Pulso Económico
.

Dos Enfoques, una conclusión

06-08-2014 10:04

En teoría, los dos enfoques deberían complementarse uno al otro, pero en la práctica no parece ser el caso.

El INEGI maneja dos escuelas distintas de interpretación de los ciclos económicos. El primero, la clásica, fue desarrollada por el Buró Nacional de Investigación Económica (NBER) de Estados Unidos hace ya poco más de 80 años.

El INEGI empezó a desarrollar indicadores compuestos (coincidente y adelantado) a partir del 2000 con esta metodología y lo mantiene como el SICCA (Sistema de Indicadores Compuestos: Coincidente y Adelantado). El segundo, de crecimiento, lo ha promovido la OCDE desde hace un par de décadas.

El INEGI decidió calcular indicadores con este enfoque a partir de fines del 2010 y lo divulga como el SIC (Sistema de Indicadores Cíclicos). En teoría, los dos enfoques deberían complementarse uno al otro, pero en la práctica no parece ser el caso.

Para desarrollar un indicador compuesto coincidente, primero se tiene que localizar indicadores económicos mensuales con propiedades “coincidentes”, es decir, cuyos movimientos concuerdan con el ciclo económico. 

La teoría nos dice que pueden ser indicadores como los globales de actividad económica, producción industrial, ventas al por menor, empleo, la tasa de desempleo y las importaciones. Posteriormente, se procede a agrupar en un solo índice (compuesto) los indicadores localizados. Este indicador se compone de variables reales y ajustadas por la estacionalidad. En el caso de la escuela clásica, se analiza la trayectoria de la variable para observar cuándo sube y baja para determinar las diferentes etapas del ciclo (recesión, recuperación y expansión).

En el caso de la segunda escuela (de crecimiento), se filtra el ruido blanco y se elimina la tendencia de largo plazo, para aislar el componente “tendencia-ciclo” del indicador compuesto. Posteriormente, se iguala la tendencia de largo plazo a 100 a través del tiempo.

Para esto es importante recordar que cualquier serie de tiempo tiene cuatro componentes: estacionalidad, tendencia-ciclo, tendencia de largo plazo y ruido blanco. Posteriormente, se compara el componente tendencia-ciclo con la tendencia de largo plazo y así se determinan las etapas de ciclo (desaceleración, recesión, recuperación y expansión).

Aunque los dos enfoques utilizan términos parecidos (como recesión) para etiquetar las etapas del ciclo, es importante subrayar que no significan lo mismo y no necesariamente van a coincidir. Por ejemplo, una recesión para la escuela clásica es una caída generalizada y sostenida en la actividad económica, que se extiende a los mercados laborales.

Sin embargo, para la escuela de crecimiento estar en una recesión es que la actividad económica se ubica por debajo de su potencial y dura mientras se esté alejando del mismo. Estas diferencias han propiciado mucho debate en los últimos años en México, ya que mientras el enfoque de la OCDE (SIC) señaló la existencia de una clara recesión entre junio del 2012 y febrero del 2014, el enfoque clásico (SICCA) simplemente marcó que la etapa de expansión pasó por cierto estancamiento, pero sin entrar en recesión.

El INEGI publicó el miércoles 6 de agosto los resultados de ambos para mayo. El SIC registró un incremento, aunque todavía por debajo de la tendencia de largo plazo, por tercer mes consecutivo. Por lo mismo, se establece que estamos en una etapa de recuperación a partir de marzo después de haber sufrido una recesión de 21 meses. En la gráfica se puede apreciar que así como la recesión fue de poca profundidad, la recuperación es incipiente y todavía débil.

En cambio, aunque el SICCA señala un incremento también por tercer mes consecutivo, el nivel de mayo registra un nuevo máximo histórico por primera vez desde noviembre del 2012. En este caso, sin poder decir que pasamos por una recesión, el indicador “sugiere” que ha terminado el estancamiento y retomamos la expansión.

Aunque las dos escuelas no comparten la terminología o etiquetas para describir la etapa en que nos encontramos, lo más importante es que coinciden en señalar que pudiéramos ya estar viendo la luz al final del túnel. Ojalá que sea la luz de una nueva etapa de plena expansión y la de un tren que nos va arrollar. 

ACERCA DEL AUTOR
Jonathan Heath
Jonathan Heath tiene acumulado más de 35 años de experiencia en el análisis de la economía mexicana y sus perspectivas, tiempo durante el cual fue el Economista Principal de México para varias instituciones financieras globales y consultorías internacionales. Ha sido profesor en siete universidades, siendo la última, la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco, donde fue profesor visitante de tiempo completo de 2014 a 2016. Los cursos que más ha impartido son relacionados a la economía mexicana, su historia y sus perspectivas. Como fruto de su experiencia en el tema, ha recibido invitaciones como conferencista en más de 30 universidades en México y en Estados Unidos. A mediados de 2010 Jonathan fue investigador invitado en el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), donde escribió el libro, “Lo que Indican los Indicadores: cómo utilizar la información estadística para entender la realidad económica de México”. A partir de este libro, fue invitado por el Foro Educativo del Museo Interactivo de Economía (MIDE) a formar el “Diplomado en Indicadores Macroeconómicos de Coyuntura de México”, del cual es actualmente el Coordinador y Profesor en su sexta edición. Vale mencionar que el libro es actualmente texto obligado en la mayoría de las universidades del país. Sus artículos, ya más de dos mil, han aparecido en más de 60 periódicos y revistas, tanto en México como en el exterior. Tiene una columna regular en la sección de Negocios del periódico Reforma desde 1995, que se reproduce en El Norte y varios periódicos más. A través de su carrera como economista, ha dado conferencias sobre las perspectivas de la economía mexicana y América Latina en más de veinte países. También es comentarista frecuente en radio y televisión.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Agosto 2014 >>
D L M M J V S
     
01
02
03
04
05

06

Dos Enfoques, una conclusión
07

08

¿Debe preocupar la inflación?... creo que no
09
10
11
12
13

14

La Siguiente Ronda
15
16
17
18
19

20

Lo Mínimo en torno al Salario Mínimo
21

22

¿Qué nos dice el PIB del Segundo Trimestre?
23
24
25
26

27

La Estructura Laboral Mexicana La Propuesta del Salario Mínimo: algunas preguntas y respuestas
28
29
30
31