Economía

México solo podrá crecer entre 1 y 1.5% después de la crisis: BNP Paribas

La crisis sanitaria y la recesión provocarán daños cuasi permanentes a la capacidad de crecimiento del país en el mediano plazo, dice Joel Virgen, economista en jefe para México del banco francés.

04-10-2020 20:08 Por : Arena Pública
Joel Virgen Rojano, economista en jefe para México y Colombia de BNP Paribas, en entrevista con Arena Pública.
Joel Virgen Rojano, economista en jefe para México y Colombia de BNP Paribas, en entrevista con Arena Pública.

La economía mexicana sufrirá daños permanentes, no solo transitorios, en su capacidad para crecer como consecuencia de la crisis que enfrenta. “Es una economía más cerca de crecer entre 1 y 1.5% posterior a esta crisis, que entre 2 y 2.5% previo a esta crisis”, advierte Joel Virgen, economista en jefe para México y Colombia de BNP Paribas.

El economista del mayor banco francés y de la eurozona explica que el producto interno bruto potencial de México -es decir, la capacidad de la economía para crecer en el largo plazo- ya ha demostrado que ciertas recesiones se enraízan y quedan impregnadas en un ritmo de recuperación más bajo. Este choque afectará “de manera cuasi permanente la capacidad de generación de crecimiento de la economía. No es nuevo, nos pasó en 1995 y en 2009”, explica Virgen en entrevista desde Nueva York.

Uno de los grandes problemas que ha enfrentado México en las últimas décadas es su incapacidad para crecer a un ritmo mayor. Entre 1990 y 2017 la economía mexicana creció 2.7% en promedio, pero la tendencia ha sido decreciente. En 2018 creció 2% y el año pasado cayó 0.4%, mientras que la previsión para este año, por las graves afectaciones de la pandemia, es de un desplome de -9.9%, según el consenso de los analistas.

Joel Virgen es menos optimista que sus colegas e, inicialmente, espera una caída de 11% en el año con una modesta recuperación de 3.3% para 2021, aunque sabe que las estimaciones responden a un entorno de alta incertidumbre. Pero, más allá de los resultados en el corto plazo, sus preocupaciones en un horizonte de mediano plazo, hacia finales del próximo año, se concentran en los lastres fiscales, en la recuperación del empleo, y en la capacidad de crecimiento de la economía.

Con todos los retos que imprime la pandemia, el economista mexicano que ahora radica en Nueva York y que posee un doctorado en economía por la Universidad de York, observa que “México parece tener un sesgo favorable en la percepción de los inversionistas extranjeros” a diferencia de lo que ocurre con los locales, incluso cuando se habla del deterioro fiscal o el deterioro de las instituciones.

De eso da cuenta el economista responsable para México y Colombia, en su contacto cercano con clientes en la Urbe de Hierro. “El atractivo de México es dentro de un portafolio que tiende a ser diversificado… es visto desde una consideración relativa, en el que cada vez se escucha más: ‘Bueno, México no se está endeudando; México no está decidiendo expandir su déficit’ …Habrá que preguntarnos si el crecimiento de largo plazo va a dar para no deteriorar el patrón de deuda y déficit”, se cuestiona Virgen Rojano.

-- Poco más de seis meses después de la declaratoria de emergencia sanitaria por el gobierno mexicano, y su consecuente cierre de actividades no esenciales en el país que concluyó a finales de mayo, Arena Pública entrevistó recientemente a quienes consideró los cinco analistas de bancos de inversión sobre México con el mejor trabajo realizado, a fin de analizar la recuperación de la economía mexicana hacia 2021. A partir de hoy se publican completas estas entrevistas en video. --

 

 

Exportaciones y manufactura en Estados Unidos

“La recuperación viene por el sector externo, en particular manufacturas, y -sobretodo- autos; más que por el consumo”

Sin embargo, es cauteloso sobre el repunte observado en el sector manufacturero estadounidense. “También reconocemos el riesgo que lo que estamos viendo en Estados Unidos (EU) sea un cambio estructural. La manufactura en EU entró en recesión el año pasado obedeciendo más a factores de tensión comercial”.

 

Consumo privado

Reconoce cambios en los patrones de consumo típicos de una pandemia, de servicios a mercancías. “Cuando esto cambie de una pandemia a un efecto recesivo neto, vamos a ver una recuperación muy paulatina, con consumo muy bajo de bienes duraderos. La calidad de consumo toma tiempo en recuperarse y eso suponiendo que no se destruyó poder adquisitivo, ingreso disponible. Creo, habrá cierta merma en la regeneración de empleo y de ingresos”.

 

Inversión e inversión pública

"La nueva inversión (extranjera directa) ha venido sufriendo. El panorama de nuevas inversiones alrededor del mundo en este entorno de contracción global es cualitativamente similar. Es mucho más difícil identificar qué tanto está pesando el clima político que ha generado cierta incertidumbre sobre los nuevos contratos.. pero también el entono externo". En cuanto a los mercados de capitales... que buscan cualquier margen de diferencial de tasas, ...y aquí México no se ve mal"

Los inversionistas “tienen claro que estos proyectos (los grandes proyectos de inversión pública del gobierno) son inamovibles, pero no hay más. La inversión pública no se avizora que vaya a tener una rentabilidad positiva y eso viene mermando el crecimiento de la inversión público-privada”.

 

Finanzas públicas y reforma fiscal

“Hay un dilema. En la medida en que se apoya el perfil crediticio de la paraestatal (Pemex) en esa medida se sacrificará calificación crediticia, vía un deterioro del perfil soberano, o las finanzas públicas; de algún lado tendrá que venir ese apoyo”

“Se puede tener suerte aquí. Imaginemos que la mezcla mexicana cotiza, en promedio -el siguiente año- entre 45 y 55 dólares por barril, eso sería casi suficiente para compensar una expectativa optimista de crecimiento, que algunos hemos juzgado está en las cuentas públicas macro”

Otra preocupación manifiesta es “la subestimación de los ingresos y el espacio tan reducido que queda para seguir recortando el gasto público”

“Para el siguiente año se puede patear la lata” en materia de finanzas públicas, con recursos meramente transitorios, pero se requiere una reforma fiscal.

El economista cree que “la naturaleza de esta reforma fiscal será introducir un espíritu más progresivo en los gravámenes a los ingresos de las familias y las empresas. Gravar mucho más a los que más tienen, a las herencias, los stocks de riquezas que no están siendo ocupados en generación de crecimiento económico”. Estima que la idea del plan fiscal será inyectar más progresividad al actual sistema impositivo.

 

Calificación de deuda soberana

“Veo más probable que si alguna de las calificadoras degrada aún más la calificación crediticia de México en los siguientes 12 meses, no necesariamente va a venir de un deterioro del déficit o de la deuda, podría venir de los otros factores que las mismas calificadoras han venido señalando que tienen que ver con la capacidad de crecimiento, con el esquema de política, y con las paraestatales del sector energía”

“México no es una isla… el deterioro relativo de México no es tan profundo como se pensaría visto desde dentro. Allí está el dilema de las calificadoras. ¿Qué tanto reconocen las debilidades idiosincráticas de México y qué tanto toman en cuenta que está en un club de emergentes con grado de inversión y que están sufriendo de manera similar?”

 

 

Los mejores analistas sobre México: Frente a la crisis

- “¿Cuál es la agenda de México para el crecimiento económico?”, se pregunta Barclays

“No vemos ningún catalizador que detone la inversión hacia México”: Citi

Pemex y elecciones, los factores de riesgo para México en 2021: Credit Suisse

México puede salvar un año difícil y plantar cara a una salida distinta a la crisis: UBS