Políticas públicas

Prevén nueva explosión de casos por Covid en China

Este lunes el gobierno chino reconoció, por primera vez desde noviembre, la muerte de 2 personas por Covid, pero las agencias reportan gran actividad en hospitales y crematorios de Beijing.

19-12-2022 11:59 Por : Arena Pública
China reconoció las primeras muertes por covid-19 desde que el país puso fin a sus estrictas políticas de control de la pandemia (Imagen: BCS.gob.mx)
China reconoció las primeras muertes por covid-19 desde que el país puso fin a sus estrictas políticas de control de la pandemia (Imagen: BCS.gob.mx)

Una nueva ola de Covid se está gestando en China con potenciales afectaciones a la vida y a la economía de millones, no solo en el gigante asiático. 

El levantamiento reciente y abrupto de las restricciones sanitaria ante el Covid-19 en China tendría como consecuencia una explosión de nuevos casos, e incluso la muerte de más de un millón de personas en 2023, de acuerdo a diversas proyecciones locales y de prestigiados centros de proyecciones sobre la salud como el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME), de la Universidad de Washington, que se convirtió en un referente mundial durante la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, la situación aún es confusa, dada la escasa información y datos que proveén las autoridades chinas sobre la situación real de contagios y muertes, y sobre las reglas de operación para las empresas; por lo que las consecuencias reales de la nueva ola aún son inciertas.

Este lunes, "China reconoció las primeras muertes por Covid-19 desde que el país puso fin a sus estrictas políticas de control de la pandemia, pero la verdadera escala del brote está velada por la falta de datos y reglas poco claras", publicó el Wall Street Journal (WSJ) en su sitio web. "Las dos muertes se registraron en Beijing el lunes, dijo la Comisión Nacional de Salud de China, la primera atribuida al virus en la capital desde noviembre", añadió el diario neoyorquino que es un referente para los mercados financieros globales.

Sin embargo, las agencias de noticias han reportado mayor actividad en hospitales y crematorios en Beijing, la capital china. "En los últimos días en Beijing, la propagación de la variante Omicron altamente transmisible ha afectado a los servicios, desde el catering hasta la entrega de paquetes. Las funerarias y los crematorios en toda la ciudad de 22 millones de habitantes también están luchando para mantenerse al día con la demanda a medida que más trabajadores y conductores que dan positivo por coronavirus se reportan enfermos, reportó Reuters el sábado.

Ya el viernes, el WSJ había publicado que "uno de los crematorios designados de Beijing para pacientes con Covid-19 se ha inundado de cadáveres en los últimos días a medida que el virus arrasa la capital china, lo que ofrece una pista temprana del costo humano de la abrupta relajación de las restricciones pandémicas en el país.

Este lunes, el epidemiólogo y economista de la salud, de origen chino, Eric Feigi-Ding, quien forma parte del Comité de expertos por mortalidad por Covid de la Organización Mundial de la Salud (OMS), escribió en su cuenta de Twitter: "Hospitales completamente abrumados en China desde que cayeron las restricciones. Estimación de epidemiólogos > 60% de y 10% de la población de la Tierra probablemente infectada durante los próximos 90 días. Muertes probables en millones, en plural. Esto es solo el comienzo", dijo Feigi-Ding en una hilo.

El Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington en Seattle, un centro de gran prestigio en el que gobiernos y empresas confiaron durante la pandemia, proyectó que a raíz del levantamiento de las restricciones sanitarias del gobierno chino, ante las inusuales manifestaciones de miles de personas en China, los casos en el país asiático "alcanzarían su punto máximo alrededor del 1 de abril, cuando las muertes alcanzarían las 322,000. Alrededor de un tercio de la población de China habrá sido infectada para entonces, dijo el director del IHME, Christopher Murray, citado por Reuters.

"Las preocupaciones clave incluyen la gran cantidad de personas susceptibles de China, el uso de vacunas menos efectivas y la baja cobertura de vacunación entre las personas mayores de 80 años, que corren el mayor riesgo de enfermedad grave. Los modeladores de enfermedades de la Universidad de Hong Kong predicen que levantar las restricciones de COVID y reabrir simultáneamente todas las provincias en diciembre de 2022 hasta enero de 2023 resultaría en 684 muertes por millón de personas durante ese período de tiempo, según un documento publicado el miércoles en el servidor de preimpresión Medrxiv que tiene aún por someterse a una revisión por pares. Con base en la población de China de 1,410 millones, y sin medidas como una campaña masiva de refuerzo de la vacunación, eso equivale a 964,400 muertes", agrega la agencia.

Diversos medios, entre ellos el WSJ, ya reportan que algunas empresas ya sufren por falta de personal ante las ausencias por enfermedades de sus empleados, lo que presagia potenciales afectaciones a la actividad productiva en algunos sectores.

Gobierno chino, al rescate del crecimiento

El gobierno chino y las autoridades locales de Beijing han prometido luchar contra el pesimismo que se cierne sobre su economía. "Las autoridades se comprometieron públicamente a ayudar a las empresas a reabrir y permitir que las fábricas mantuvieran la producción. Este lunes, introdujeron muchas medidas para ayudar a las empresas, como apoyo financiero e incentivos. Los empleados que dieron positivo pueden regresar al trabajo después de un aislamiento de siete días si cumplen ciertas condiciones, sin necesidad de hacerse una prueba de Covid, agregaron las autoridades", reporta el WSJ.

A la vez que las autoridades locales se han mostrado mas flexibles con las reglas sanitarias, las empresas aún reportan poca afectación en sus operaciones. Sin embargo, las afectaciones reales se conocerán dos o tres semanas más adelante, aunque los informes no oficiales muestran que los casos han aumentado significativamente.

La agencia AP publicó en un despacho de este lunes 19 fechado en Beiging, que "se ha ampliado el número de clínicas de fiebre en áreas urbanas y rurales y se ha pedido a las personas que se queden en casa a menos que estén gravemente enfermas para preservar los recursos. Los hospitales también se están quedando sin personal, y los informes dicen que se les ha pedido a los trabajadores que regresen a sus puestos siempre que no tengan fiebre.