Desglose
Desglose es un blog dedicado a la crítica contextualizada de temas de relevancia pública. Asuntos importantes de política, administración pública, medios de comunicación, sociedad, etc., son tratados aquí con una lógica de crítica y escrutinio que contribuya al debate y a la opinión informada como ciudadanía.

El mapa de los temores y problemas del mundo

24-11-2014 17:45

La desigualdad social, el desempleo creciente, la contaminación del medio ambiente y la falta de liderazgo son problemas locales y globales que encabezan las preocupaciones y temores generales.

La desigualdad social y el desempleo creciente son los problemas más graves del mundo que se perfilan para este 2015, según la encuesta hecha por el Foro Económico Mundial y presentada a principios de este mes con el panorama del próximo año.

Le siguen, en orden, 3) la falta de liderazgo, 4) la competencia geoestratégica en aumento (una Guerra Fría Multipolar), 5) el debilitamiento de la democracia representativa, 6) la contaminación en el  mundo en vías de desarrollo, 7) el aumento de los fenómenos meteorológicos graves, 8) la intensificación del nacionalismo, 9)  las tensiones por el problema del agua y 10) la creciente importancia de la salud en la economía.

Los temas difieren poco del Reporte de Riesgos Globales 2014 que el mismo Foro difundió a principios de año, durante la celebración de su reunión global anual.

En aquel momento el orden de los riegos más graves que se veían para este año eran: 1) La crisis fiscal en economías clave, 2) El alto desempleo, 3) La crisis del agua 4) La desigualdad social, 5) Las fallas en mitigar el cambio climático 6) Eventos meteorológicos graves, 7) La falla de gobernanza global 8) La crisis alimentaria, 9) Las fallas de grandes instituciones financieras y 10) La inestabilidad política y social en un mundo multipolar.

Ante el tema de la inequidad social y el desempleo, el Reporte 2014 dedicó incluso todo apartado especial a la preocupación de una “Generación perdida”, millones de jóvenes sin oportunidades y empleo digno.

En otro estudio, éste realizado por el Pew Research Center y difundido en octubre, se preguntó a ciudadanos comunes, no líderes, de todo el mundo, ¿cuál es la mayor amenaza para el mundo?

En Latinoamérica, la respuesta número 1 fue como de la Guerra Fría: las “armas nucleares”, que salió casi empatada con “la contaminación y el medio ambiente”, mismo rubro que, en Asia. fue señalado como la principal amenaza mundial.

En Medio Oriente, como era muy previsible, el odio racial y religioso fue el número 1, mientras que en África, lo fue el SIDA y otras enfermedades.

Por último, en Estados Unidos y Europa, interesantemente, la desigualdad social apareció como  el principal riesgo, tras las crisis económicas sufridas en los últimos años.

Un aspecto importante que cruza todos los demás riesgos y amenazas es la falta de liderazgo para enfrentarlos como apunta Shiza Shahid, de la Fundación Malala, (de la ganadora del Premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai) en su artículo “¿Por qué en el año 2015 el mundo se enfrenta a una crisis de liderazgo?” en el blog del Foro Económico Mundial.

Un sorprendente 86% de los participantes en la Encuesta sobre la Agenda Global concuerdan en que tenemos una crisis de liderazgo en el mundo actual. ¿Por qué lo dirán? Quizá porque en años recientes la comunidad internacional no ha podido abordar ningún problema global importante. No ha podido atender el calentamiento global, y apenas pudo bregar con el fracaso de la economía global, la cual causó graves problemas en Norteamérica y Europa”.

Shahi enfatiza que incluso los líderes religiosos aparecen por debajo de los líderes políticos en la reputación en el Ïndice Global de Liderazgo:  

“58% de los participantes expresaron preocupación de que los líderes religiosos abusan sus posiciones, y el 56% creen que es muy poco probable que puedan ayudar a abordar problemas globales”.

En Estados Unidos, por cierto, si bien el tema del odio religioso no aparece como gran preocupación entre los ciudadanos comunes, el tema del “declive de los valores éticos, morales y familiares” sí entra en el Top 10 de octubre, reportado por Gallup, acompañando al desempleo, la economía, la insatisfacción con el gobierno, la inmigración y el ébola, entre otros.

 

Y EN MÉXICO, ¿CÓMO ESTAMOS?

En México, no hay encuestas públicas tan recientes que muestren muchos datos ya considerando temas de alto impacto como la matanza y secuestro en Ayotzinapa, la matanza de Tlatlaya y el escándalo de la “Casa Blanca” del Presidente y su esposa.

No obstante, previsiblemente la economía y la inseguridad siguen predominando en las preocupaciones, como hasta los últimos meses que se habían registrado y ha sido la constante.

Hasta medio año, el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados coincidía con Laredo y Buendía en que el alto desempleo aparecía como tema crucial de preocupación en México, junto con la inseguridad.

El tema de la corrupción (como apuntan los resultados de la encuesta del Foro Mundial para Latinoamérica y la propia encuesta del INEGI difundida en junio) sigue siendo también un tema clave en permanente el país.

En cuanto a contaminación, el ejemplo de Grupo México y el Río Sonora, así como su reacción inicial al suceso, hace ver la fragilidad del estado de derecho y temer cuántos otros casos no habrá así en el país que no son sancionados ni difundidos por corrupción.

Y sobre al agua, una encuesta de Demotecnia en marzo pasado mostraba que 1 de cada 3 mexicanos tiene problemas con el abasto del agua y sólo el 60% afirmó tener agua todos los días en su domicilio.

Sobre el costo y la preparación ante los fenómenos hidrometeorológicos y el calentamiento global, un dato revelador y no muy difundido en la prensa sobre la reconstrucción de Baja California Sur tras el paso de Odile, es que este será el cuarto siniestro más costoso (y tardará más tiempo del que las autoridades quisieran) en las últimas décadas en México, sólo detrás del temblor del 85 y los huracanes Wilma y Gilberto (según datos presentados por Luis Álvarez, Director de Daños de la Asociación Mexicana de Seguros en el Foro Risk México el mes pasado).

Y si algo han mostrado también los escándalos recientes de Ayotzinapa y la “Casa Blanca” del Presidente y su esposa son la gran inequidad y contradicciones sociales en el país, así como la falta de liderazgo y credibilidad.

Jesús Silva-Herzog Márquez, escribió en el Reforma sobre el tema de la “Casa Blanca” del Presidente:

“El escándalo no se irá porque no es un escándalo, es una crisis. (…)Más que una crisis de liderazgo o una crisis de confianza, esto apunta a una crisis de legitimidad”.

Crisis de legitimidad, que pareciera extenderse a toda o gran parte de la clase política mexicana, no sólo al Presidente, por su omisión ante los nexos con el crimen organizado en sus instituciones o su silencio sobre los presuntos actos de corrupción o conflicto de interés, no vaya  a ser que a todos les saquen sus trapitos al sol.

Son también problemas de la “democracia representativa” mexicana que de repente parece tener muy poco de representativa de grandes sectores de la población. 

 

 

ACERCA DEL AUTOR
Alejandro Navarrete
Periodista mexicano. Analista político y de estrategias y escenarios de comunicación, medios y redes sociales.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Noviembre 2014 >>
D L M M J V S
      
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22

23

#Ayotzinapa, #LaCasaBlanca y las narrativas oficiales fallidas

24

El mapa de los temores y problemas del mundo
25
26
27
28
29
30