CLAVIS

La colocación de bonos, una noticia que no era para presumir

24-04-2020 15:34
El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, en una intervención el 16 de enero pasado durante un evento del Banco Santander; uno de los bancos de inversión colíderes de la colocación reciente de la oferta pública de bonos mexicanos. (Foto: Twitter)
El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, en una intervención el 16 de enero pasado durante un evento del Banco Santander; uno de los bancos de inversión colíderes de la colocación reciente de la oferta pública de bonos mexicanos. (Foto: Twitter)

1. LA COLOCACIÓN DE BONOS, UNA NOTICIA QUE NO ERA PARA PRESUMIR.

A las 4:54 pm del miércoles 22, Arturo Herrera, secretario de Hacienda, publicó en su cuenta de Twitter, "Hoy hicimos una de las colocaciones de bonos más grandes en la historia de #México, por 6 mil millones de dólares a plazos de 5, 12 y 31 años. Esto muestra que, a pesar de la turbulencia mundial, hay #confianza de los mercados internacionales en el @GobiernoMX. La demanda fue de casi 28 mil millones de dólares (4.7 veces mayor al monto ofertado)".

En efecto. Como lo dijo el secretario, la colocación de esos bonos soberanos fue un éxito, si se toma como medida la demanda de los inversionistas; aunque, como se verá, la demanda del mercado no es exclusiva de esta colocación. Lo que no presumió Herrera en las redes sociales fue la razón del apetito inversor: Las altas tasas a las que se colocaron las tres emisiones de bonos. El comunicado oficial que adjuntó -y el Suplemento Final del Prospecto- lo dice: Tasa de cupón del bono a 5 años: 3.90%, a 12 años, 4.75%; y a 31 años, 5.00%.

No hay que olvidar que la deuda soberana de México tiene una calificación de BBB (con perspectiva negativa) por Standard & Poor's (Es un término medio porque Moody's asignó una calificación un peldaño arriba y Fitch un peldaño abajo) para la deuda en moneda extranjera de largo plazo.

Si se compara la colocación de bonos mexicanos con recientes colocaciones de deudas soberanas con un nivel de riesgo parecido, se verá que la colocación de bonos mexicanos se realizó a un precio alto que refleja el riesgo México para los inversionistas.

Dos casos recientes para ilustrar: 1er caso: Paraguay colocó este jueves (23) bonos soberanos por 1,000 millones de dólares a 10 años a una tasa de 4.95%. La demanda fue más de 7 veces lo ofertado. Paraguay tiene calificación BB (S&P) un escalón por abajo del mexicano y, por lo tanto, con mayor riesgo. Ya en enero, Paraguay había colocado 500 millones de dólares en un bono a 30 años a una tasa de 4.45%.  2do caso: Perú colocó el miércoles pasado (16) bonos soberanos por 3 mil millones de dólares a 5 y 10 años, a una tasa de 2.39% y 2.78%, respectivamente. La demanda fue más de 8 veces lo ofertado. Perú tiene calificación BBB+ (S&P) un escalón por arriba del mexicano, y por lo tanto, con menor riesgo que México.

En ambos casos, Paraguay y Perú, los gobiernos dijeron que sus colocaciones habían sido todo un éxito y demuestran la confianza en sus economías. Por los resultados, las colocaciones de Paraguay y Perú se hicieron a un costo menor para las finanzas públicas que el mexicano (medido por su nivel de riesgo) y con un apetito mayor que el visto por los bonos mexicanos. Las tasas de colocación de estos bonos reflejan el nivel de riesgo de cada economía para los inversionistas.

Si una manera de medir el riesgo país es a través de los Credit Default Swaps (CDS-5 años), pues el valor de los CDS de México alcanzaron 273.90 este jueves 23; mientras que países con una calificación similar (BBB) a la mexicana como Italia (237.20), Indonesia (224.72), o Portugal (132.30) fueron considerados por los inversionistas con menor riesgo de incumplimiento que México. Otros, con una calificación más baja que México (BBB-), tienen una mejor valuación en sus CDS, como Colombia (249.54), India (198.06), o Rusia (177.66).

La noticia de la colocación de los bonos mexicanos no era una noticia para presumir, solo para informarla... y punto. 

 

2. POR EL BIEN DE TODOS... ¡PRIMERO LA CLASE MEDIA!

Ha sido documentado que López Obrador amplió su ventaja en las elecciones del 2018, no solo por el voto rural y el apoyo de los más pobres, sino -y sobretodo- por el impulso de las clases medias. Fueron el 'bonus' de su victoria.

La población con estudios universitarios y con ingresos superiores a los 15,171 pesos le votaron en más del 60%, en detrimento de los candidatos del PAN y PRI. Dos tercios de los jóvenes de 26 a 35 años se volcaron a las urnas para darle su voto. La inseguridad y la economía fueron las respuestas que buscaron estos electores en López Obrador (datos de Parametría, la encuestadora con mayor acierto en la elección presidencial).  "AMLO triunfó ampliamente entre el electorado de estudios medios y acceso fácil a internet, fundamentalmente sectores urbanos de clase media", escribió el Instituto Español de Estudios Estratégicos en su documento de análisis de septiembre de 2018.

Los datos duros de los resultados electorales 2018 hacen pensar que el Presidente estaría pensando -también- en el bienestar de las clases medias que le votaron y que -de cara a la crisis económica que ya llegó- se enfrentan a un duro ciclo de empobrecimiento. No se discute si ocurrirá, sino en qué magnitud y profundidad. La pérdida acelerada de empleos formales, la esperada caída del salario real, y una rampante informalidad, son fenómenos en incubación que tendrán en las clases medias a sus principales víctimas.

Por puras razones electorales hacia 2021-22, no luce inteligente que el inquilino de Palacio Nacional no lance los botes salvavidas a las clases medias ante la tormenta que las amenaza. Hasta ahora, el silencio presagia lo peor. 

 

3. PRECIOS DE GASOLINAS, ¿DETERMINADOS POR EL MERCADO?

Con todo y la devaluación del peso frente al dólar, el litro de gasolina regular (magna) en Texas se vendIó este viernes 24 -en promedio- a 9.88 pesos. Como se ve el panorama de corto plazo para el mercado petrolero y la sobreoferta en la refinerías, éstos precios se quedarán por un tiempo más y solo falta que se reflejen bajando aún más los precios actuales de las gasolinas en las estaciones del centro del país. Las gasolinas han sido la razón de la baja inflación vista recientemente, compensando alzas de precios en productos con alta demanda por la pandemia, y de especulación por uno que otro comerciante voraz.

Por cierto, si el precio de las gasolinas y diesel lo determina el mercado, ¿aún debería Inegi incluirlas como "precios y tarifas del sector público", o acaso es un reconocimiento explícito de que estos precios los maneja el gobierno vía impuestos? Es pregunta.

ACERCA DEL AUTOR
CLAVIS
El blog del equipo de Arena Pública que busca abrir las cerraduras de las interrogantes sobre la economía, los negocios y los asuntos públicos de México.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Abril 2020 >>
D L M M J V S
   
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13

14

Ganancias cambiarias: La tentación
15
16
17
18
19
20
21
22
23

24

La colocación de bonos, una noticia que no era para presumir
25
26
27
28
29
30