IQ Financiero
.

Excluyen trabajo de Uncitral en nueva ley de concursos

31-01-2014 12:31

En Internet circula desde hace más de un año un extenso documento elaborado por expertos en derecho concursal que participan en la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil (Uncitral, por sus siglas en inglés). En ese trabajo se encuentran las conclusiones de muchas horas de análisis respecto a las mejores prácticas, condiciones y disposiciones del derecho concursal que se ocupa de la posibilidad que tienen las empresas en todo el mundo para buscar acuerdos con sus acreedores en caso de un problema de liquidez.

La ABM presionó al gobierno de Peña Nieto para que la reforma financiera modificara sustancialmente la Ley de Concursos Mercantiles, después de la crisis de pagos de Vitro.
La ABM presionó al gobierno de Peña Nieto para que la reforma financiera modificara sustancialmente la Ley de Concursos Mercantiles, después de la crisis de pagos de Vitro.

En México grupo Vitro, que dirige Adrián Sada Cueva; el Grupo Durango, de Miguel Rincón, que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) como Pappel y, por supuesto, Mexicana de Aviación, son ejemplos típicos de la aplicación del derecho concursal en México. Sin embargo, son sólo 500 casos -en más de 13 años- los que se tienen documentados en los tribunales. Corrupción, desconocimiento de la ley, asimetrías frente a los poderosos equipos de abogados con los que cuenta la banca, son sólo algunas de las razones que mantienen a las empresas mexicanas muy lejos del derecho concursal.

A pesar de ello, en el marco de la reforma financiera, la Asociación de Bancos de México (ABM), que preside Javier Arrigunaga, así como un nutrido grupo de corredurías extranjeras, presionaron al gobierno de Enrique Peña Nieto para que la reforma financiera -a cambio de más crédito para la economía- modificara sustancialmente el espíritu de la Ley de Concursos Mercantiles. Hoy, después de que esos cambios se aprobaron el pasado 11 de febrero, los abogados, litigantes y hasta los pasantes que buscan especializarse en esta rama del derecho mercantil están convencidos que la balanza de la Ley de Concursos Mercantiles hoy, lamentablemente, quedó a favor de los acreedores y no precisamente de los trabajadores que se ven afectados por un demanda de concurso mercantil.

Un ejemplo es el proceso de negociación que se sigue en la Ciudad de México en el tribunal de la juez Edith Alarcón en el caso de Mexicana de Aviación. La información sobre el convenio de capitalización de pasivos simplemente se da a cuentagotas para los trabajadores sindicalizados de tierra, para los sobrecargos y para los pilotos. No es la misma situación para los acreedores bancarios y para el gobierno federal. Es cierto, sin embargo, que el caso Mexicana ha sido atípico. Sin embargo, es una pequeña muestra de lo que sucede con el derecho concursal en el país y en los tribunales en donde se imparte justicia.

La historia, sin embargo, resulta más compleja porque en las reformas a la Ley de Concursos Mercantiles se ignoraron las recomendaciones de Uncitral que, por cierto, están disponibles para cualquier funcionario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a cargo de Luis Videgaray.

Los cambios

Parecería ocioso indagar sobre las causas y las motivaciones que impulsaron los cambios a la Ley de Concursos Mercantiles, sin embargo, abogados que siguen esta legislación, así como empresarios que confían en este recurso, reportan las escasas consultas del Poder Ejecutivo para presentar la propuesta de modificaciones al Poder Legislativo. Por ejemplo, un par de reuniones con la Barra Mexicana de Abogados fueron el único preámbulo que se registró con el sector de abogados que conocen de este tema. Después, los participantes en esas reuniones simplemente confirmaron que sus propuestas para el texto final presentado a los legisladores no fueron tomadas en cuenta.

Un tema controversial fue, por ejemplo, el de las empresas que aparecen en el juicio de concurso mercantil, como acreedores relacionados y que ahora, con la nueva legislación, tendrán un voto subordinado. Esa, en específico, fue una queja de los acreedores y tenedores de bonos del Grupo Vitro durante las negociaciones para llegar a una quita y reestructura de deuda. Cartas fueron y vinieron entre las representaciones consulares del gobierno de México y Estados Unidos y la queja fue clara: Vitro estaba desviando los posibles convenios gracias al voto de sus filiales, que también eran acreedores. La paradoja es que ahora México perdió este recurso, mientras en Estados Unidos y Canadá se permite la igualdad para acreedores relacionados.

 

LINK: Trabajo de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional sobre  ley concursal.

ACERCA DEL AUTOR
Claudia Villegas
Periodista y emprendedora con estudios en Comunicación Institucional y Marketing digital. Fundadora y directora de la revista Fortuna. Fue subdirectora del periódico El Semanario y coordinadora de la agencia de noticias de El Financiero, Finsat. En la agencia Reuters estuvo a cargo de la cobertura de empresas del mercado de valores y, antes en el periódico El Economista, cubrió el sector bancario. Es columnista en varios medios, colaboradora en W Radio. Es columnista en el diario La Crónica y el periodo regiomontano El Horizonte. Participa en la producción y conducción del programa de radio Salud, dinero y amor que se transmite por Grupo Acir por el 88.9 de FM.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Enero 2014 >>
D L M M J V S
   
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16
17

18

IQ Financiero
19
20

21

Comerci: Su venta después del rescate y los apoyos de la banca de desarrollo

22

Prueba Enlace ¿Quién se equivoca Mitra o Chuayffet?
23
24
25
26
27
28

29

Procesar, el corazón de las Afores
30

31

Excluyen trabajo de Uncitral en nueva ley de concursos