Políticas públicas

Crecieron despidos injustificados en la pandemia por falta de habilidades digitales

Las restricciones sanitarias forzaron a muchas empresas a reestructurar sus plantillas laborales, incluyendo despidos, en los que la edad destacó como una razón detrás de los ceses laborales.

25-09-2021 17:27 Por : Arena Pública
El porcentaje de despidos injustificados por motivo de edad del trabajador aumento en 16.1 puntos porcentuales en 2020. (Foto: Pexels)
El porcentaje de despidos injustificados por motivo de edad del trabajador aumento en 16.1 puntos porcentuales en 2020. (Foto: Pexels)

No saber usar una computadora o hacer una video llamada resultó crucial para no perder un empleo durante la pandemia, sugiere un nuevo informe del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Durante 2020 el porcentaje de trabajadores que fueron despedidos de manera injustificada en razón de sus edad, creció en comparación con los años previos, principalmente entre la población masculina reveló el 5to Boletín de movilidad social en el mercado de trabajo del Centro.

El boletín, que recoge datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del primer trimestre de 2020 y 2021, señala que en este periodo el porcentaje de hombres que fue despedido por su edad pasó de 32.3% a 48.4%, una diferencia de 16.1 puntos porcentuales. El resultado superó a los motivos relacionados con la salud (43.5%) como la primera causa de despido injustificado.

En el caso de las mujeres esta razón del despido no aumentó ni siquiera un punto porcentual, sin embargo los despidos en razón de la formación de la trabajadora sí aumentaron 1.2% hasta el 7.9%.

Para el CEEY, una explicación a este fenómeno es la negativa a las empresas de capacitar a los trabajadores de mayor edad para enfrentar los procesos de transición al teletrabajo.

"Los cambios pueden apuntar a razones que tienen que ver, en el caso de la edad de los hombres y la formación de las mujeres, con las adecuaciones que las empresas han hecho en sus métodos de operación y comercialización a través de plataformas digitales o tecnologías de teletrabajo. En estos, las personas más jóvenes y con mayor educación tienen ventajas", señala el informe

El Director del Programa de Crecimiento Económico y Mercado Laboral del CEEY, Marcelo Delajara, explicó en entrevista que, ante la pandemia, los empresarios tuvieron que verse ante una toma de decisiones difícil, pues no podían mantener la totalidad de sus plantillas laborales lo que los forzó a elegir -con base en las habilidades que más les servirían a futuro- a quienes seguirían con ellos.

Debido a que el mayor conocimiento y comodidad con los ambientes digitales está en las generaciones más jóvenes, los patrones decidieron que deberían ser éstos los que se quedaran, ya que no implicaría un esfuerzo económico extra en darles capacitación para adaptar las actividades laborales.

El experto destacó que en México la capacitación laboral es una tarea poco adoptada por las empresas. Según el informe, entre 2020 y 2021, la cantidad de trabajadores que recibieron capacitación apenas creció 1% hasta un 4.4%, una cifra extremadamente baja.

Además, los datos recopilados por el boletín no consideran el efecto de la reforma laboral en el teletrabajo, que establece como obligación patronal la capacitación de los trabajadores, pero cuyos efectos no fueron visibles debido a su reciente entrada en vigor el 12 de enero. 

Para combatir el problema de la brecha digital entre trabajadores, el Centro señaló en su informe que "es importante hacer eco a lo sugerido desde diferentes organismos internacionales, que han enfatizado la necesidad de mejorar el conocimiento y el acceso a las tecnologías y plataformas digitales. Esto, en especial, entre las mujeres y las personas de mayor edad" 

Recuperación va rezagada en jóvenes

Los resultados del informe no significan que la pérdida del empleo haya sido menor entre los jóvenes, de hecho, el grupo de entre 18 a 29 años fue el que más cayó en el desempleo durante el primer trimestre de pandemia.

Prácticamente ya se ha recuperado el empleo formal en lo que va de la pandemia, señala Delajara, sin embargo, existe un rezago de un año entero si se compara con años anteriores, en el que los jóvenes tiene un peso considerable. 

"Cada año entran al mercado laboral aproximadamente 900 mil jóvenes. Entonces, si ahora estamos al mismo nivel que estábamos hace un año quiere decir que dentro de este año los que han entrado no se han incorporado todavía", explicó el economista.

Una de las razones identificadas por las cuales la inserción de los jóvenes ha caído es la desaparición o reducción durante la pandemia de espacios de servicio social y prácticas profesionales, que tradicionalmente sirven como trampolín desde los estudios al mundo laboral.

Ante el difícil panorama, Vinicius Pinheiro, director de la OIT para América Latina, hizo recientemente un llamado a impulsar políticas para recuperar el empeño joven antes que se cree una nueva "generación perdida".