio de la euforia. Bitcoin fue tan exitosa que, por supuesto, trajo muchos imitadores a lo largo de los años. Perdió ese casi monopolio que también le ayudaba a sostener el precio. Hace unos días había unas 18 mil 500 criptomonedas, con alrededor de 10 mil 500 siendo activas (en 2013 había solo siete). Una verdadera explosión de oferta, que aumenta la competencia y obviamente reduce el precio.

La enorme diversidad de criptomonedas es un factor que no existía en las anteriores burbujas. Y tal vez sea un clavo en el ataúd de Bitcoin. Pero lo mejor para no fallar de nuevo en ese pronóstico, es dejar el título de este artículo entre signos de interrogación.

ACERCA DEL AUTOR
Sergio Negrete
Doctor en Economía por la Universidad de Essex, Reino Unido. Licenciado en Economía por el ITAM. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM. Profesor-Investigador en el ITESO. Fue funcionario en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en el Gobierno de México.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Mayo 2022 >>
D L M M J V S
01

02

Cómo combatir (y no) la inflación
03
04
05
06
07
08

09

Plan antiinflacionario: lo bueno, lo malo y lo ilusorio
10
11
12
13
14
15

16

¿Fin de la burbuja Bitcoin?
17
18
19
20
21
22

23

La estanflación inevitable
24
25
26
27
28
29

30

¿Qué explica al peso fuerte?
31