Econokafka
Economía, política, historia.

Un Presidente en su tierra de fantasía

16-07-2020 08:43

El Presidente vive en su tierra de fantasía, pero en esas salidas que tanto adora algo permea la realidad. Ya no solo recibe aplausos, sino crecientemente abucheos.

El Presidente López Obrador en Palacio Nacional el 12 de julio pasado en un video transmitido por redes sociales.
El Presidente López Obrador en Palacio Nacional el 12 de julio pasado en un video transmitido por redes sociales.

Quizá el mayor defecto de Andrés Manuel López Obrador como Presidente de México es que vive en un mundo paralelo, una hermosa tierra de fantasía. Es parte de un rompecabezas complejo que lleva a que sea el peor dirigente posible en un momento de gravísima crisis.

Un megalómano con un inmenso poder se mezcla con una persona incapaz de aceptar la realidad. Es probable que AMLO se siga concibiendo como alguien que será visto por la Historia (con mayúscula) como un líder transformacional a la par de Hidalgo, Juárez y Madero, incapaz de entender que más bien se le ubicará como alguien tan demagogo como Luis Echeverría, inepto como José López Portillo y corrupto como Enrique Peña Nieto. Una combinación, eso sí, también histórica (aunque con minúscula).

 

Las crisis que no existen

Los famosos “otros datos” son solo un eslabón en esa cadena mental obradorista, una de las columnas de la “otra realidad” que se forja en la mente presidencial. Por ello las crisis sanitaria y económica, ambas explotando y hundiendo al país, no hacen mella alguna en su ánimo.

Los números de contagiados y muertos por COVID-19 son subestimaciones, pero con todo muestran una pandemia fuera de control… excepto para quien controla el gobierno. Porque la administración federal ya estaba preparada, con meses de anticipación, cuando inició el contagio masivo. Porque México ha sido un ejemplo en el manejo de la enfermedad a nivel global, que con rapidez fue “domada”. ¿La infraestructura hospitalaria? Por supuesto que no se ha saturado.

Los enfermos y muertos se apilan, pero todo se encuentra bajo control. El Presidente no muestra la menor alarma, porque en realidad no la siente. Está, además, el factor López Gatell. López Obrador tiene una inusual habilidad para encontrar personas con buenas, incluso excepcionales, credenciales que avalan sus fantasías. El Subsecretario de Salud proporciona ese barniz de credibilidad, al menos para ciertos sectores.

Como su jefe, el Subsecretario cambia constantemente la narrativa con aplomo, y cuando es necesario llegando a la abyección, como fue cuando declaró hace meses que el Presidente era una “fuerza moral” y no una posible fuente de contagio. Quizá fue el momento en que AMLO confirmó que tenía al hombre que requería, quien justificaría cualquier cosa con tal de complacer sus caprichos, como es el peregrinar constantemente por el país.

El Presidente no necesita consejos, menos todavía que lo contradigan, sino que se coincida con sus ideas, se apoyen sus ocurrencias y que estas se ejecuten como quiere. Como diría un clásico, López Gatell le vino como anillo al dedo a López Obrador.

Con respecto a la crisis económica, el Presidente está igualmente tranquilo. ¿Colapso del PIB, a niveles no vistos en casi 100 años? Ya lo ha dicho muchas veces: el Producto Interno Bruto realmente no representa la felicidad o el bienestar del pueblo, por lo que está diseñando una medida alternativa.

¿Empresas cerrando? El gobierno no está para salvar empresarios, no se trata de hacer otro Fobaproa. ¿Desempleo masivo? No importa, porque el 70% de las familias del país reciben un apoyo del gobierno. Así, ricos y clase media tienen sus propios recursos, y el resto cuenta con un soporte gubernamental.

El problema de ese 70% es que no hay forma de comprobar el dato, y que los “apoyos” incluyen programas como las becas Benito Juárez, esto es, previamente existentes, con otro objetivo (apoyo a estudiantes) e insuficientes para compensar un súbito desempleo en la familia. Todo esto además de que, gracias a las obras públicas del gobierno, se crearán dos millones de empleos en 2020, o al menos eso cree AMLO.

 

¿Cómo reaccionará ante el rechazo?

El Presidente vive en su tierra de fantasía, pero en esas salidas que tanto adora algo permea la realidad. Ya no solo recibe aplausos, sino crecientemente abucheos. Viaja rodeado de protección, olvidado eso de que el pueblo lo protege. Además, por supuesto, están las redes sociales, mostrando sus mentiras y contradicciones.

Crecientemente, López Obrador muestra enojo ante el rechazo y las críticas. El candidato y Presidente burlón ahora se queja con frecuencia de ser el titular del Ejecutivo más criticado de la historia. El mesías se transforma, ocasionalmente, en mártir.

Lo preocupante será ese choque (parcial y temporal) de realidad con las fantasías que constantemente alimenta. No puede esperarse una admisión de error de quien nunca se equivoca, menos un cambio de rumbo. Pero sí una dosis de coraje y resentimiento de quien considera que las masas deben de vitorear cada una de sus acciones.

Un paralelismo interesante puede proporcionarlo José López Portillo, otro megalómano que también vio destrozados sus ensueños petroleros (aunque la fantasía obradorista sobre Pemex sigue firme). Con la economía hundida en una crisis, optó por culpar a los ricos, nacionalizó la banca y estableció un rígido control de cambios. Una radicalización similar, con acciones imprevisibles, no puede descartarse en el caso de AMLO.

El detalle es que JLP perdió el rumbo en el último año de su gobierno, mientras que al actual inquilino de Palacio le quedan más de cuatro. La agonía será larga, quizá con la única excepción de quien seguirá viviendo en una tierra de fantasía en que todo va “requete bien”, y si algo sale mal no es su culpa.

ACERCA DEL AUTOR
Sergio Negrete
Doctor en Economía (Essex, Reino Unido), Licenciado en Economía (ITAM) y Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UNAM). Profesor-Investigador en el ITESO.Fue funcionario en el Fondo Monetario Internacional y en el gobierno de México.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Julio 2020 >>
D L M M J V S
   
01
02
03
04
05
06
07
08

09

El austero autodestructivo
10
11
12
13
14
15

16

Un Presidente en su tierra de fantasía
17
18
19
20
21

22

AMLO, el empeorador
23
24
25
26
27
28

29

La larga agonía del grado de inversión
30
31