Tiempo extra
Análisis y anécdotas del mundo deportivo. Un enfoque diferente sobre todo lo que pasa en el campo y fuera de él. La táctica, técnica y polémica del deporte. Este blog es un espacio libre para intercambiar opiniones.

La belleza de la talacha

06-03-2020 13:16

En el amateurismo encontramos la pasión y el amor más intenso por el juego.

Al final de cuentas lo más importante es hacer lo que nos gusta, que es jugar al futbol. (Foto de Twitter)
Al final de cuentas lo más importante es hacer lo que nos gusta, que es jugar al futbol. (Foto de Twitter)

Una maleta a la que faltan un par de calcetas, pero con un par de vendas porque las piernas ya no rinden igual. Todo el equipo con shorts diferentes, porque después de algunas temporadas muchos ya perdieron los del uniforme. Hoy el portero es el primo de un amigo, porque el nuestro tenía un compromiso familiar y además viene tarde, por lo que se tendrá que improvisar los primeros minutos. Así es como se vive una previa cualquiera, para un partido de futbol amateur. 

De acuerdo a un estudio realizado por la FIFA, una de cada siete personas en el mundo juega futbol. De ellos, solamente el 27% lo hace con un equipo profesional o semi-profesional, es decir en clubes afiliados a las 207 asociaciones que componen la FIFA. ¿Qué pasa con el otro 63%? Pues lo que hacemos la mayoría, jugamos con un grupo de amigos en una liga amateur. 

Prácticamente a todos los que nos gusta el futbol en algún punto de nuestras vidas nos pasó por la mente el querer ser futbolistas profesionales. El sueño de unos se alargó más que el de otros, sin embargo, a excepción de algunos afortunados (y también talentosos), todos eventualmente llegamos a nuestro tope y nos dimos cuenta de que era una misión imposible. 

A pesar del sueño frustrado, la gran mayoría seguimos en esto, porque a final de cuentas las pasiones difícilmente se pueden abandonar. El panorama ideal era que nuestra pasión también fuera nuestro trabajo, pero siempre supimos que sin importar el desenlace, seguiríamos de alguna u otra forma jugando al futbol. Y no nos confundamos, el futbol amateur tiene su encanto y en varios aspectos es mucho más bonito que el profesional. 

En el futbol amateur no hay intereses de por medio, hay amor auténtico por el juego. Al futbolista no le pagan por jugar, de hecho él paga por tener una cancha en dónde jugar y por un arbitraje que seguramente le acabará sacando más de un coraje. El futbolista amateur asume y disfruta como pocas cosas ese rol mientras esté jugando, pero saliendo de ahí vuelve a su vida normal. La de un estudiante, abogado, doctor, taxista o cualquiera que sea su ocupación.

Todos los que jugamos futbol, también nos encanta verlo y somos hinchas de un equipo. La afición es el ingrediente más pasional que existe en el futbol profesional y una parte importante de esa afición es la que compone el futbol amateur. Es decir, esa pasión tan intensa del futbol profesional se traslada desde las tribunas, a las canchas del futbol amateur, convirtiendo un partido de una liga dominical en una auténtica guerra. Y todos los que han visto o jugado uno de estos partidos, sabrán de lo que hablo. 

Este es el otro futbol, el que jugamos la mayoría y al que le damos muy poco valor. El que está alejado de la fama, el dinero y las jerarquías; ese que recuerda los orígenes de este juego y la autenticidad del mismo. Ese es el encanto del futbol amateur, esa es la belleza de la talacha.


 

ACERCA DEL AUTOR
Alonso Revilla
Apasionado de los deportes, estudiante de Negocios Internacionales en la Ibero, comentarista en EXA 95.5 Querétaro y colaborador en donbalon.com
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Marzo 2020 >>
D L M M J V S
01
02
03
04
05

06

La belleza de la talacha
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21

22

Locos por el futbol, más locos sin él
23
24
25
26
27
28
29
30
31