Políticas públicas

Pemex, ¿"el fracaso de la política neoliberal"? Produce la mitad de lo que se proyectaba hace 8 años

Las proyecciones oficiales esperaban que para 2018 Pemex produjeran cerca de 4 millones de barriles diarios de petróleo, actualmente solo genera 1.8 millones.

30-10-2018 06:30 Por : Arena Pública
Torres de coquización que forman parte de la reconfiguración de la Refinería de Tula en Hidalgo. Foto: Pemex
Torres de coquización que forman parte de la reconfiguración de la Refinería de Tula en Hidalgo. Foto: Pemex

“Me chocan” fue la frase que utilizó en redes sociales el 23 de octubre el presidente electo respecto a la noticia de la compra de un millón 400 mil barriles de petróleo por parte de Pemex. 

Tal medida tiene como objeto aumentar la eficiencia de Pemex, de acuerdo con especialistas, pues se está comprando crudo ligero el cual se puede procesar en las refinerías nacionales y del cual carece la industria nacional. 

Sin embargo, López Obrador no comparte esa visión e incluso acusa que la compra de petróleo al extranjero es un símbolo del “gran fracaso de la política económica neoliberal”. 
 

Decir que Pemex es un fracaso o una empresa altamente productiva dependerá mucho del cristal con que se analice. 

En 2010 se esperaba que la producción de barriles diarios de crudo por parte de Pemex aumentara durante la siguiente década, e incluso superara a Petrobras, una empresa con la que tradicionalmente se compara por sus similitudes. 

Las proyecciones oficiales señalaban que para 2018 se producirían cerca de los 4 millones de barriles diarios de petróleo, sin embargo, Pemex no solo no cumplió con las expectativas, comenzó un periodo de declive en la producción la cual se encuentra actualmente en los 1.8 millones de barriles diarios, la mitad de lo que se esperaba. 

Proyecciones de la producción de Pemex (2010)

En contraste, la petrolera brasileña semipública Petrobras, la cual proyectaba estar produciendo cerca de 3 millones de barriles diarios para 2018, genera diariamente cerca de 2.5 millones de barriles diarios, de acuerdo con su último reporte publicado el 26 de octubre de 2018.

Brasil y México son países que históricamente han tenido características similares: son los dos países más poblados de América Latina, con mercados internos grandes, niveles de pobreza y corrupción similares y el producto interno bruto per cápita es similar; en 2017 fue de 8 mil 900 dólares anuales para México y de 9 mil 800 dólares para Brasil, según el Banco Mundial. 

Aunado a eso, en ambos países la empresa más grande es una empresa petrolera con participación estatal. 

 

Te puede interesar: Se queda sin despegar NAIM en Texcoco, y ahora ¿qué sucederá con los contratos?, 29 de octubre de 2018

 

Al cierre de 2017 Pemex y Petrobras produjeron niveles muy similares de petróleo: 2.64 millones de barriles diarios para el caso mexicano y 2.61 millones para la empresa brasileña, por lo que se puede hacer un comparativo sobre la eficiencia de la compañía mexicana en comparación de su similar sudamericana. 

De acuerdo con Moody’s, al cierre del 2017, Pemex reportó ingresos por 74 mil 485 millones de dólares, mientras que Petrobras reportó 86 mil 663 millones de dólares. No obstante, el EBIT de la compañía mexicana -ingresos antes de impuestos e intereses por sus siglas en inglés- fue superior al de la brasileña, lo que podría interpretarse como una mayor eficiencia en la empresa nacional. 

Sin embargo, si de deuda se habla, la de Pemex supera por más de tres veces la de Petrobras como porcentaje del capital. Mientras que en la primera es de 190.7%, en la segunda es de 67%. 

 

Te puede interesar: Se está provocando, irresponsablemente, que se dañe la economía, acusa Rodolfo Navarrete, 28 de octubre de 2018

 

De igual manera por número de empleados, la eficiencia de la brasileña se lleva de calle a la mexicana. Mientras que Pemex registró 114 mil empleados al cierre de 2017, Petrobras contó con 57 mil, lo que indica que, con aproximadamente la mitad de los empleados, la compañía brasileña maneja números muy similares a los de la mexicana. 

De acuerdo con los investigadores Francisco Flores Macías y Aldo Musacchio, la diferencia en la productividad de Pemex y Petrobras radica en la capacidad de desarrollar y retener capital humano:

Decir que Pemex ´carece de tecnología´ no es del todo correcto. Pemex tiene acceso en el mercado a la misma tecnología para realizar estudios sísmicos o perforar pozos que las compañías petroleras internacionales. En realidad, lo indicado es decir que Pemex carece de la capacidad para utilizar dicha tecnología —en pocas palabras, le falta capital humano.

Sumado a la falta de capital humano, durante los últimos años el número de trabajadores en Pemex ha decaído acompañado de un aumento en el número de jubilados, los cuales son un pasivo laboral contingente y tienen un efecto en la estructura capital de Pemex. 

Fuente: Petróleos Mexicanos

Al cierre del primer semestre del 2018 este pasivo alcanzó los 1.287 billones de pesos, 2.3% más que en el 2017.

Este pasivo se transfiere directamente a las finanzas públicas del país en un contexto en que la deuda pública se encuentra en 46% del PIB. El paquete económico para 2019 con el que trabajará el nuevo gobierno muy seguramente se verá comprometido por la situación que vive Pemex.

 

MÁS INFORMACIÓN: Petróleos Mexicanos, Moody's