Políticas públicas

Transporte público gratuito en Luxemburgo ¿Modelo aplicable al metro de la CDMX?

Transporte público gratuito en Luxemburgo ¿Modelo aplicable al metro de la CDMX?

14-12-2018 06:29 Por : Arena Pública

El pequeño país de Luxemburgo será el primero en el mundo en brindar transporte público gratuito a todos sus habitantes. ¿Por qué?

Disminuir el tráfico y ayudar al medio ambiente son las razones que da el gobierno, el cual planea invertir fuertemente en los autobuses y trenes durante los siguientes años.  Si bien un proyecto así se antoja cerca de lo imposible en el territorio mexicano, la Ciudad de México podría copiar la idea y aplicar la gratuidad en el Metro. 

Es sabido que el gobierno subsidia el costo real del boleto del Sistema de Transporte Colectivo Metro, en algunas ocasiones superando el 50% ¿Los beneficios sociales y medioambientales justificarían un subsidio del 100%?

Tras una solicitud de información realizada por Arena Pública, el Sistema de Transporte Colectivo Metro informó que en 2016 se ejerció un presupuesto de 18 mil 314 millones de pesos, aunque en ingresos propios el sistema únicamente recabó 7 mil 673 millones, lo que da un déficit de 10 mil 641 millones.

Sin embargo, en 2017 los egresos se redujeron en 31% para quedar en 12 mil 476 millones de pesos, de los cuales el gobierno subsidió el 40% al aportar 5 mil millones. El punto para destacar es que aportando el mismo dinero que en el 2016, la operación en 2017 del Metro podría haber sido subsidiada casi al 100%, por lo que un panorama donde esto se logre no es tan irreal. 

Ingresos y Egresos del Sistema de Transporte Colectivo Metro 2008-2017

Fuente: Sistema de Transporte Colectivo Metro

Las experiencias internacionales

Si bien Luxemburgo será el primer país que aplicará la política de transporte público gratuito, otras ciudades en el mundo han experimentado con la idea siendo el caso más emblemático el de la capital de Estonia, Tallin. 

En 2013 la ciudad comenzó con la política de un transporte público gratuito para todos los ciudadanos tras un referéndum en el que el 75% votó a favor de la propuesta. 

Con esto, los residentes únicamente pagan 2 euros anuales (46 pesos mexicanos) por una tarjeta que les permite movilizarse sin desembolsar más dinero. Los visitantes, incluidos los de otras partes de Estonia, y los turistas tienen que pagar para utilizar la red de autobuses, tranvías, trenes y trolebuses de Tallin.

Imagen: Wikipedia Creative Commons by jkb

El gobierno parece estar feliz con los resultados pues recientemente ha anunciado que planea imponer el modelo en todo el país, sin embargo, un estudio publicado en 2016 por el Real Instituto Sueco de Tecnología encontró que los resultados de esta política no son tan alentadores.  

En 2014, un año después del experimento, el uso del transporte público había aumentado en un 14%. Sin embargo, el uso del automóvil solo había disminuido en 5%; mientras que el número de personas que caminaban se redujo 40% pues la gente optaba por tomar un autobús incluso para distancias cortas. 

"En resumen, el cambio modal del automóvil al transporte público estuvo acompañado por un cambio no deseado de caminar al transporte público y un aumento en el tráfico de automóviles", señala el estudio.

A quien más benefició esta política fue a los adultos mayores y los jóvenes, donde el aumentó en el uso del transporte público sí aumentó dramáticamente. 

La importancia del subsidio al transporte público

Algunos especialistas sostienen que el transporte público debería ser gratuito, al igual que las escuelas, los parques y las bibliotecas pues la movilidad es un derecho y es responsabilidad del Estado garantizarlo para todos. Un transporte público ineficiente y caro solo abona a una mayor exclusión y segregación dentro de la ciudad. 

El sitio web de la ciudad de Tallin explica que el transporte público gratuito beneficia a la población de más bajos ingresos, pero que también alienta a los grupos de mayores ingresos a gastar dinero en restaurantes, cafés y tiendas locales, detonando mayor actividad económica. 

"No hay duda de que no solo cubrimos los costos, sino que también salimos con un superávit", dijo en entrevista Allan Alaküla, Director de la Oficina de la Unión Europea en Tallin, de acuerdo con el Foro Económico Mundial. 

Hemos ganado el doble de lo que hemos perdido desde que introdujimos el transporte público gratuito. "Nos complace ver que tantas personas están motivadas para registrarse como residentes en Tallin para hacer uso del transporte público gratuito.

 

MÁS INFORMACIÓN: The prospects of fare-free public transport: evidence from Tallinn