Las promesas (irreales) de Metro y Suburbano en Edomex. La de Delfina cuesta $150,000 millones

Los candidatos al gobierno del Estado de México buscan convencer a electores con propuestas irreales en materia de transporte masivo, tanto por su costo, como por su financiamiento y tiempo de ejecución.

23-05-2017 13:31 Por : Arena Pública
El único candidato al Estados de México que no ha prometido Metro o tren Suburbano es Alfredo del Mazo.
El único candidato al Estados de México que no ha prometido Metro o tren Suburbano es Alfredo del Mazo.

En tiempos electorales abundan las promesas de mejoras al transporte y la contienda por el Estado de México no es la excepción. ¿Les creemos a los candidatos?

Tres de los principales candidatos al gobierno del Estado de México prometen construir líneas de Metro o tren Suburbano, pero la historia demuestra que las aportaciones de la entidad para la construcción de medios masivos de transporte han sido nulas.

Además, se trata de proyectos que requieren cuantiosas inversiones que los candidatos no dicen de dónde saldrán.

 

PAN, solo Suburbano

La candidata del PAN al gobierno del Edomex, Josefina Vázquez Mota, asegura que si ella gana, el tren Suburbano llegará, “ahora sí”, a Huehuetoca y Chalco.

La propuesta retoma proyectos que quedaron inconclusos para crear una red de trenes de cercanía en la zona conurbada del Estado de México y que significa la construcción de 34 kilómetros de este sistema de transporte.

El tren Suburbano a Huehuetoca significaría extender 27 kilómetros hacia el norte la línea ya existente que va de Buenavista a Cuautitlán y que fue inaugurada hace nueve años; la otra línea sería completamente nueva y cubriría un trayecto de 13.2 kilómetros entre Los Reyes y Chalco en el oriente del Valle de México.

 

Morena, con ritmo

La candidata de Morena, Delfina Gómez, tiene una propuesta más ambiciosa: construir cuatro líneas de Metro y cuatro más de tren Suburbano que sumarían 200 kilómetros.

La propuesta “bautizada” por la candidata como RITMO (Red Integral de Transporte Masivo Ordenado) plantea construir Metro de Cuautitlán Izcalli a Cuatro Caminos, al norte del Valle de México; de Martín Carrera a Tepexpan, al nororiente; de Mario Colín a Politécnico, también en el norte, y de La Paz a Chalco, al oriente.

Adicionalmente propone ampliar el tren Suburbano de Cuautitlán a Huehuetoca y construir las líneas Buenavista-Texcoco, Indios Verdes-Tecámac, y Lechería Tecámac, todas en el norte del Valle de México.

 

PRD, dos líneas de Metro

El candidato del PRD, Juan Zepeda, promete la construcción de dos líneas de Metro. La primera sería de La Paz a Chalco, para la cual ya presentó un proyecto, cuyo costo estimado sería de 14,000 millones de pesos y tardaría 18 meses en construirse.

La segunda, de la cual no ha proporcionado detalle, partiría de Indios Verdes con destino a Ecatepec.

El candidato del PRI, Alfredo del Mazo no promete ampliar o construir líneas de Metro o de tren Suburbano y únicamente buscaría ampliar la red del Mexibús.

 

¿De a cómo?

En el papel, suena bien ampliar y mejorar el transporte masivo en el Estado de México. Pero parte fundamental de ello es saber cuánto cuestan los proyectos, cuánto tiempo tardan en construirse y de dónde se van a financiar. Eso, no lo han aclarado los candidatos.

Aunque homologar a nivel mundial el costo de un kilómetro de Metro es complicado debido a que puede varias según las condiciones del área y si se decide por un proyecto subterráneo, superficial o elevado, hay algunos estudios que tienen estas aproximaciones.

“Según estimaciones del Banco Mundial, un Metro aéreo puede costar alrededor de 30 y 45 millones de dólares el kilómetro y entre 2 y 5 millones la estación. El Metro subterráneo costaría entre 65 y 100 millones de dólares el kilómetro y entre 8 y 20 millones la estación. El material rodante (los trenes) está estimado en un millón de dólares el vehículo”, consideró la académica experta en movilidad del Instituto de Urbanismo de París, Francia, Rosa V. Ocaña O.

Es decir, si la candidata de Morena quiere construir 100 kilómetros de Metro, deberá ir apartando al menos 100,000 millones de pesos para una entidad que este año tiene un presupuesto de 260,000 millones de pesos.

Construir otros 100 kilómetros de tren suburbano, le podría salir un poco más económico, ya que el costo de la línea que está en funcionamiento fue de 25 millones de dólares por cada uno de sus 27 kilómetros. Es decir, 100 kilómetros saldrían en algo así como 50,000 millones de pesos.

 

Te puede interesar: Salario para amas de casa, la oferta ¿irreal? de Del Mazo, 10 de mayo de 2017.

 

 

Esto sin tomar en cuenta la compra de los trenes que se usarían en estas líneas.

O sea que el programa RITMO de Delfina Gómez se comería más de la mitad de todo el presupuesto que tiene para un año el gobierno mexiquense… eso si las obras salen al más bajo costo posible.

Hay que recordar que la experiencia más reciente fue la construcción de la Línea 12 con una longitud de 24 kilómetros y un costo de 45 mil millones de pesos, es decir que en cada kilómetro se gastaron 1,875 millones de pesos.

 

Un kilómetro de Metro subterráneo cuesta, por lo menos,  50 millones de dólares.

 

En cuestión de tiempos, tampoco cuadran las cuentas de los candidatos del PRD y de Morena. El primero promete tener lista la línea en 18 meses y la segunda hacer 200 kilómetros de Metro y tren Suburbano en seis años, pero la realidad es que la línea 12 tardó cinco años en construirse, misma cantidad que tomó edificar la única línea de tren suburbano en el Valle de México.

En resumen, la propuesta de Delfina Gómez costaría, al menos, 150,000 millones de pesos; la de Josefina Vázquez Mota, 17,000 millones de pesos; y la de Juan Zepeda, 30,000 millones de pesos.

 

Edomex, acostumbrado a dar, no a recibir

¿Cuánto dinero aportó el gobierno del Estado de México para la construcción de los 27 kilómetros de tren suburbano entre Buenavista y Cuautitlán? Ni un solo peso.

Para este proyecto, el gobierno federal aportó 130 millones de dólares y el resto lo puso la compañía que actualmente opera el sistema de transporte: Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles S.A.

Los habitantes del Edomex son los principales beneficiados de esta obra, pero su gobierno estatal -que estuvo encabezado por el ahora presidente Enrique Peña Nieto y el exgobernador Arturo Montiel, durante la construcción del proyecto- no formaron parte de los inversores.

Lo mismo sucedió con la construcción de la Línea B del Metro, la única que tiene más de una estación en suelo mexiquense, en total son ocho, para la cual el gobierno del Distrito Federal aportó el 100% de la inversión necesaria: 5,400 millones de pesos entre los años 1997 y 2000.

 

Te puede interesar: Tuiteros hablan: seguidores de Delfina son más reales que los de Josefina y Del Mazo, 8 de mayo de 2017.

 

 

De hecho, para la construcción de esta línea, el gobierno mexiquense únicamente aportó los terrenos para las estaciones.

Más allá de la omisión de las autoridades estatales para la construcción de infraestructura de transporte masivo en el Valle de México, diariamente, el gobierno de la Ciudad de México subsidia a los habitantes de la entidad vecina sus viajes en Metro.

 

Para la construcción del tren Suburbano, el gobierno del Edomex no puso ni un peso.

 

Al Metro capitalino le cuesta 14 millones de pesos al día el subsidio que hace de los casi 2.5 millones de usuarios que provienen del Edomex, ante este panorama el actual director del sistema, Jorge Gaviño ha hecho un llamado a las autoridades de la entidad vecina para asumir el costo y apoyar con el subsidio a sus habitantes que se trasladan en este medio de transporte.

“Estamos transportando a casi dos millones de usuarios diarios provenientes de otros estados. La Ciudad de México los está subsidiando”, aseguró al detallar que cada viaje tiene un costo de 13 pesos, pero el que usuario solo paga 5.

 

Preguntas a los candidatos

Como sucede con muchas promesas de campaña, las propuestas de los candidatos generan más dudas que certezas. Aquí dejamos algunas de las preguntas que no responden los candidatos.

¿Cómo van a financiar la construcción de sistemas masivos de transporte?

¿Cómo se van a integrar a las redes de Metro y tren Suburbano ya existentes?

¿Quién se va a hacer cargo de la operación de esos sistemas?

¿Cuál va a ser la tarifa y los acuerdo para cruzar del Estado de México a la Ciudad de México?

¿Van a subsidiar la tarifa?

¿Cuánto van a pedir al gobierno federal para cristalizar sus proyectos?

¿Qué estudios sustentan que las líneas que proponen sean las más necesarias, de acuerdo con la movilidad de los mexiquenses?

Estas son algunas preguntas que seguramente no responderán los candidatos, pero deberás tener en cuenta a la hora de decidir por quién de ellos votar.

 

MÁS INFORMACIÓN: Plataformas electorales de los partidos políticos, coalición y candidaturas independientes, Instituto Electoral del Estado de México, 2017.

MÁS INFORMACIÓN: El costo de los Metros en los países en desarrollo: ensayo de análisis y comparación de los Metros de Caracas, Hong Kong, México, Santiago y Sao Paulo, Rosa V. Ocaña O.

MÁS INFORMACIÓN: El Metro es de todos, Sistema de Transporte Colectivo, 2014.