Políticas públicas

Gobierno descartó rebrote del Covid-19 y apuesta por caída suave de la economía en 2020-21, pero la pandemia no cede

Hacienda desestimó un escenario de "una mayor persistencia en el número de casos positivos de COVID-19" que llevarían a una caída de la economía de -10% para 2020 como lo pronostican los analistas.

17-09-2020 15:01 Por : Arena Pública
El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, en la ceremonia de entrega del Paquete Económico 2021 en la Cámara de Diputados (Foto: Twitter)
El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, en la ceremonia de entrega del Paquete Económico 2021 en la Cámara de Diputados (Foto: Twitter)

Carissa Etienne advirtió que la tasa de mortalidad está aumentando en algunos lugares de México por lo que la pandemia requiere mantener medidas de control ante la reapertura de la vida pública.

El llamado de la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) llega a la vez que las autoridades hacendarias apuestan por la flexibilización de las restricciones para alentar la recuperación económica del país.

En el segundo trimestre la economía mexicana se hundió -18.7%, en comparación anual, la mayor caída registrada por el instituto de estadísticas del país (INEGI) para un trimestre, después de que la expansión del virus Covid-19 obligara a las autoridades sanitarias a cerrar gran parte de los sectores económicos para evitar la multiplicación de los contagios. Entre abril y junio el número oficial de infectados pasó de 2,540 a 268,884. Con la reapertura, agosto terminó con más de 625 mil infectados por el virus.

La reapertura de las actividades económicas sin los necesarios controles ha provocado rebrotes de la pandemia en diversas ciudades de Estados Unidos y Europa; pero los expertos temen que en los países emergentes, con una población mayormente sin redes de protección laboral y social, la curva de contagios y muertos vuelva a crecer.

En una rueda de prensa desde Washington, Etienne -una médica nacida en Republica Dominicana- dijo este miércoles que América Latina "ha comenzado a reanudar la vida social y pública casi normal en un momento en que la COVID-19 todavía requiere importantes intervenciones de control”.

La máxima ejecutiva de la OPS advirtió que "la tasa de mortalidad también está aumentando en algunos lugares de México", agregando que “éste es un claro recordatorio de que muchísimas personas en nuestra Región siguen siendo vulnerables a la infección, especialmente algunas poblaciones grandes que aún no han estado expuestas”. Los fallecidos en México por Covid-19 sumaron 71,978 este miércoles, según las cifras oficiales, pero podrían rondar los 200 mil, de acuerdo a la proporción observada (2.7 veces) de muertes en exceso para los meses recientes según información pública.

Las curvas de infecciones y muertes por el virus en México si bien muestran ligeros declives en las últimas semanas, no ceden. De allí la advertencia de la directora de la OPS y de grupos de médicos y expertos en la salud. Guillermo Torre, rector del sistema de Salud del Tecnológico de Monterrey, escribió en su cuenta de Twitter que "Con re-apertura es inevitable un repunte de casos", por lo que sugiere implementar estrategias como, "1.Muchas pruebas con búsqueda intencionada. 2. Tecnología de rastreo, APP. 3. Comportamiento ciudadano- cubre-bocas y distancia física. 4. Gobierno con mensaje de unidad no de división."

El mensaje de Torre se une a otras voces que han criticado al gobierno mexicano por implementar una estrategia con escaso número de pruebas, un casi inexistente rastreo de casos, y un cuestionado liderazgo gubernamental sobre el uso de cubrebocas y distancia física; mensajes en los que han insistido la OPS y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante la reapertura de las actividades públicas y la búsqueda por la recuperación de las economías.

Para el gobierno mexicano la reactivación económica va de la mano de su optimismo para doblegar al virus. En los 'Criterios Generales de Política Económica 2021' asegura que la reactivación económica continuará "basada en la reutilización de la capacidad productiva que permitirán la contención del COVID-19 y la asociada flexibilización ordenada en México de las restricciones a las actividades productivas".

Sobre ese escenario descansa su pronóstico de una caída de la economía menor (-8%) a la estimada por los analistas privados (-9.9%) para el año, y una recuperación más acelerada para 2021 (4.6%) que la pronosticada por el consenso de analistas (2.9%).

En el 'Paquete Económico 2021' presentado al Congreso el 8 de septiembre por Arturo Herrera, secretario de Hacienda, se descartó el escenario de "una mayor persistencia en el número de casos positivos de COVID-19 que limite significativamente la velocidad de relajamiento de las medidas de confinamiento" que llevarían a una caída de la economía de (-)10% para este año como lo pronostican los analistas del sector privado. Un evento así tiene "una menor probabilidad de ocurrencia", con la información disponible, se lee en los Criterios.

El optimismo oficial sobre la lucha contra el virus tiene en la actividad exportadora a Estados Unidos, una de sus explicaciones. Para el gobierno mexicano la recuperación económica pasa por el encadenamiento de las manufacturas mexicanas al sector industrial estadounidense, que si bien dió signos de mejoría en junio (5.4% intermensual) y julio (3%), su recuperación se aplanó en agosto (0.4%).

Y es que ante la atonía del mercado interno, un débil mercado laboral y de inversión y unos magros apoyos gubernamentales, el gobierno de López Obrador apuesta por mantener las factorías trabajando para la exportación al vecino del norte. Y las cifras recientes de tiempo de cruce de camiones en la frontera entre EU y México, muestran que ya se rebasó el nivel prepandemia.

Pero el gran supuesto económico y sanitario para controlar al virus, aún está lejos de convertirse en realidad. De acuerdo con Arturo Erdely Ruiz, doctor en Ciencias (matemáticas) por la UNAM y especialista en Ciencia de Datos por la Johns Hopkins University, la tasa de positividad en México -en un promedio móvil de 7 días- actualmente es de 39.9%, mientras que la OMS requiere por lo menos 5% de positividad durante dos semanas para considerar que una epidemia está controlada. La tasa de positividad es una medida clave de la OMS para evaluar la propagación del virus.

Mientras que los pronósticos de los investigadores del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud (IHME) de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, apuntan a que después de una meseta observada en agosto y septiembre, en México se dará un repunte de 70% en la cifra de muertes diarias hacia finales de noviembre, para alcanzar un acumulado de más de 113 mil fallecidos (de los casi 72 mil actuales) a causa de la pandemia. Un mal augurio para México.

La doctora Etienne, quien fue subdirectora general de Sistemas y Servicios de Salud de la OMS, concluyó la rueda de prensa señalando que "el éxito de nuestras economías... dependen de la salud y la seguridad de nuestra gente, por lo que insto a los países a que incorporen plenamente esta premisa al tomar decisiones para reanudar la vida pública".

 

Vacuna ¿hasta la primavera de 2021?

Mientras, el remedio prometido para combatir el virus no tiene fecha de arribo al territorio mexicano. El canciller Marcelo Ebrard confirmó que el gobierno mexicano firmó una carta de intención para participar en COVAX, la coalición de 172 países para garantizar el acceso a la vacuna, misma que deberá confirmar el 19 de septiembre. Además, México participa en diversos ensayos clínicos para acceder a las vacunas, e impulsa el desarrollo de vacunas mexicanas a través de Conacyt.

Pero el tiempo juega un rol crucial en la reapertura pública y la reactivación económica. Si bien se ha difundido que algunas vacunas podrían concluir la fase III de pruebas (última) hacia noviembre o diciembre, la gran mayoría de científicos y autoridades de salud se inclinan a creer que alguna vacuna podría estar disponible para su aplicación masiva a partir de marzo o abril próximos para países como Estados Unidos o algunos europeos.

Expertos y la propia OMS han alertado sobre el peligro de acelerar la aprobación de una vacuna y han llamado a respetar los procesos de desarrollo de la inmunización. Por lo que, acorde a las previsiones en los países desarrollados, una vacunación masiva en México se esperaría inicie hacia finales de la primavera del próximo año. El reto para una recuperación económica sostenida, será la contención del virus con medidas sanitarias rigurosas y un plan de apoyo a familias y empresas; políticas que hasta ahora han sido escasas en México.