Economía

Caída de importaciones de bienes de consumo en 2021 muestra debilidad del mercado interno

Las importaciones de bienes de consumo cayeron 16% en los dos primeros meses del año en términos anuales, destacando las caídas en compras de gasolina y gas butano y propano.

30-03-2021 11:00 Por : Arena Pública
Las importaciones de bienes de consumo sumaron 3,878 millones de dólares en febrero, cayendo 10.8% en términos anuales (Foto: Gobierno de México)
Las importaciones de bienes de consumo sumaron 3,878 millones de dólares en febrero, cayendo 10.8% en términos anuales (Foto: Gobierno de México)

Las familias mexicanas han comprado menos debido a los efectos económicos de la pandemia. La caída de las importaciones de bienes de consumo en febrero, muestra parte de esa historia.

Desde junio pasado México ha sostenido una tendencia al alza en su comercio con el exterior, a pesar de los estragos que ha causado la pandemia en la economía mundial. La balanza comercial de mercancías -que mide la cantidad de exportaciones e importaciones del país- registró en febrero un nuevo superávit. Sin embargo, ello también muestra la debilidad del mercado interno.

En febrero las importaciones totales volvieron a caer respecto de enero (-1.3%) y las importaciones de bienes de consumo lo hicieron a un ritmo mayor (-2.5%). “Sugiriendo debilidad de la demanda interna, las importaciones mexicanas de bienes de consumo disminuyeron (-)2.5% m/m en febrero 2021”, puntualizó Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), sobre las cifras oportunas publicadas por el organismo.

Las importaciones de bienes de consumo -que representan el 11.8% del total de las importaciones del país- sumaron 3,878 millones de dólares, cayeron 10.8% en febrero en términos anuales; sin embargo para el bimestre enero-febrero de 2021 éstas cayeron 16.0% en comparación con los dos primeros meses de 2020; mostrando un arranque débil del año en materia de consumo de bienes importados.

Las importaciones -a diferencia de las exportaciones- no han seguido una tendencia alcista. Han crecido y caído irregularmente desde mediados del año pasado, presionadas principalmente por las variaciones de las importaciones petroleras, que en febrero disminuyeron 9.9%, frente a las no petroleras que crecieron apenas 0.3%.

Los derivados del petróleo -como gasolinas y plásticos- son las principales importaciones petroleras, y, en el caso de las primeras, se ha visto reducido su consumo debido a las medidas de confinamiento por el COVID- 19. Pero no solo la disminución del consumo final de gasolinas ha impactado en la disminución de las importaciones petroleras, también lo ha hecho la disminución de la demanda industrial para surtir combustible a sus flotas de transporte.

La disminución en el consumo de las familias también se ha visto reflejado en las ventas de los negocios. El 52.1% de las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) encuestadas para el Estudio sobre la Demografía de los Negocios 2020, han señalado que existe una disminución de la demanda. Las familias mexicanas, debido a la reducción de su ingreso y la recomposición del gasto, han decidido ahorrar y hacer menos compras.

Lo anterior se vio reflejado en el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior -que mide qué tanto compran los mexicanos- que se redujo en 11 puntos para el acumulado anual en 2020, respecto al año anterior, registrando su nivel más bajo desde 2016.

La tendencia se ha mantenido en los dos primeros meses de este año. En febrero, el Índice de Confianza del Consumidor se estancó manteniéndose por debajo de las cifras prepandemia en 4.9 puntos con disminuciones puntuales en sus planes para adquirir electrodomésticos y similares (-4.8) así como ropa, zapatos y otros bienes (-1.0). Por falta de ingresos o por precaución, las familias ha reducido su consumo.