Negocios

Píldora de Merck reduce 50% el riesgo de hospitalización y muerte por COVID-19

El fármaco oral de Merck presentó en ensayos clínicos una reducción de hasta 50% en la posibilidad de hospitalización o muerte por COVID grave.

01-10-2021 17:52 Por : Arena Pública
De autorizarse por las agencias reguladoras de medicamentos, Molnupiravir se convertiría en el primer medicamento antiviral oral contra el COVID-19
De autorizarse por las agencias reguladoras de medicamentos, Molnupiravir se convertiría en el primer medicamento antiviral oral contra el COVID-19

Molnupiravir, el antiviral experimental que desarrolló la farmacéutica Merck en conjunto con su socio, Ridgeback Biotherapeutics, presentó resultados positivos en sus ensayos clínicos, reduciendo en hasta 50% la posibilidad de hospitalización o muerte por padecer COVID-19 grave. En el mismo sentido, el medicamento demostró una eficacia consistente en las variantes virales Gamma, Delta y Mu.

En el análisis provisional de 775 pacientes, se encontró que 7.3% de los que recibieron el antiviral dos veces al día durante cinco días, fueron hospitalizados y ninguno murió después de los 29 días de haber recibido el tratamiento. Por su parte, 14.1% de los pacientes que recibieron un placebo, tuvieron que ser hospitalizados. Además de esto, se registraron ocho muertes. 

“Con estos resultados convincentes, somos optimistas de que molnupiravir puede convertirse en un medicamento importante como parte del esfuerzo global para combatir la pandemia y se sumará al legado único de Merck de presentar avances en enfermedades infecciosas cuando más se necesitan”, dijo Robert M. Davis, director ejecutivo y presidente de Merck. 

El estudio analizó las hospitalizaciones y muertes entre pacientes con riesgo de contraer la enfermedad y agravar. Los participantes fueron de varias partes del mundo y se les requirió que tuvieran al menos un factor de riesgo asociado con un resultado deficiente de la enfermedad. 

Merck y su socio ya buscan la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), para el uso de emergencia del antiviral en Estados Unidos y así continuar con el envío de solicitudes a las agencias reguladoras de medicamentos de todo el mundo. Si los resultados positivos continúan, se convertiría en el primer medicamento antiviral oral para COVID-19. 

La farmacéutica espera producir 10 millones de cursos de tratamiento para fines de 2021 y elaborar más dosis para 2022. Actualmente la compañía ya tiene un acuerdo de adquisición con el Gobierno de Estados Unidos para suministrar aproximadamente un millón 700 mil dosis de molnupiravir, además de la firma de otros acuerdos con más gobiernos mundiales. 

Tanto Merck como Ridgeback Biotherapeutics están comprometidos en proporcionar acceso oportuno del antiviral a nivel mundial, implementando un enfoque de precios escalonados basado en los criterios de ingresos de los países. Dicho acceso estaría basado en la autorización y aprobación del medicamento por parte de los organismos reguladores. 

Si bien Pfizer y la farmacéutica suiza Roche Holding AG, también están desarrollando una píldora antiviral para el COVID-19, Merck y su socio se han colocado a la delantera. El éxito del anuncio de Merck se vio reflejado en el aumento del precio de sus acciones. De acuerdo con datos de Reuters, las acciones de Merck subieron hasta 12.3%, mientras que las de Moderna cayeron 13%, Pfizer 1.3%, BioNtech 11%, AstraZeneca 2% y Novavax 16%. 

Del mismo modo, las compañías encargadas de las terapias contra COVID-19 vía intravenosa, cotizaron números a la baja; Regeneron Pharmaceuticals Inc con 5% y Gilead Sciences Inc cerca de 2%. 

Además del estudio que prueba reducir significativamente la posibilidad de hospitalización o muerte por el virus de COVID-19, Merck también realiza otro estudio en etapa tardía en donde busca ver si su medicamento previene la infección por coronavirus. 

"Con el virus continuando circulando ampliamente, y debido a que las opciones terapéuticas actualmente disponibles están infundidas y / o requieren acceso a un centro de atención médica, se necesitan críticamente tratamientos antivirales que se pueden tomar en casa para mantener a las personas con COVID-19 fuera del hospital", dijo Wendy Holman, directora ejecutiva de Ridgeback Biotherapeutics.