Pan, Circo y Pecunia
.

El ajedrez petrolero: la OPEP mueve hoy pieza

27-11-2014 11:43

El precio del petróleo se ha convertido en una dama que se puede mover por todas las casillas a una velocidad de vértigo, y que según cómo se desplace puede cambiar el tablero geopolítico y económico del mundo. En este juego, en un extremo del tablero está EU y en el otro está la OPEP.

El mercado petrolero se ha convertido en un gran tablero de ajedrez, y como decía Boris Spassky de los enfrentamientos contra su eterno y genial rival Bobby Fischer, esta partida no es una mera cuestión de si vas a ganar o perder, es una cuestión de si vas a sobrevivir. El precio del petróleo se ha convertido en una dama que se puede mover por todas las casillas a una velocidad de vértigo, y que según cómo se desplace puede cambiar el tablero geopolítico y económico del mundo. En este juego, en un extremo del tablero está Estados Unidos; en el otro está la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) concentrados en torno a Arabia Saudí e Irán, ese pueblo árabe que fue el primer gran maestro del ajedrez. Hoy, en Viena, la OPEP mueve pieza.

La reunión llega con el precio del petróleo vencido. Ayer la referencia del mercado norteamericano, el West Texas Intermediate (WTI), cerró en un nuevo mínimo de cuatro años, los 73.69 dólares. La mezcla mexicana, en consonancia con el comportamiento del WTI, ya cotiza por debajo de los 70 dólares, niveles que no se veían desde septiembre de 2010. La referencia europea, el Brent, terminó el miércoles por debajo de 78 dólares. Con esto, las tres referencias se han despeñado más de un 30% desde sus máximos del año registrados a mediados de junio.

No, los países de la OPEP no tienen que ganar, tienen que sobrevivir. Y para eso necesitan precios del petróleo más alto. Sólo así pueden cubrir su gasto público y financiar su crecimiento. Venezuela, prácticamente quebrada con los actuales niveles del petróleo, ha encabezado la reivindicación de la OPEP de reducir las cuotas, detener la caída del precio e impulsar su recuperación, petición que apoyan otros países como Irak. Pero también se han acercado a Viena a negociar y presionar posibles reducciones en la producción países exportadores no miembros del cártel como Rusia o México. En efecto, reducir la actual sobreoferta de crudo precisaría de la cooperación de algunos exportadores que no pertenecen al grupo y que están interesados en incrementar su precio.  

Sin embargo, Arabia Saudí, el mayor exportador de petróleo del mundo y líder de facto del cártel, se resiste a recortar la producción. Y en la misma postura se encuentra otro poderoso miembro, Irán. Y si los dos miembros de más peso de la OPEP se mantienen de brazos cruzados, será difícil que algún otro se mueva. Por tanto, todo parece indicar que hoy, en Viena, no se decidirá una reducción en la producción. Actualmente, la cuota de la OPEP es de 30 millones de barriles diarios. Pues bien, nos tememos que la cuota se mantendrá intacta o se anunciará una reducción marginal e insuficiente para revertir la tendencia a la baja del crudo. O tal vez exijan un mayor rigor a la hora de cumplir con los techos de exportación, sobre todo a Arabia Saudí, con el fin de ajustar la producción a dicha cuota de 30 millones de barriles al día. En octubre, por ejemplo, la OPEP bombeó 30.974 millones de barriles al día, superando la cuota por quinto mes consecutivo.

Esa decisión de Arabia Saudí e Irán está encaminada a sostener los precios del barril bajos por un tiempo con el fin de golpear la producción de petróleo de fractura hidráulica estadounidense, mucho más cara e inviable financieramente en caso de que los precios del crudo se sitúen en niveles bajos de manera sostenida. Arabia Saudí presume que, gracias al colchón de efectivo que ha constituido durante los años de auge, puede aguantar precios bajos durante dos o tres años. De este modo, se reduciría el exceso de oferta de crudo y se estabilizarían los precios del barril sin que los países de la OPEP pierdan cuota de mercado.  

Sin embargo, una decisión así nos tememos que provoque otra corrida a la baja del precio del crudo.  Arabia Saudí ha afirmado que ellos están cómodos en tanto el precio del barril del Brent no llegue a los 70 dólares. Sólo en esos niveles parecen estar dispuestos a reaccionar. El haber establecido un precio objetivo que podrían defender parece predisponer al mercado a probar ese nivel: si la OPEP se mantiene de brazos cruzados, el barril Brent podría descender, de forma abrupta, hacia los 70 dólares comparado con los actuales 77 dólares. 

Además, la volatilidad en estos dos días que quedan de la semana puede ser extrema, y no sólo por el anuncio en sí de la OPEOP. Hoy, Día de Acción de Gracias, mucho operadores estarán fuera de sus pupitres para reunirse con sus familias y cenar un pavo asado o rostizado. Y con un volumen bajo en el mercado, los movimientos del mercado pueden resultar aún más violentos.

Además, y dicho esto, los 70 dólares para el barril de Brent puede ser un primer piso en caso de entrar en una nueva corrida a la baja: analistas ya empiezan a vislumbrar un descenso hasta los 60 dólares el barril en caso de que la OPEP no recorte la cuota de exportación en un 3%, o un millón de barriles al día, y hacia allá pueden empujar las fuerzas especulativas y de cobertura. En caso de que se materialice un escenario de rápidos descensos del precio del petróleo, veremos si la OPEP no se ve forzado a convocar una nueva reunión en el corto plazo, quizás en algunas semanas. Entre tanto, en México la mezcla puede seguir descendiendo en línea con lo que sucede con los precios internacionales.

En el otro lado del tablero, Estados Unidos también parece estar complacido con la caída del precio del petróleo y puede terminar siendo una jugada maestra. La sobrevivencia, en este caso, se refiere a las empresas petroleras y pozos que ya no sean rentables con los nuevos precios. Pero al contrario que con los países de la OPEP, la salud de su economía ha ido a mejor.

Así, el declive del crudo ha representado una fuerte ofensiva de su economía, sobre todo de su ingente ejército de peones consumistas que ha avanzado en bloque. La caída de más del 30% del WTI ha implicado un derrumbe del 34% en los futuros del galón de gasolina. Un abaratamiento de esa magnitud en el precio de la gasolina supondría, según algunas estimaciones, un ahorro anual de 150,000 millones de dólares. Por tanto, cuando los estadounidenses van a surtir sus autos de combustible, salen con más dólares en sus carteras, y ese dinero ahorrado lo gastarán en el consumo de otros bienes y servicios, impulsando el gasto de consumo privado, que representa en torno a un 70% del PIB, y revitalizando a la economía en general.

A su vez, la caída del precio del petróleo ha contenido las presiones inflacionarias en Estados Unidos. Esas menores presiones de precios permitirán a la Reserva Federal actuar con calma a la hora de empezar un ciclo de subida de tasas, con un mayor margen de discrecionalidad, sin la urgencia de intentar contener una tendencia alcista en los precios con los efectos perturbadores que podría ocasionar a nivel global.

Por otro lado, el derrumbe de los precios del crudo puede ser un jaque mate para los eternos antagonistas de la nación que vio nacer a Bobby Fischer, países como la Rusia de Spassky, que ya sufre los estragos de la caída del precio del crudo y de las sanciones económicas resultado de su provocación ucraniana,  Venezuela o Irán.

Por tanto, México debe ponerse en guardia porque nos tememos que vienen precios del petróleo aún más bajo. Así lo desean ambos contendientes. En un lado del tablero, Arabia Saudí e Irán así lo pretenden porque creen que esa estrategia es la más efectiva para arrinconar y hacer que se rinda la producción de petróleo de esquisto estadounidense. En el otro lado del tablero, el gobierno y la Fed de Estados Unidos ven con gusto que la caída del precio del petróleo alivie al consumidor y abra la cartera para consumir más en otro tipo de bienes y servicios, con el espaldarazo que eso supone para la recuperación. Los grandes y sesudos maestros se enrocan para que el precio del petróleo pierda valor… a los demás, les toca sobrevivir.

Infografía

La reunión de la OPEP de hoy se celebra con los precios vencidos. El WTI, el Brent y la Mezcla Mexicana se han hundido más de un 30% desde sus máximos del año registrado a mediados de junio y cerraron en la víspera en nuevos mínimos de cuatro años…   

Fuente: Bloomberg

 

… algunos países de la OPEP han presionado al cártel para reducir las cuotas. Pero todo parece indicar que no se materializará ante la resistencia de Arabia Saudí e Irán a recortar la cuota. Como mucho, se exigiría una mayor rigor para cumplir la actual cuota, de 30 millones de barriles al día, o cualquier reducción que se anunciara sería marginal y poco significativa… 

 

Fuente: Bloomberg

 

… la actual  oferta de petróleo es superior a la demanda. Ese exceso se debe sobre todo al auge energético de Estados Unidos por la explotación de petróleo de esquisto, que ha llevado la producción a máximos de 30 años… 

 

Fuente: Bloomberg

 

… en Estados Unidos, el precio del crudo se ha traducido en un abaratamiento del precio del galón de gasolina, que se haya en su nivel más bajo desde noviembre de 2010. El menor precio de la gasolina está liberando ahorros al consumidor para gastar en otros bienes y servicios y fortalecer la recuperación. 

Fuente: Bloomberg 

ACERCA DEL AUTOR
José Miguel Moreno
Economista por la Universidad Autónoma de Madrid. Trabajó en la consultoría estadounidense Stone & McCarthy Resarch en Londres, Nueva York y México DF, realizando análisis para las economías de Europa y América Latina. En México fue director editorial de Infosel, así como consejero, columnista y jefe de análisis económico de El Semanario de Negocios y Economía . Además de conferencista, ha colaborado con T1msn, Invertia, Radio Intereconomía, O Estado de Sao Paulo y The Miami Herald, entre otros medios. Actualmente dirige “Llamadinero.com”, es asesor, colaborador de la revista Forbes México y profesor titular en la Facultad de Economía de la UNAM.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Noviembre 2014 >>
D L M M J V S
      
01
02
03
04
05
06
07
08
09

10

La guerra petrolera de Estados Unidos y la OPEP
11
12
13
14
15
16
17
18
19

20

Economía México: otro trimestre sin terminar de despegar
21
22
23
24

25

China y su drogodependencia al crédito barato
26

27

El ajedrez petrolero: la OPEP mueve hoy pieza
28
29
30