Tekno Taco
Breves de tecnología, donde sea; bueno para la mente curiosa.

De cripto monedas y anticonceptivos

17-03-2021 09:07

He decidido invertir tecnológicamente en Dogecoin, y acepto que esta inversión tiene riesgos y oportunidades importantes.

Dogecoin.
Dogecoin.

Antes que nada, permíteme decirte que no soy asesor financiero ni me considero un experto en el mundo de las cripto monedas; si deseas invertir en ellas, asesórate de uno o varios expertos y llega a tus propias conclusiones. Ésta es la mía.

Disculpándome por la frase “el hubiera es el pasado perfecto del presente incómodo”, me encuentro hoy en día repitiéndola mucho, siendo que siempre me he ostentado de ser alguien que estudia la tecnología, la sigue y procura estar al día en los vastos y diversos temas que el término conlleva, acepto y me arrepiento rotundamente de no haber invertido en las cripto monedas y en específico Bitcoin cuando me enteré del tema hace más de 10 años.

Oportunidades hubo muchas, ví la evolución de su valor desde que se cotizaba en míseros centavos de dólar, siempre encontré un pretexto para no comprar, dudando de su inminente éxito. Recuerdo usar la misma frase una y otra vez “llegó a su máximo, de ahí no va a pasar”, cosa que repetía cuando lo vi alcanzar el valor de 1 dólar, 10 dólares, 50 dólares. Al momento en que llegaba a 100 dólares el arrepentimiento se agudizaba, y aun así pensé que llegaba al máximo y ahí se estabilizaría. No les digo mi sentimiento cuando llegó a los 1,000, 5,000 y 10,000, el “hubiera” se quedaba corto.

Al momento de escribir el presente artículo, ronda alrededor de los 50,000 dólares la unidad. Existen especialistas que piensan que podría llegar a un millón de dólares en un futuro cercano, 20 veces su valor actual. ¿Por qué no compré Bitcoins cuando podía hacerlo en lugar de cambiar de monitor para la computadora? Me hubiera alcanzado quizá para apenas 100 unidades, muy pocas para realizar una inversión en su momento, decía. El “hubiera” se queda muy corto.

Siendo Bitcoin la cripto moneda más famosa por su crecimiento exponencial, existen centenares de cripto monedas hoy en día, y para entender el tema a fondo se debe estudiar lo que es el “Blockchain”, tecnología informática que simplemente reduciré en este artículo a su definición oficial: un registro único (ledger o bitácora), consensuado y distribuido en varios nodos de una red. Los argumentos económicos y legales de una moneda sin autoridad central, la dejo para expertos en la materia.

Cada cripto moneda tiene fundamentos tecnológicos diferentes, me voy a basar en el más básico entre el Bitcoin y la moneda que me ha llamado la atención en este momento: Dogecoin.

Básicamente Bitcon tiene un número finito de enteros que puede alcanzar (21 millones), mientras más demanda y, por ende, crecimiento de su precio. Lo llamativo de esta: no es necesario comprar el entero, se pueden comprar fracciones. A diferencia del Dogecoin, que el número de posibles monedas en el mercado es infinito, lo cual hace que su precio se mantenga estable -al alza espero- y con crecimiento lento, según mi punto de vista.

He decidido invertir tecnológicamente en Dogecoin, y acepto que esta inversión tiene riesgos y oportunidades importantes:

1. La capitalización del mercado actualmente de Dogecoin es de casi 7 mil millones de dólares, en comparación con Bitcoin que tiene más de 900 mil millones de dólares. Esto es lo que determina directamente el precio; mientras más capitalización de mercado, mas valor de la moneda directamente. Así que, si Dogecoin quiere crecer a 1 dólar la unidad (hoy en día ronda en los 5 centavos), su capitalización de mercado debe crecer al menos 20 veces. Cifra nada humilde, así que no veo a Dogecoin en un valor como el de Bitcoin en ningún momento.

2. Elon Musk es un ferviente promotor de Dogecoin, y ha mencionado que para que Dogecoin despegue, tienen que suceder lo siguiente:

- Una de las casas de cambio más grande del mundo (si no la mas grande) en términos de cripto moneda es Coinbase, misma que actualmente no acepta Dogecoin, al igual que en México la casa Bitso. Para que Dogecoin verdaderamente despegue, estas casas deben de agregar Doge a sus carteras. Al parecer Coinbase ha insinuado que lo va a hacer, cosa que con seguridad seguirá Bitso.

- Actualmente una inmensa cantidad de Dogecoin es propiedad de tres o cuatro entidades, entre estas juntan quizá el 50% de los Doge que existen. Obviamente si ellos decidieran vender de golpe todos sus Doge, el precio se desplomaría. Nadie quiere eso, especialmente los dueños de esos mismos Doge. Musk mencionó que estas carteras se deben diluir poco a poco y pulverizar esa inmensa cantidad de Doge en el mercado.

 

Ahora los puntos positivos:

1. Es la moneda más conocida en redes en este momento (fuera de Bitcoin obviamente), lo que hace que poco a poco cada vez más personas (incluido yo) conozcan de ella. Esto se refleja en un alza constante en la demanda que empuja el precio hacia arriba (Network effect). Cuenta con la comunidad de cripto moneda en crecimiento más grande gracias a su presencia en redes sociales y celebridades que comienzan a mencionar su interés en invertir, sumado a los memes del perro Shiba Inbu que es la razón del nombre de la moneda. #Dogecoin #DogecoinToTheMoon #DogecoinRise #DogeArmy.

2. Aunado al punto anterior, en EU compañías serias como Kwik Trip, Starbucks, los Mavericks de Dallas de la NBA y las compañías de Elon Musk están evaluando aceptar Dogecoin como moneda para comprar sus bienes y servicios. Esperemos varias más sigan esta tendencia. Bitpay es un servicio de pago que permite cambiar de manera automática cripto moneda a dinero real. Ya también aceptan Dogecoin y tienen sociedad con Microsoft, Twitch y Shopify entre otros.

3. Musk la ha calificado como la cripto moneda de la gente (The people’s crypto), insinuando que ésta podría ser usada en transacciones pequeñas diariamente entre particulares, lo cual implicaría un crecimiento de la capitalización de mercado de manera significativa. De hecho, Musk invirtió alrededor de 1,500 millones de dólares en Bitcoin a principio de este año, abriendo la puerta a las cripto monedas a entrar al mercado formal.

La inversión definitivamente no es ni a corto ni a mediano plazo, mi apuesta es al menos a 5 años, logrando minar (a la presente complejidad de la bitácora) al menos 2,000 Dogecoin mensuales, esperando que el valor de la unidad llegue en su momento y quizá supere los 5 dólares, como mencioné. Hoy se encuentra en 5 centavos.

De nuevo, invertir en Dogecoin es simplemente especular. Será un buen termómetro ver si para finales del presente año, el valor se acera a los 30 centavos.

 

¿Qué es minar?

Basado en la definición del Blockchain: un registro único, consensuado y distribuido en varios nodos de una red, minar significa básicamente ayudar mediante poder de cómputo a procesar ese registro único. Realizar, registrar y verificar todas las transacciones a nivel mundial que se realizan. Y como recompensa, se asignan monedas (Dogecoins en este caso) a las entidades que realizan estos procesos informáticos. Mientras más poderosa la computadora que se conecta y procesa la bitácora, más recompensas obtiene. La otra cara de la moneda: el costo eléctrico de dichos procesos.

Recordando otra coloquial frase, “el mejor anticonceptivo es una colegiatura”, o simplemente ver e invertir para el futuro, decidí invertir en Dogecoin, pero no comprando directamente la moneda, sino minándola. De esta manera espero poder llegar con infraestructura casera a una producción de al menos 2,000 Doge mensuales. Invertí una sola vez en una computadora para la producción mediante un ahorro personal y así no resto mensualmente dinero de mis ingresos, fuera del costo de la electricidad que mantiene la computadora.

De ninguna manera refiero a que una inversión en Dogecoin será fácil, ¿qué inversión lo es? Si se ve el valor histórico de la moneda, ésta ha tenido sus caídas repentinas y por lo mismo el futuro de la inversión es incierto. Por otro lado, su precio tuvo su primer pico abrupto, subiendo a principios de febrero del presente de menos de un centavo, al actual 5 centavos de dólar, lo que causó que la moneda recibiera la atención e interés actual.

Pero finalizo con esta frase de Alfred Tennyson que me atrevo a robar y modificar: Es mejor haber minado y perdido, que jamás haber minado.

ACERCA DEL AUTOR
Arturo Rodríguez
Licenciado en Sistemas Computacionales. MBA por el Tec de Monterrey y Thunderbird, en Arizona. He dado conferencias en foros tecnológicos alrededor de Europa y cuento con más de 20 años en el ámbito de telecomunicaciones en México.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Marzo 2021 >>
D L M M J V S
 
01
02
03
04
05
06
07
08
09

10

El nacimiento de la IA o la desaparición de los medianos negocios
11
12
13
14
15
16

17

De cripto monedas y anticonceptivos
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31