Sin Maniqueísmos
Sin Maniqueísmos es un blog dedicado a la actualidad mexicana, considerada en los contextos histórico e internacional. Los temas incluyen las élites empresariales, los medios masivos, las relaciones entre México y otros países, especialmente Estados Unidos, junto con libros y películas de importancia política y cultural.

Sorprendido por García Márquez

22-04-2014 00:35

Primero, García Márquez cambió mi vida. Luego, pidió una hamburguesa.

En agosto del 1989, Gabriel García Márquez cambió mi vida. Recién había llegado de Inglaterra a la Universidad de Delaware para comenzar una maestría en literatura inglesa y una de mis primeras clases ofreció una combinación de grandes novelas modernas de varias culturas. A la cabeza del listado estaba Cien años de soledad, en la maravillosa traducción de Gregory Rabassa.

En cierta medida, la maestría fue una oportunidad para viajar. Había pasado el verano anterior siguiendo la huellas de Jack Kerouac, partiendo de New Jersey a New England, luego pidiendo aventón de Maine a Québec, a través de Canadá, bajando la costa oeste por Berkeley hacia Los Ángeles, y de vuelta al punto de partida. Mi plan para el verano siguiente era explorar el Sur de William Faulkner. Después de cuarenta páginas de García Márquez, mi plan había cambiado. Tenía que visitar América Latina.

Poder recitar de memoria el inicio de Esa Novela y aplaudir la capacidad del libro para generar maravilla se han vuelto clichés. Yo no era diferente de millones de lectores que habían caído cautivos de la magia de su prosa. Sin embargo, para mí la magia inducía un escape no sólo de lo figurativo sino de lo literal. Nueve meses después crucé la frontera hacia México. Con excepción de varios periodos en Estados Unidos, he estado aquí desde ese entonces.

El significado político de la novela no tuvo mucho que ver con mi decisión. Al lector promedio europeo o estadounidense, la masacre de los bananeros, que constituye el furioso centro de la narración, es demasiado fantástica para provocar un sentimiento de injusticia; ésta casi pertenece al mismo plano que un sacerdote levitando. No, lo que me fascinó fue la evocación de un mundo completamente ajeno al mío: un lugar tanto mítico como contemporáneo, violento y bello, infinitamente contradictorio. Un lugar clamando por una explicación. Un lugar de sorpresas. La Colombia de la novela era un país así; México, a mi parecer, también lo es.

Siete años después, mientras trabajaba en Variety, conocí a García Márquez. Él había escrito el guión de Edipo Alcalde, que resitúa la tragedia de Sófocles en la moderna Colombia, y el productor mexicano de la película, Jorge Sánchez, me arregló una entrevista con él en un café de los Estudios Churubusco.

¿Qué ordena uno cuando está por entrevistar a un premio Nobel? Yo ordené un capuchino; él pidió una hamburguesa con papas. ¿Qué piensa de las telenovelas? Opinó que son un magnífico medio para comunicarse con una gran audiencia. ¿Le gusta alguna película americana reciente? Apolo 13, él dijo. “¿Por qué? Porque la hicieron una aventura sobre aquellos que se quedaron atrás. El único tema que existe en el mundo es el sufrimiento y el gozo de la gente”.

La habilidad de sorprender no es usualmente considerada una alta capacidad literaria. El mismo García Márquez una vez admitió—en conversación con Plinio Apuleyo Mendoza—que estuvo avergonzado de haber atiborrado Cien años de soledad con trucos y artilugios. En otro momento, dijo que su favorita entre sus novelas fue El amor en los tiempos del cólera.

Pero para este lector, por lo menos, lo sorprendente fue el punto medular de la fascinación. No fue un artificio, ni fue una invitación a pensar en América Latina como algo meramente “exótico”. Fue un impulso a pensar diferente y a investigar.

Nota: Mi entrevista es reproducida en el libro Conversations with García Márquez.

ACERCA DEL AUTOR
Andrew Paxman
Profesor de historia y periodismo del CIDE. De origen inglés, es coautor de El Tigre(2000; reeditado en 2013), biografía de Emilio Azcárraga Milmo. Fue reportero radicado en México durante los años 90. Luego obtuvo una maestría de Berkeley y un doctorado de la Universidad de Texas. Su biografía más reciente, En busca del señor Jenkins: Dinero, poder y gringofobia en México, trata del empresario norteamericano radicado en Puebla, William Jenkins (1878-1963). Ahora está investigando la biografía de Carlos Slim.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Abril 2014 >>
D L M M J V S
  

01

Televisa, Telecomunicaciones y Teatro político
02
03
04
05
06
07

08

“Crony Capitalism” a la mexicana
09
10
11
12
13
14

15

Libro del mes: “Steve Jobs” de Walter Isaacson
16
17
18
19
20
21

22

Sorprendido por García Márquez
23
24
25
26
27
28

29

Telecomunicaciones y la democracia en las calles
30