Desglose
Desglose es un blog dedicado a la crítica contextualizada de temas de relevancia pública. Asuntos importantes de política, administración pública, medios de comunicación, sociedad, etc., son tratados aquí con una lógica de crítica y escrutinio que contribuya al debate y a la opinión informada como ciudadanía.

La investigación de Iguala y esos padres que no entienden

15-12-2014 19:40

¿Qué tipo de investigación descarta líneas porque ya da por sentado el resultado?

En este caso, las vertientes que implican alguna responsabilidad del propio gobierno son las que Murillo ha expresado que son descartadas antes de investigarse. Tal como en el caso de la “Casa Blanca”, parece un gobierno totalmente renuente a indagarse a sí mismo.

Hipótesis por conclusiones y especulaciones por certezas. Eso ha parecido mostrar el Procurador Murillo Karam y el gobierno federal en la investigación del caso de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.

Incluso, en la propia conferencia donde Murillo espetó su ya famoso “ya me cansé” y soltó al mundo la versión de los estudiantes quemados en el basurero de Cocula, las contradicciones afloraron.

“Déjeme decirle de lo que sí tengo seguridad”, dijo a la corresponsal de AFP que expresaba sus dudas sobre la versión;de que allí hubo un homicidio de mucha gente. Las declaraciones de ellos, (…), la certeza con la que hablan, la reconstrucción de hechos tan clara… No tengo ninguna duda de que allí hubo un homicidio masivo. ¿Qué tengo que hacer ante esta certeza? Tengo que identificar. Hacer todo lo que esté en mis manos para poder saber si estos fueron los estudiantes”, continuó, cuidando las formas de no dar automáticamente por válida la hipótesis.  

Sin embargo, en otro momento de la misma conferencia, presionado por la reportera María Idalia Gómez, de Eje Central, Murillo, aseguró: “sabemos que los quemaron”, dando ya la versión que presentaba de los testigos como totalmente válida.

Gómez cuestionaba al Procurador sobre varios temas, entre ellos sobre si las ropas que se habían visto en el video que mostró la PGR habían sido mostradas a los padres, para identificarlas. Al contestar, Murillo, sin embargo, fue revelador que dijera “sabemos”. No, pensamos; no, creemos. Sabemos.

- “No sé de dónde saca lo de las ropas, porque los enteraron con todo y ropa y los quemaron con todo y ropa”- reprochó Murillo.

-“Allí estaban, señor Procurador, salió en los videos”

-“¿Quién estaba?”

-“Las ropas”

 -“Es un basurero, señora”.  

-“Yo sólo les pregunté si los familiares habían identificado  las ropas”.

 -“NI SIQUIERA LO INTENTAMOS. SABEMOS QUE LOS QUEMARON CON ELLAS”, contestó molestó en el minuto 36, segundo 10 de la conferencia. 

 

Parecería a simple vista poco profesional descartar algún elemento en la investigación, porque ya se da por contado el resultado. Si ya “sabemos que los quemaron”, ¿para qué vamos a investigar más?Ni siquiera lo intentamos”. Ya sabemos que fue así y no tenemos porqué indagar, pareció decir Murillo.

Cualquiera diría que pudo haber sido un lapsus, sin embargo, fue la misma respuesta que un mes después el Procurador dio a la pregunta sobre si se había buscado a los normalistas en cuarteles militares, según la transcripción publicada en la nota de Marcela Turati del portal de Proceso el 4 de diciembre pasado.

-“Las familias (de los estudiantes desaparecidos) exigen que sean revisadas también las bases militares, ¿ahí ya buscaron?”

–“Hemos hecho toda la búsqueda que se nos ha solicitado, AHÍ NO TENEMOS QUE BUSCAR. SABEMOS QUE AHÍ NO”.

–“¿No van a buscar en las instalaciones de la Sedena, en el 27 Batallón?”

–“La Sedena es la más preocupa buscándolos así que sería un absurdo que si los tuviera ahí, los buscara; es un absurdo completamente.”

-“Entonces no serán buscados ahí”.

–No tenemos que buscarlos (sic) LO QUE SABEMOS QUE NO ESTÁ. Es un absurdo”. 

 

Quizás Murillo piense genuinamente que sea un absurdo o no, pero pudo haber dicho “no, porque no hay ninguna línea de investigación que haya apuntado hacia eso”, “hasta ahora no, porque no se ha considerado esa hipótesis”, etc. pero lo que respondió es “no, porque sabemos que ahí no están”. Sabemos.

Sobre los militares, de hecho, en la propia conferencia del 7 de noviembre, Murillo también pareció expresar claramente que no era necesario indagar la posible participación militar o federal “por acción o misión” sobre la noche de Iguala, a pesar de estar a unos minutos de la zona.

“El Ejército, como todos los ejércitos, se mueve sólo con órdenes (…) y la Policía Federal tenía un destacamento muy pequeño que estaba junto a la caseta de cobro”, fue la respuesta en la que se escudó Murillo, sin importar que su respuesta contradijera las propias versiones oficiales de la masacre de Tlatlaya, en el Estado de México a manos de soldados o de la irrupción del Ejército en la Universidad de Coahuila, donde la responsabilidad se atribuyó a decisiones individuales.

Lo que Murillo al parecer quiso dar a entender es que no es posible que en el Ejército se cometa alguna acción ilegal porque se necesitan órdenes de algún mando y además es imposible que un mando de una orden así. Es imposible. Ya está determinado de antemano. Así que eso no se puede investigar.

Pero ¿qué tipo de investigación descarta líneas de indagatoria porque ya da por sentado el resultado y ni siquiera las considera como hipótesis?

En este caso hay una coincidencia: las vertientes que implican alguna responsabilidad del propio gobierno o cambiar la versión ya dada como oficial son las que Murillo ha expresado que son descartadas antes de investigarse. Tal como en el caso de la “Casa Blanca”, parece un gobierno totalmente renuente a indagarse a sí mismo.

 

LAS DUDAS DE LA VERSIÓN Y LAS CERTEZAS DE EPN Y LA MARINA

El tema es relevante, porque las dudas sobre la versión contada por el gobierno siguen creciendo, ahora, por ejemplo, con el deslinde de los peritos argentinos sobre que ellos no pueden certificar de dónde salieron los restos del único estudiante identificado o con la difusión del estudio de dos investigadores de la UNAM y la UAM que sostienen que la versión de la quema total de los restos humanos en ese lugar y condiciones es insostenible desde el punto de vista científico.

También presenta retos a la versión la oficial lo difundido por el reportaje en la revista Proceso, de los periodistas Anabel Hernández y Steve Fisher, que da indicios claros de que la participación, o al menos el conocimiento de la situación, por parte de policías federales es mayor de la que se había admitido.

Los periodistas comentan en su texto que la PGR se negó a comentar o dar información sobre el tema, pero porque ahora sí, dijo que “preguntas planteadas forma parte de esa  investigación”.

A su vez, en entrevista en Televisa, este mismo lunes 15 el Comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, tuvo que admitir que la Policía Federal sí tenía cierta información de los estudiantes, pero dijo que sólo actuaron “en la carretera”, porque es su jurisdicción.

Sin embargo, al negar la participación de los policías federales contra los estudiantes lo hizo de una manera interesantemente ambigua y poco tajante: “no tenemos evidencia clara de participación activa”. “Clara” y “activa” parecen ahora palabras clave en el mensaje del Comisionado.

Aun así, el Presidente Peña Nieto se atreve a sugerir que el problema es el no entendimiento de los padres (“hay que explicarles la situación”) y su Secretario militar de la Marina a regañarlos: (Me enoja más todavía que manipulen a los padres de familia, que manipulen a esta gente, porque eso es lo que están haciendo para no reconocer o para seguir incrementando esto").

 

ACERCA DEL AUTOR
Alejandro Navarrete
Periodista mexicano. Analista político y de estrategias y escenarios de comunicación, medios y redes sociales.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Diciembre 2014 >>
D L M M J V S
 
01

02

#TodosSomosAyotzinapa, dijo EPN. ¿Se referiría a los policías que se los llevaron?
03
04
05
06
07

08

Las lecciones del Teletón
09
10
11
12
13
14
15

16

La investigación de Iguala y esos padres que no entienden
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31