Ethos Laboratorio de Políticas Públicas
1. Identificamos problemáticas. 2. Investigamos y exploramos. 3. Proponemos y ejecutamos soluciones.

¿Qué aporta un Anexo Transversal al Sistema Nacional Anticorrupción?

12-10-2016 17:41

Para evaluar la eficiencia del SNA es necesario contar con un Anexo Transversal que permita identificar quién y en qué se están gastando los recursos públicos para combatir la corrupción.

Por: Dalia Toledo y Jonathan Jiménez

Investigadores Área de Desarrollo Social y Económico

Ethos Laboratorio de Políticas Públicas

 

 

Hace cerca de cuatro semanas, Ethos Laboratorio de Políticas Públicas, junto con otras organizaciones de la sociedad civil, presentamos una carta a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y al Poder Legislativo, cuya principal demanda es un presupuesto más transparente para el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). Esto surge por la falta de mecanismos de rastreo que den visibilidad a los ejecutores del gasto dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), lo que limita la evaluación de la planeación, asignación, ejecución y medición de su eficiencia.

La irrastreabilidad del gasto deriva en las distintas estimaciones que se han publicado sobre el monto que destina el gobierno federal para que el Sistema opere tanto para las nuevas instituciones como para las que ya existen. Como respuesta a dicha problemática, hemos expuesto que es necesario contar con mecanismos de rastreo para el combate a la corrupción y, con ello, un Anexo Transversal sobre el presupuesto destinado al combate a la corrupción.

El Anexo Transversal, es una herramienta presupuestaria que surge de la necesidad de identificar quiénes –ya sean dependencias completas, unidades de las mismas o entidades– y cuánto gastan en un tema determinado. La obligatoriedad de éstos debe estipularse en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH). Cabe destacar para que un Anexo Transversal surja, no necesariamente debe estar en la ley sino que puede crearse directamente en el decreto de presupuesto.

No obstante para que esto ocurra,  el tema debe ser puesto en la mesa, ya sea por el Plan Nacional de Desarrollo (PND) o por la aprobación de alguna Ley General que requiera la aplicación transversal del tema. Una vez que se junte la voluntad política suficiente como para hacer reformas a la LFPRH, se incorpora su obligatoriedad.

Dado su diseño podemos distinguir dos tipos de anexos transversales:

  1. Los que no tienen implicaciones más allá de la mera visibilidad dentro del presupuesto de egresos, y
  2. Los que generan obligaciones y modificaciones al ciclo presupuestario.

En el primer caso, se encuentra el Anexo de Acciones Para La Prevención Del Delito, Combate A Las Adicciones, Rescate De Espacios Públicos Y Promoción De Proyectos Productivos. Éste, es el único que no es obligatorio de acuerdo con la LFPRH, así como tampoco está dentro de los anexos técnicos que acompañan el PPEF. Los anexos técnicos, usualmente tienen la metodología del cálculo del presupuesto por ejecutor. No obstante, para este caso no sucede.

Por otra parte,  el Anexo de Erogaciones para la Igualdad Entre Mujeres y Hombres, es uno de los más completos. No sólo por la visibilidad que se le da a los ejecutores de gasto, sino porque su creación implicó:

  • La reforma a la Ley de Planeación con el fin de incorporar la perspectiva de género en el proceso presupuestario, lo que significó que la equidad de género se volviera un eje rector del PND, que la planeación y ejecución del gasto fuera pensada con perspectiva de género y que se generaran indicadores de resultados con enfoque de género para evaluar los resultados de los programas.
  • Además de que la reforma de la LFPRH hizo obligatorio la conformación del Anexo, se determinó la irreductibilidad de sus recursos para este tema.

Con esto, se consigue tener que, además de saber exactamente cuánto y quién gasta para la equidad de género, el tema adquiere importancia en todas las fases del ciclo presupuestario. Cabe destacar que si bien el Anexo es una herramienta que abona a la transparencia y rendición de cuentas del Sistema, se deben crear mecanismos que a la par consigan un monitoreo del SNA eficiente.

El ideal, en el tema anticorrupción, es que exista un anexo transversal con los atributos del Anexo de equidad de género. Con ello, se debería designar a un encargado de monitorear la planeación, ejecución y resultados de los recursos destinados al combate de la corrupción. No obstante, dado que el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2017 ya se encuentra en la Cámara de Diputados para su discusión y aprobación, no es posible requerir que las dependencias realicen nuevamente sus estimaciones presupuestales considerando el combate de la corrupción como una estrategia transversal.

La creación de un Anexo Transversal de este tipo para el gasto anticorrupción tomará más tiempo. Sin embargo, sí podemos esperar, al menos, un Anexo como el de acciones para la prevención del delito. Éste, conseguiría ir abriendo terreno en la visibilidad de quiénes son los ejecutores del gasto así como de la discusión sobre la necesaria evaluación de la eficiencia del gasto, y con ello aspirar a tener un país con menor corrupción.

ACERCA DEL AUTOR
Ethos Laboratorio de Políticas Públicas
Somos un Laboratorio de Ideas (Think Tank) que transforma investigaciones y experiencias en recomendaciones claras y acciones concretas de política pública. Nuestro principal objetivo es atender los problemas más relevantes y principales retos para el desarrollo y progreso de México.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Octubre 2016 >>
D L M M J V S
      
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11

12

¿Qué aporta un Anexo Transversal al Sistema Nacional Anticorrupción?
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31