Política Social y Seguridad

Población con prepa y universidad, la que más “dobletea” trabajos

Entre la población que mantiene dos empleos, los que cuentan con estudios de nivel preparatoria y universidad superaron por primera vez a los que solo tienen el nivel primaria.

30-08-2018 06:00 Por : Arena Pública
A junio de 2018, más de 3 millones de mexicanos mantenían dos trabajos (Foto: Karina Casarrubias/algunos derechos reservados)
A junio de 2018, más de 3 millones de mexicanos mantenían dos trabajos (Foto: Karina Casarrubias/algunos derechos reservados)

La máxima de que el estudio garantiza mejor empleo se desvanece cada día más.

El número de personas con estudios medios superiores y superiores que dispone de una ocupación secundaria -es decir, un segundo empleo- ha superado por primera vez a las que solo cuentan con educación primaria.

 

Te puede interesar: Trabajar y seguir siendo pobre, el destino de cuatro de cada 10 mexicanos, 20 de agosto de 2018

 

A junio de 2018, la población con estudios universitarios o de preparatoria que contaba con dos trabajos sumó 1 millón 57 mil 182, de acuerdo con cifras de la más reciente Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el 15 de agosto de ese año.

Aquellos que se encontraban en la misma situación laboral habiendo cursado únicamente la primaria -de manera completa o incompleta- alcanzaron 1 millón 42 mil 506.

La diferencia es apenas perceptible. Del total de la población ocupada que mantenía un segundo empleo en junio (3 millones 93 mil 756), los que tenían estudios superiores y medios superiores representaron el 34.2%; quienes cursaron solo la primaria fueron 33.7%.

 

El empleo es cada vez menos fructífero para los profesionistas (Foto: Alberto Ramos)

El empleo es cada vez menos fructífero para los profesionistas (Foto: Alberto Ramos)

 

No obstante, las últimas cifras de la ENOE marcan un punto de quiebre para las personas con los niveles más altos de educación, que en la última década han representado una porción cada vez mayor de quienes se ven obligados a trabajar doble.

En enero de 2005 eran solo 23.1% de la población con una ocupación secundaria. Para junio de 2018, equivalían a más de un tercio, según cifras históricas de la ENOE.

Quienes cursaron solo la primaria, en contraste, pasaron de representar la mitad de dicho grupo a ser una tercera parte a lo largo del mismo período.

 

 

Los datos muestran una historia clara: la población que en teoría debería contar con mejores oportunidades laborales debido a su nivel educativo ha notado resultados poco óptimos que la orillan a obtener dos ingresos.

Los que cuentan con los primeros niveles de educación básica, por su parte, enfrentan esta necesidad con cada vez menos frecuencia.

Cabe señalar que del total de la población ocupada con dos empleos, el 44% labora dentro del sector informal.

 

Más empleo, de menor calidad

Dicen que el flojo trabaja doble, pero en México son otras las razones para laborar más de la cuenta.

Los más de 3 millones de mexicanos (5.8% de la población ocupada) con la necesidad de tener dos ingresos son el resultado de una economía en la que los salarios permanecen estancados y los empleos formales son cada vez más abundantes pero de menor calidad.

El 12 de agosto, el presidente Enrique Peña Nieto presumió la creación de 3.7 millones de empleos a lo largo de su sexenio, una cifra récord.

 

Te puede interesar: Crisis en los medios de comunicación: Recortes de personal suman 18 meses consecutivos, 29 de agosto de 2018

 

Sin embargo, la ENOE indicó que al segundo trimestre de 2018 aproximadamente 8.5 millones de mexicanos se encontraban trabajando en condiciones precarias. Esto representa 15% de la población económicamente activa del país.

A esto debe añadirse que el salario mensual promedio era de 10 mil 604 pesos a junio de 2018, esto en términos reales, colocándolo en el mismo rango que el registrado en julio de 2015 (10 mil 608 pesos), según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Esto quiere decir que el poder adquisitivo de la población no ha visto un aumento significativo en los últimos tres años. Los precios de productos, en cambio, sí.

 

La proliferación de empleos en el sexenio no ha resultado en mejor bienestar (Foto: Fema)

La proliferación de empleos en el sexenio no ha resultado en mejor bienestar (Foto: Fema)

 

Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el precio de la canasta alimentaria registró un incremento del 46% en los últimos siete años.

El Coneval también informó que el 38.5% de la población percibe un ingreso inferior al costo de la canasta alimentaria, de acuerdo con cifras correspondientes al segundo trimestre de 2018.

 

Una herencia pesada

Estas y otras cifras desalentadoras de la ENOE llegan menos de cuatro meses antes de que se concrete la transición de poderes presidenciales, con la que el país quedará en manos de la administración del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Miembros del gabinete de AMLO ya han dado a conocer algunos de sus planes para enfrentar el problema del desempleo entre jóvenes con estudios de preparatoria y universidad.

Luisa Alcalde Luján, designada por López Obrador como futura secretaria del Trabajo, dijo el 3 de agosto de 2018 en una entrevista para un periódico capitalino que se invertirán 108 mil millones de pesos para beneficiar a 2.6 millones de jóvenes con programas de capacitación laboral y una red de empresas tutoras a las que puedan integrarse. También mencionó que se tiene la intención de elevar el salario mínimo de 88.36 pesos diarios a 100 pesos diarios.

Sin embargo, fuera de la propuesta relativa al incremento del salario mínimo, ni ella ni López Obrador han mencionado públicamente iniciativas específicas para mejorar la calidad del empleo y así eliminar la necesidad de contar con dos.

 

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, Inegi, 15 de agosto de 2018