Negocios

Mujeres logran establecer demanda colectiva contra Google por disparidad salarial

La Suprema Corte de California certificó el carácter colectivo de una demanda promovida por cuatro trabajadoras, quienes representan a 10 mil 800 mujeres que estuvieron dedicadas al software en la gigante tecnológica.

01-06-2021 11:44 Por : DPL News
Se espera que el caso llegue a juicio en 2022. De ganarlo, las demandantes podrían obtener 600 millones de dólares en daños.
Se espera que el caso llegue a juicio en 2022. De ganarlo, las demandantes podrían obtener 600 millones de dólares en daños.

La Suprema Corte de California, en el estado de San Francisco, certificó el carácter de demanda colectiva en el litigio que un grupo de mujeres promueve contra Google, acusándolo de disparidad salarial.

El juez Andrew Y. S. Cheng otorgó una moción a favor de las cuatro demandantes principales para que representen a 10 mil 800 mujeres, quienes sostienen que la empresa tecnológica les paga menos a ellas que sus pares hombres por hacer el mismo trabajo.

Hace casi un año, en julio de 2020, las demandantes presentaron una moción en la corte para que les permitiera proceder de manera colectiva, en nombre de las empleadas que trabajaron en la compañía en California desde el 14 de septiembre de 2013 al presente.

Google y su equipo de abogados intentaron convencer al tribunal de rechazar el estatus de demanda colectiva, e incluso de desestimar el proceso. Sin embargo, el juez determinó que la demanda cumple con las condiciones de numerosidad, comprobabilidad, comunalidad, predominio y suficiencia para considerarla como colectiva.

Las cuatro mujeres ―Kelly Ellis, Holly Pease, Kelli Wisuri y Heidi Lamar― reclaman que Google incurrió en una discriminación sistemática y generalizada de salarios y promociones contra sus trabajadoras en California, pagándoles miles de dólares menos que sus contrapartes masculinos.

Para las demandantes, su litigio está abriendo nuevos caminos en el sector de tecnología, ya que busca abordar dos prácticas perniciosas: la subestimación de las mujeres en relación con los hombres contratados, y el uso de la información salarial anterior de los candidatos para fijar su tasa de pago, algo que las deja a ellas en desventaja porque históricamente se les retribuye menos.

A Google se le acusa de violar la Ley de Igualdad de Pago y la Ley de Competencia Desleal, al retribuir de manera desigual principalmente a las mujeres que contrató como ingenieras de software en los últimos siete años.

Pero la gigante tecnológica lo niega. En un comunicado, dijo a Bloomberg que ha realizado análisis durante los últimos ocho años para garantizar que los salarios, bonificaciones y recompensas por acciones sean justos para mujeres y hombres.

Se espera que el caso llegue a juicio en 2022, y las demandantes podrían obtener 600 millones de dólares en daños.

 

*Este artículo fue publicado originalmente en digitalpolicylaw.comArena Pública lo retoma bajo completo consentimiento.