Política Social y Seguridad

Mujeres perdieron poder de decisión sobre sí mismas en cinco años: Inegi

23-08-2017 06:22

Las mujeres que deben pedir permiso a sus parejas para realizar actividades cotidianas aumentó en los últimos cinco años, reveló la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016 de Inegi.

La presencia de violencia en la vida de las mujeres mexicanas disminuyó, no obstante su libertad de decisión continua siendo mermada. Agrandar
La presencia de violencia en la vida de las mujeres mexicanas disminuyó, no obstante su libertad de decisión continua siendo mermada.

Tal parece que en lugar de avanzar en la liberación de la mujer, se retrocede.

En cinco años el porcentaje de mujeres que necesitó el permiso de su pareja para realizar actividades cotidianas como trabajar, ir de compras o cambiar su arreglo personal se incrementó.

Mientras que en 2011 el 11% de las mujeres en México mayores de 15 años pedía permiso para trabajar, en 2016, esta proporción subió a 14.5%, revelaron los datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares publicada en agosto de 2017 por el Inegi.

La diferencia de 3.5 puntos puede parecer poca, sin embargo, al aplicar estos porcentajes a la cantidad de mujeres mayores que existían en México durante ambos años se observa que en 2011 al menos 4.7 millones de mexicanas necesitaban de la aprobación de un tercero para tener un ingreso propio, pero en 2016 lo necesitaron 6.8 millones de mujeres.

Es decir que en cinco años dos millones de mujeres más tenían prohibido trabajar a menos que su pareja se los permitiera.

 

Te puede interesar: Cuando la maternidad incrementa los riesgos económicos para las mujeres, 10 de mayo de 2017

 

El incremento en el porcentaje de mujeres que por arreglo con sus parejas debe pedir permiso fue sistemático en las siete actividades medidas por el Inegi, algunas en mayor proporción que en otras, pero la del empleo, que fue el más alto.

Los permisos para visitar a parientes o amistades fueron los segundos que más crecieron. De un porcentaje de 8% en 2011, pasaron a 11% en 2016. Y la proporción de aquellas que necesitaron la aprobación de su pareja para algo tan personal como comprar algo para ellas o cambiar su arreglo personal pasó de 5% a 8%.

Estos incrementos están acompañados de una disminución en el porcentaje de mujeres con pleno control de sus decisiones, es decir que no necesitaron avisar de sus actividades, pedir permiso o realizarlas en compañía de su pareja.

 

En 2016 un estimado de 6.8 millones de mujeres deben tener la aprobación de su pareja para poder tener un ingreso propio. 

 

Para hacer amistad con alguna persona, el 73% de las mujeres eran libres de tomar la decisión que quisieran en 2011, el 17% avisaba o pedía opinión y el 4% pedía permiso. En cambio, durante 2016 solo el 65% tuvo total libertad de decisión, el 25% avisó y el 6% pidió permiso.

 

 

Otras decisiones que tomó en cuenta el Inegi para observar la libertad de las mujeres fueron las de participar en actividades vecinales o políticas, votar por algún candidato e ir de compras.

 

Te puede interesar: Edomex a la cabeza en homicidios de mujeres menores de 14 años, 13 de junio de 2017. 

 

Al menos la violencia disminuyó

La evaluación no solo se limitó a la persona que toma las decisiones para las mujeres, sino también si hay presencia de violencia en el día a día, porcentajes que disminuyeron, según lo reportado por las más de 35 millones de mujeres encuestadas. 

Del total de mujeres encuestadas en 2011, el 31% aseguró haber sufrido algún tipo de violencia en el año previo a la entrevista de Inegi, pero en 2016 esta proporción disminuyó a un 26% según los resultados de la ENDIREH.

En este punto cabe señalar que en el 92% de las entrevistas, las mujeres tuvieron total privacidad para contestar libremente toda la encuesta, publicó el Inegi.

De una manera más focalizada, entre las mujeres que pidieron permiso para trabajar, 44% padeció algún tipo de violencia en 2011, cinco años después solo 33% aseguraron haber pasado por un evento de esta clase, una disminución de 11 puntos.

Por su parte de las mujeres que pidieron permiso para ir de compras en 2011, 40% de ellas sufrió algún tipo de violencia, en 2016 este porcentaje bajó a 31%.

 

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2011 y 2016, Inegi. 

Comentar