Econokafka
Economía, política, historia.

BID, un revés transformado en berrinche

21-11-2022 09:38

La escueta y vitriólica “Nota Informativa” publicada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, es una muestra de la petulancia obradorista.

López Obrador en una de sus acostumbradas conferencias de prensa matutinas (Foto: lopezobrador.org.mx)
López Obrador en una de sus acostumbradas conferencias de prensa matutinas (Foto: lopezobrador.org.mx)

El mesiánico que es Andrés Manuel López Obrador tiene un escenario que domina, y en mucho puede controlar, como Presidente de México. Por cuatro años se ha acostumbrado a ser el centro de la vida política, a pontificar y ordenar, al tiempo que con descaro igual miente que se burla.

Con un Congreso sumiso, con legisladores a los que instruye que no cambien una sola coma a sus iniciativas, una Suprema Corte que en ocasiones ha sido igualmente obsecuente, se siente omnipotente –porque lo es. El que puso la mano sobre la Constitución al jurar el cargo y cumplir las leyes, proclama orondo “no me vengan con ese cuento de que la ley es la ley”.

En la mente presidencial, puede hacer lo que quiere porque cuenta con la “fuerza moral” que le otorga el pueblo. Lo que importa es la justicia, no la ley, y esta la determina ese pueblo bueno que, a él, solo a él, corresponde interpretar e implementar.

El fracasado mesianismo externo

El problema, para AMLO, es que ese dominio no tiene reflejo en el exterior. López Obrador es el Presidente menos interesado en la esfera internacional del México contemporáneo, demostrado en el hecho que casi no ha salido del país. A ello se agrega el nacionalismo caduco que domina su pensamiento, considerando a Estados Unidos y España como enemigos, o al menos como países hostiles.

Lo de España es sorprendente, por decir lo menos, considerando la cercanía entre México y su antigua potencia colonial desde la Guerra Civil española, pero el tabasqueño al parecer gusta de albergar resentimientos históricos, retrocediendo hasta la Conquista.

A ese inadecuado caldo de cultivo se añade la pretensión obradorista de pontificar, como lo hace en las mañaneras, pero a otras naciones.

Quien considera que nada es ciencia, desde la economía hasta extraer petróleo, pasando por construir un tren en plena selva, se ha atrevido a proponer una estrategia (simplista, por supuesto) para resolver el conflicto entre Rusia y Ucrania, o se ha atrevido a plantear una especie de mercado común tipo europeo entre las naciones del Hemisferio Occidental, o usó su tiempo en el Salón Oval de la Casa Blanca con Joseph Biden para presentar una personalizada cátedra de historia.

De la misma forma ha pretendido dictar a Estados Unidos su política migratoria y que programas de su invención como “Sembrando Vida” sean producto de exportación a América Central. Finalmente, destaca la predilección presidencial por los regímenes y las personalidades autoritarias. De Donald Trump a Daniel Ortega, pasando por Nicolás Maduro y Evo Morales.

Un conjunto de políticas y acciones que han aislado a México en el ámbito regional o global. El país quizá no tenía un gran peso en el concierto de las naciones, pero sus credenciales democráticas y seriedad económica estaban fuera de duda. La relevancia que México pudo haber tenido hasta 2018, por mediana que esta fuese, hoy es mucho menor.

El desastre del BID

El problema es que López Obrador no se ha dado cuenta de ello. El nombramiento de Raquel Buenrostro al frente de la Secretaría de Economía muestra que sigue pensando que puede lograr que sus nociones sean aceptadas por Estados Unidos y Canadá, en este caso que la soberanía nacional es superior a los Tratados internacionales suscritos por las autoridades mexicanas, incluyendo el T-MEC firmado por el propio López Obrador en 2019. Una versión internacional del “no me vengan con ese cuento de que la ley es la ley”.

El desastre más reciente lo protagonizó con la peculiar pretensión de que podía nombrar al Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo. El proceso de la candidatura presentada por México fue desaseado, por decir lo menos.

Inicialmente la recién designada embajadora en Chile, Alicia Bárcena, fue presentada. El problema es que como titular de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de la ONU, Bárcena también se había mostrado también entusiasta de dictaduras, mientras que la ideología de estas fuese de izquierda, algo no tan atractivo para el gobierno estadounidense. Alegando razones personales, Bárcena renunció a la postulación.

Por lo que, de bateador emergente, el gobierno propuso a Gerardo Esquivel, Subgobernador del Banco de México y que está por terminar su periodo (aunque puede ser ratificado en el cargo por el propio AMLO). Una candidatura no mala, aunque tardía. Esquivel cuenta con un CV de peso, pero sus rivales de Brasil (Ilan Goldfajn) y de Chile (Nicolás Eyzaguirre) habían sido titulares del banco central y el Ministerio de Hacienda, respectivamente, con el brasileño ocupando además un elevado cargo en el Fondo Monetario Internacional.

Una derrota entendible la de Esquivel (la victoria de Goldfajn fue contundente, con Eyzaguirre en un lejano segundo lugar), para todos excepto para el gobierno de México. La escueta y vitriólica “Nota Informativa” publicada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público es una muestra de la petulancia obradorista, transformando un revés menor en un berrinche. La arrogancia puede ser una actitud habitual en las mañaneras, pero alcanza niveles de ridículo cuando pasa al ámbito internacional.

 

Esquivel tuvo la hidalguía de, por el contrario, escribir una serie de tuits de agradecimiento, incluyendo felicitaciones al ganador, aunque ello desafortunadamente no represente la postura del gobierno que lo postuló para el cargo.

 

ACERCA DEL AUTOR
Sergio Negrete
Doctor en Economía por la Universidad de Essex, Reino Unido. Licenciado en Economía por el ITAM. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM. Profesor-Investigador en el ITESO. Fue funcionario en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en el Gobierno de México.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Noviembre 2022 >>
D L M M J V S
  
01
02
03
04
05
06

07

El viraje a la izquierda de América Latina
08
09
10
11
12
13

14

El INE no se toca
15
16
17
18
19
20

21

BID, un revés transformado en berrinche
22
23
24
25
26
27
28
29
30