Políticas públicas

Reforma a subcontratación integra a 2.7 millones de trabajadores pero deja fuera a 800 mil

A dos días de concluir la prórroga, más de la mitad de los antiguos trabajadores subcontratados ya han sido contratados por sus patrones reales, pero casi un quinto desaparecieron de los registros del IMSS.

30-08-2021 18:00 Por : Arena Pública
En promedio, el salario de los trabajadores incorporados por sus patrones reales subió 12%. (Foto: Gobierno de México)
En promedio, el salario de los trabajadores incorporados por sus patrones reales subió 12%. (Foto: Gobierno de México)

El plazo para que las empresas integren a sus antiguos trabajadores subcontratados está por concluir, pero a tan solo un par de días no todos los trabajadores han sido integrados por sus patrones reales.

Desde la aprobación de la reforma al esquema de subcontratación –cuyo plazo y disposiciones transitorias vencen el próximo 1 de septiembre– 2.7 millones de trabajadores han regularizado su relación laboral según informó la secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde durante un encuentro con la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (CAINTRA).

Según las estimaciones de la propia STPS, al cierre del 2020 el número de trabajadores en esquemas de subcontratación era de 5.02 millones, lo que significa que hasta el último corte el 53.78% de los antiguos subcontratados ya han sido integrados por sus patrones reales.

En julio, el número de migraciones se disparó ante el corto tiempo que quedaba a las empresas, pues la fecha límite original para regularizarse era el 1 de agosto.

“Con la entrada en vigor de la Ley de Outsourcing, el número de trabajadores que cambiaron de empleador se disparó en julio. 2.5 millones de trabajadores adicionales (12% del total en el IMSS) ya están registrados en la empresa en la que laboran. Una buena noticia, sin duda.” comentó el subgobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel. 

El subgobernador añadió que no solo es destacable el número de nuevos trabajadores contratados sino el tipo de contrato con el que se les integró ya que el número de trabajadores eventuales disminuyó en -7.86% mientras los permanentes aumentaron en 1.94%, signos de una mayor estabilidad laboral para los empleados. 

Los últimos reportes del IMSS destacan que los principales beneficios para los trabajadores identificados han sido salariales y de aumento de prestaciones. 

El director del IMSS, Zoé Robledo informó en Sesión del Consejo Nacional del Consejo Coordinador Empresarial, que en promedio el salario de los trabajadores incorporados por sus patrones reales subió de 471.9 a 528.2 un incremento del 12%. De ellos, 1.3 millones tuvieron un incremento salarial mayor o igual al 10% mientras que para 700 mil el aumento fue menor a esa cifra.

En contraste, 23% de empleados sufrieron reducciones en su salario, ante lo cual el Instituto tomará la tarea de identificar a las empresas que realizaron estos cambios para conocer las razones detrás de ellos. Pero incluso con la reducción salarial, los beneficios aumentan a través de mayores prestaciones al ser registrados con su salario real.

Según la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), organismo que aglomera a las empresas más importantes de prestación de servicios en tercerización en el país, los esquemas de evasión de responsabilidades que eran más utilizadas por las empresas de “subcontratación ilegal” se basaban en el no-registro, subregistro o simulación  para evitar el pagos de las prestaciones o disminuirlos al reducir el salario real de los trabajadores a través de bonos, seguros de vida, apoyos alimenticios, vales de despensa entre otras formas. 

El subreporte del salario provocaba que los montos de ahorro al solicitar un crédito Infonavit, ahorros para el retiro, pagos en los periodos de incapacidad y otras prestaciones fueran menores a las que debía recibir el empleado, afectando su calidad de vida a largo plazo. 

El presidente de la AMECH, Hector Marquez Pitol, explicó en entrevista que la inscripción de los trabajadores que no estaban dados de alta en el Seguro Social puede constituir un incremento de costos operativos para las empresas a partir del porcentaje mínimo de ley y aumentar según las prestaciones ofrecidas por cada empresa.

En el caso de la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de la Empresa (PTU) (PTU) -uno de los mayores gastos que enfrentan anualmente las empresas- no existirá un incremento, sino que solamente se repartirán las utilidades entre más personas, destacó. 

Pero no todo es miel sobre hojuelas. Alrededor de 800,000 (17%) de los trabajadores identificados como subcontratados antes de la aprobación de la reforma han desaparecido de los registros del IMSS lo que puede significar que quedaron desempleados o fueron incorporados a la empresa a través de métodos como el pago por honorarios o asimilados de salarios, ambos esquemas sin seguridad social. 

A principios de año la AMECH realizó un sondeo de expectativas en el que se estimaba que la reforma laboral tendría como efecto la pérdida del 10% de los puestos que se encontraban tercerizados, por lo que los datos actuales implican que el impacto ha sido de casi el doble del esperado.

No obstante, Márquez Pitol comentó que los efectos reales de la reforma no se verán de forma inmediata “Podremos ver algo en el dato del IMSS de octubre, pero luego van a tener que pasar varios meses porque algunos ciclos de sectores tardan como es por ejemplo el campo, que apenas va a iniciar su temporada que termina en febrero”. 

No habrá más prórrogas 

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) ha solicitado a legisladores y a la STPS ampliar el plazo de entrada en vigor de la reforma en materia de subcontratación, argumentando que el 56% de las empresas aún no logran registrarse ante el Registro de Prestadoras de Servicios Especializadas y Obras Especializadas (REPSE) 

El presidente del organismo, Jóse Medina Mora señala que los plazos de la reforma son discriminatorios contra el sector privado pues en el caso del sector público, el plazo es hasta enero de 2022, fecha que ha pedido se homologue a los privados. Sin embargo, la propuesta ha sido rechazada por las autoridades laborales.

“Recordamos que el plazo para la implementación de la reforma de outsourcing vence el 1 de septiembre sin prórroga adicional. Las empresas deben concluir su proceso de regularización de trabajadores y aquellas que ofrecen servicios especializados deben estar inscritas en el REPSE” tuiteó la titular de la STPS.

Márques Pitol señaló que dentro de las empresas de subcontratación aquellas del denominado outsourcing ya han migrado a sus trabajadores, sin embargo, las empresas de insourcing, son las que han estado utilizando la prórroga para inscribirse a la REPSE.

“No es que algunos vayan más o menos rápido sino que el REPSE es algo nuevo y para registrarte muchas empresas decidimos tener nuevas razones sociales y eso vino a complicar un poco porque no había citas en el SAT y las opiniones positivas de cumplimiento del IMSS e Infonavit solo te las dan después de hacer tus primeros pagos, lo que hizo más largos los procesos”

Las autoridades laborales han advertido que la utilización de servicios de subcontratación por parte de empresas no registradas implicará sanciones, que van desde la no deducibilidad de las facturas del servicio recibido, a fuertes multas dependiendo la magnitud de la falta hasta incluso equipararla a un delito de evasión fiscal.

“Lo ideal sería haber ido todos juntos, que la ley arrancara el 1ro de enero. Pero ya en estos momentos, a un día y medio, pensar en otra prórroga sólo lo podrían haber pedido los legisladores en una sesión extraordinaria” dijo el presidente de la AMECH.