Sin Maniqueísmos
Sin Maniqueísmos es un blog dedicado a la actualidad mexicana, considerada en los contextos histórico e internacional. Los temas incluyen las élites empresariales, los medios masivos, las relaciones entre México y otros países, especialmente Estados Unidos, junto con libros y películas de importancia política y cultural.

El dinero y el repetido fracaso del Tri

17-06-2014 10:24

El afán local de lucrar impide a la selección mexicana y a otras selecciones latinoamericanas.

Es un hecho poco comentado que ninguna nación cuya temporada de fútbol se divide en torneos de apertura y de clausura ha participado en una final del mundial. Esto es un factor entre varios que demuestra cómo el afán de lucrar por parte de las televisoras nacionales está impidiendo el éxito de las selecciones latinoamericanas.
 
No sólo México, sino también Argentina, Colombia, Uruguay y Chile tienen estos dos torneos. Este formato, que no existe en Europa, genera más dinero para las televisoras, los dueños y los equipos, que un formato de un sólo torneo; también minimiza la probabilidad de que los grandes clubes sufran una costosa relegación a la segunda liga. Pero tiene la consecuencia de dejar a los mejores jugadores relativamente cansados al inicio de cualquier torneo de verano.
 
Brasil es la excepción. Esta nación sí tiene dos torneos, pero el segundo, que toma lugar durante los primeros meses del año calendario, es sólo estatal y por lo tanto más breve y de menor importancia.
 
Argentina ha llegado a la final del mundial en tres ocasiones, la última vez fue en 1990 y fue un año después cuando la primera división argentina cambió su formato de uno a dos torneos. Desde ese entonces, durante cinco mundiales, La Albiceleste ni siquiera ha podido avanzar a las semifinales. ¿Es casualidad?
 
Esta vez, la gran mayoría de los seleccionados argentinos juegan en Europa; sólo cuatro son miembros de clubes latinoamericanos (fueron seis en 2010, doce en 1994). Como más que nunca están acostumbrados al estilo de juego en las ligas de España, Inglaterra, e Italia, ha crecido la posibilidad de que su selección avance a la final; eso y el hecho de que Lionel Messi, el argentino más talentoso desde Maradona, está en su apogeo.
 
Mientras tanto, entre El Tri —que tiene el tristemente célebre récord de nunca haber pasado de la segunda ronda en un mundial jugado en tierras extranjeras— hay pocos que ejercen su arte en Europa. Por lo tanto la mayoría no viene endurecido por haber competido entre las élites mundiales.
 
Además, en sus partidos de clasificación, el Tri se enfrenta a los pocos poderosos países de la Concacaf y juega la mitad de estos en el Estadio Azteca, más de 2 mil metros sobre el nivel del mar, factores que casi garantizan un boleto al mundial pero que de nuevo no lo preparan para luchar entre los grandes. Por supuesto, tanto la Concacaf como el Azteca fueron básicamente invenciones de Televisa, o para ser preciso de sus ejecutivos Guillermo Cañedo y Emilio Azcárraga Milmo.
 
La ausencia de mexicanos en Europa se debe en parte a los grandes salarios pagados por los clubes mexicanos, los cuales son otra consecuencia de la enorme injerencia televisiva. (Quizás se debe también a una falta de ambición y audacia personal. Como dijo recién un comentarista en Brasil: Los mexicanos no van Europa porque “extrañarían a sus mamás y sus frijoles”.)
 
El problema de México no radica en una falta de talento como tal. Durante los últimos diez años las selecciones jóvenes, desde el sub-17 (campeón global en 2005 y 2011) hasta el equipo olímpico (campeón de 2012), han conquistado trofeos y medallas. Pero el gran contraste entre aquellos logros y los repetidos fracasos del Tri en los mundiales sugiere que algo está corrompiendo de manera sistemática el talento que aquí abunda. En lo fundamental, se trata del dinero.

ACERCA DEL AUTOR
Andrew Paxman
Profesor de historia y periodismo del CIDE. De origen inglés, es coautor de El Tigre(2000; reeditado en 2013), biografía de Emilio Azcárraga Milmo. Fue reportero radicado en México durante los años 90. Luego obtuvo una maestría de Berkeley y un doctorado de la Universidad de Texas. Su biografía más reciente, En busca del señor Jenkins: Dinero, poder y gringofobia en México, trata del empresario norteamericano radicado en Puebla, William Jenkins (1878-1963). Ahora está investigando la biografía de Carlos Slim.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Junio 2014 >>
D L M M J V S
01
02

03

USA 2016: ¿Lucha entre cacicazgos?
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16

17

El dinero y el repetido fracaso del Tri
18
19
20
21
22
23

24

Libro del mes: “7 Hombres” de Eric Metaxas
25
26
27
28
29
30