Econokafka
Economía, política, historia.

Segundo informe de una realidad alternativa

02-09-2020 12:12

La realidad alternativa está firmemente cimentada en la mente presidencial: lo que ha hecho es transformacional y extraordinario. Una muy mala noticia para quienes esperaban un cambio de rumbo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador durante la ceremonia en Palacio Nacional con motivo de su Segundo Informe de Gobierno. (Foto: lopezobrador.org)
El presidente Andrés Manuel López Obrador durante la ceremonia en Palacio Nacional con motivo de su Segundo Informe de Gobierno. (Foto: lopezobrador.org)

El Segundo Informe de Gobierno fue una confirmación de que el Presidente de la República vive en una realidad alternativa. Pero fue mucho más que eso: también la ratificación de una estrategia, dada su creencia de que la adoptada desde inicios de su gobierno funciona, y eso es igualmente preocupante.

 

Un Presidente impoluto, austero y ahorrativo

Apenas unos días tras la divulgación de videos mostrando a su hermano recibiendo dinero en sobres, y llevando escrupuloso registro de la entrega, López Obrador arrancó su Informe presumiendo de honestidad personal y que encabeza un gobierno que no será recordado por sus corruptelas. No importa que el propio inquilino de Palacio aceptara que los videos fuesen reales, y que desde entonces haya un llamativo silencio por su parte sobre Emilio Lozoya y las numerosas horas de video que, según se dice, entregó.

La destrucción de la “marca AMLO” de una persona impoluta fue, simplemente, ignorada por el Presidente. Su explicación (anterior al Informe) fue que esos dineros eran “aportaciones” del pueblo para el “movimiento”, incluso esa justificación una admisión abierta de delito electoral. El Presidente ya dejó esa exhibición atrás, y retomó su discurso de honradez como si nada. Unas palabras que solo comprarán sus fanáticos, pero al parecer eso es suficiente. Dada la tan reciente exhibición de su hermano, las palabras representan más pinceladas de esa realidad alternativa:

"Este gobierno no será recordado por corrupto. Nuestro principal legado será purificar la vida pública de México y estamos avanzando. No hemos emprendido persecuciones facciosas ni venganzas políticas, pero tampoco encubrimos a nadie ni permitimos la impunidad. Ya se acabó la robadera de los de arriba, pero todavía falta desterrar por completo el bandidaje oficial"

No solo eso, sino que incesante combate a la corrupción combinado con la austeridad ha significado extraordinarios ahorros para el Gobierno Federal.

"Ya no hay lujos en el gobierno y todo lo que se ahorra se destina a conseguir el bienestar del pueblo. Según cálculos oficiales, por no permitir la corrupción y por hacer un gobierno austero, hemos podido ahorrar durante nuestra administración alrededor de 560 mil millones de pesos. No es para presumir, pero en el peor momento contamos con el mejor gobierno."

Una de las varias cifras misteriosas del Informe. Es improbable que un día se explique cómo se llegó a esa extraordinaria cifra, aunque una parte se explicaría por los despidos y recortes salariales al funcionariado federal. Pero, como tantos otros elementos de la realidad alternativa, quedará grabada con fuego en la mente obradorista para ser citada en el futuro: cientos de miles de millones ahorrados por una administración honesta y austera.

 

Política social, colchón contra el COVID

Otras cifras importantes de la realidad alternativa caen en la esfera de política social.

* A siete de cada 10 familias está llegando al menos un beneficio social o (una generalización peculiar) “algo del presupuesto público”.

* El 100% de las comunidades indígenas y de los más pobres del campo y de la ciudad se benefician con al menos uno de los programas sociales.

* Por medio de los programas sociales se apoya 23 millones de familias.

* Nueve millones de adultos mayores, así como niños con discapacidad, recibieron por anticipado sus pensiones (sólo falta pagar noviembre y diciembre). En ocho meses se destinaron a estos programas 115 mil millones de pesos.

* Ya no hay “ninis”: o son estudiantes becados o aprendices contratados con salario mínimo para que puedan capacitarse y salir adelante. Por lo tanto, esos jóvenes ya no podrán ser carne de cañón para la delincuencia, sino que están ayudando a construir el futuro.

* Tres millones de agricultores y pescadores están siendo apoyados, se les otorgan recursos de manera directa, se les ayuda con jornales para cultivar sus tierras, se les entrega fertilizantes de manera gratuita y se establecieron precios de garantía para comprar a productores del campo maíz, frijol, arroz, trigo y leche.

AMLO de ahí extrapoló al COVID: las pensiones a los adultos mayores, sin aumentar por la pandemia, les habían ayudado a recluirse en casa, aparte de que atención médica y medicamentos gratuitos se han convertido en “derechos sociales prioritarios y obligatorios”, quizá uno de los dichos más ofensivos para aquellos (destacadamente niños con cáncer) que han carecido de los mismos.

Mención aparte merece la peculiar caravana con sombrero ajeno que, ya de forma rutinaria, hace el Presidente con respecto a los trabajadores que han migrado al extranjero, destacando el importante incremento de las remesas y que ayudan, según sus cifras, a 10 millones de familias.

En pocas palabras: el Segundo Informe presentó a un gobierno que ha extendido un impresionante manto protector y de apoyo para los que menos tienen. Es la confirmación de una firme convicción que tiene el Presidente y cuya realidad realmente desconoce y además se desconoce, dado que en muchos casos no existen padrones de beneficiarios u otra clase de datos duros.

 

Una economía que repunta

Con respecto a la economía, lo presentado destacó por la falsedad, distorsión o comparativos que buscaban presentar las cifras bajo una óptica más amable:

* La recuperación será en “V”, dijo AMLO. No hay ninguna cifra de crecimiento que se pronostique para 2021 (o incluso en años posteriores) que sustente ese dicho. Al contrario, se espera una lenta recuperación, con el PIB per cápita de 2024 en niveles similares al de 2014.

* El peso superó las 25 unidades por dólar, pero ya está debajo de 22.

* La mezcla mexicana de petróleo pasó de cero a cuarenta dólares el barril.

* Se perdieron un millón de empleos en la pandemia, pero había 20.5 millones en total, o sea que en realidad la buena noticia es que se conservaron 19.5 millones (las cifras de empleo informal brillaron por su ausencia). Y de ese total ya se recuperaron 93 mil en el mes de agosto.

* El consumo de productos básicos aumentó en 9.5% en la pandemia (de otros productos no aportó cifras).

* Recaudación tributaria e inversión extranjera durante el primer semestre se mantienen en niveles similares a los del mismo periodo de 2019.

* Sí, durante el primer semestre la economía se contrajo 10.4%, pero a Italia, España, Francia y Reino Unido les fue peor.

 

Un futuro con sólidas bases

López Obrador presumió reiteradamente que su gobierno no hizo lo que tantos otros: preservar empleos por medio del rescate de empresas. Una vez más, presentó esos esfuerzos como el uso de dinero público como apoyo para ricos y corruptos. Si algo muestra esa perspectiva es que la mantendrá en el futuro.

Con respecto a ese futuro cercano y lejano, hubo una declaración notable:

"Ya está en marcha la nueva política económica sustentada en la moralidad, la austeridad y el desarrollo con justicia. Sigue en pie el compromiso de terminar de sentar las bases del México del porvenir para el 1º de diciembre próximo, cuando se cumplan dos años de gobierno."

A partir de entonces, una vez que se tengan construidos los cimientos, sólo quedará la tarea de terminar la obra de transformación y seguir gobernando con rectitud y amor al pueblo para contar siempre con su respaldo.

La realidad alternativa está firmemente cimentada en la mente presidencial: lo que ha hecho es transformacional y extraordinario. Para fines de 2020 estarán las bases terminadas, y solo será cuestión de continuar con lo ya establecido. Para aquellos que todavía tenían la esperanza de un cambio de rumbo, sin duda muy malas noticias.

ACERCA DEL AUTOR
Sergio Negrete
Doctor en Economía por la Universidad de Essex, Reino Unido. Licenciado en Economía por el ITAM. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM. Profesor-Investigador en el ITESO. Fue funcionario en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en el Gobierno de México.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Septiembre 2020 >>
D L M M J V S
  
01

02

Segundo informe de una realidad alternativa
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12

13

El optimismo en las finanzas públicas suele acabar mal
14
15

16

Vislumbrando el futuro del peso: un análisis simple
17
18
19
20
21
22

23

La nueva normalidad global y un México atípico
24
25
26
27
28
29
30