Ethos Laboratorio de Políticas Públicas
1. Identificamos problemáticas. 2. Investigamos y exploramos. 3. Proponemos y ejecutamos soluciones.

El animal emprendedor según Mariana Mazzucato

27-02-2015 11:54

Si pensamos en un animal parecido al sector público, ¿en que animal pensarías? Probablemente sea un animal lento, grande y hosco. Tal vez un rinoceronte enfadado, que no tenga ganas de hacer nada novedoso, ni de moverse de lugar. Si en cambio eligiéramos un animal parecido al sector privado, ¿que animal sería? Uno ágil, rápido y competitivo, listo para cazar y devorar a su rival. Tal vez un leopardo.

Por: Sofía Alessio 

Mariana Mazzucato, Doctora en Economía por The New School for Social Research y profesora de Economía de la Innovación en la Universidad de Sussex, sostiene que el repetido y conocido discurso que afirma que el sector público es un animal lento, grande y gris, está muy equivocado. El Estado tiene el potencial de ser una institución emprendedora y competitiva dentro de diversos mercados, llevando a cabo fuertes inversiones, asumiendo grandes riesgos pero también generando grandes beneficios. 

La mayoría de nosotros suponemos que el Estado sólo existe para mantener la paz, imponer justicia, resolver las diversas fallas de mercado o solucionar externalidades. Creemos que el Estado es sólo un enorme rinoceronte inactivo. En realidad el Estado es capaz de mucho más. Para cambiar esa línea de pensamiento creada por un discurso milenario, es necesario tomar en cuenta que la gran mayoría de las revoluciones tecnológicas que han sucedido en el último siglo (TICs, nano, green, biotech), ocurrieron en gran parte gracias a inversiones realizadas por el sector público (en muchas ocasiones trabajando con el sector privado) como apunta Mazzucato.

Los sistemas de producción en masa, la tecnología aeroespacial, el internet, la energía nuclear y la nanotecnología son algunos ejemplos de avances tecnológicos que no hubieran sucedido sin la participación activa del Estado. Por citar un caso concreto: todo lo que hace que un smartphone sea “smart”, (internet, comunicación celular, GPS, microchips, Siri, pantalla touch screen) fue co-financiado por algún gobierno. Sí el Estado es capaz de influir significativamente en los mercados, entonces también tiene el potencial de financiar proyectos de investigación aplicada y asumir los riesgos que hasta ahora sólo creemos que el sector privado, con su naturaleza de leopardo, puede asumir.

Pensemos en los productos inteligentes, software innovador y descubrimientos tecnológicos que usamos todos los días, ¿de qué país viene gran parte de ellos? Correcto, de Estados Unidos. Una de las razones por las que muchos de los descubrimientos y productos tecnológicos vienen de este país, es porque el gobierno ha tomado riesgos e invertido en investigaciones que han culminado en su creación. En los últimos años, Estados Unidos destinó aproximadamente más del 2.7% de su PIB para impulsar actividades de investigación y desarrollo, mientras que México, según estimaciones del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, en 2014 destinó el 0.56% del PIB en el mismo rubro.

Esto no quiere decir, que forzosamente todas las revoluciones tecnológicas vienen sólo de investigaciones financiadas por el sector público. Simplemente la experiencia internacional sugiere que existen muchas más posibilidades de que exista un avance tecnológico significativo si el Estado apoya, junto con el sector privado, los esfuerzos que buscan impulsar que ello suceda. Un país que no gasta en investigación y desarrollo es un país que no crece a todo su potencial.

Para que un país logre innovar, no sólo es necesario un mayor volumen de inversión en I&D, también hay condiciones precisas que identifica Mazzucato en su discurso para que dicha inversión llegue al puerto de la innovación, algunas de ellas son: i) Construcción de un programa acompañado de un discurso adecuado por parte del Estado que justifique su participación ii) Un marco jurídico fuerte que genere condiciones favorables para su intervención y coordinación con otros agentes; iii) Instituciones públicas que vean el fracaso como un paso necesario para llegar al exito, no como un retraso, o una perdida de tiempo; iv) Un Estado que esté dispuesto a emprender asumiendo ciertos niveles de incertidumbre. Es necesario que el Estado no se dedique únicamente a propiciar las condiciones adecuadas para la innovación, sino que participe activamente, creando y moldeando mercados y oportunidades.

Retomando el caso de México, vale la pena reflexionar sobre el tipo de Animales que tenemos. Si bien, en los últimos años el Gasto en Investigación y Desarrollo Experimental ha aumentado, paradójicamente la inversión del sector privado no ha mostrado un crecimiento significativo, lo cual ha provocado que el sector público permanezca como el mayor inversionista del GIDE (65% aproximadamente). Es por eso que el análisis de los animales en México en complejo, parece que tenemos un sector público - rinoceronte con ánimos de ser un leopardo, pero que todavía no lo logra y un sector privado - leopardo, con más características de rinoceronte que de felino.

Tanto el Estado mexicano como el sector privado tienen las condiciones para adoptar una actitud emprendedora que permita no sólo destinar mayores recursos a las actividades de innovación, sino también construir un marco institucional sólido y confiable que fomente la coordinación y cooperación para enfrentar los riesgos asociados al desarrollo tecnológico de gran impacto.

Uno de estos mecanismos institucionales son las Asociaciones Público-Privadas, las cuales como afirma Mazzucato, pueden convertirse en una herramienta eficiente para explotar el potencial científico y tecnológico, permitiendo al Estado participar de manera más activa en el desarrollo tecnológico significativo, compartiendo riesgos con el sector privado. En este sentido, ¿por qué no mejor tener dos leopardos?

Sofía es Investigadora en Ethos Laboratorio de Políticas Públicas.

Para más información, síguenos en Twitter y Facebook.

ACERCA DEL AUTOR
Ethos Laboratorio de Políticas Públicas
Somos un Laboratorio de Ideas (Think Tank) que transforma investigaciones y experiencias en recomendaciones claras y acciones concretas de política pública. Nuestro principal objetivo es atender los problemas más relevantes y principales retos para el desarrollo y progreso de México.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Febrero 2015 >>
D L M M J V S
01
02
03
04

05

El rol de los think tanks en el desarrollo de México
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26

27

El animal emprendedor según Mariana Mazzucato
28