Negocios

Navieras esperan fuertes ganancias “gracias” a crisis en cadenas de suministro

Se espera que las 10 mayores navieras del mundo obtengan ganancias conjuntas que van de 115 mil a 120 mil millones de dólares en 2021.

26-01-2022 07:38 Por : Arena Pública
Uno de los buques de carga del gigante danés del transporte marítimo Maersk (Foto: Maersk)
Uno de los buques de carga del gigante danés del transporte marítimo Maersk (Foto: Maersk)

Las empresas de logística internacional lograron desempeños extraordinarios durante 2021 impulsados por la revaluación histórica de sus bienes y servicios en medio de la recuperación económica mundial.

Este es el caso de las navieras más importantes del mundo, quienes esperan haber cerrado 2021 con rachas de ganancias trimestrales nunca antes vistas gracias a encarecimientos de más de doble dígito de las tarifas de transportes marítimo, principalmente en las rutas de Asia-América.

La empresa logística Maersk logró, gracias al aumento de 80% en el precio de sus fletes, ingresos que alcanzarían 185 mil millones de dólares y un EBITDA de 8 mil millones de dólares, mil millones más que el pronóstico de los analistas a pesar de que el volumen de contenedores transportados cayó 4%, según sus resultados preliminares al último trimestre del año.

“El fuerte resultado en el trimestre refleja la continuidad de las condiciones excepcionales del mercado en la división oceánica causadas por las disrupciones globales en las cadenas de suministro que han llevado al incremento en el precio de los precios de los fletes” dijo la compañía en un comunicado. 

Otras empresas competidoras como Mediterranean Shipping Company (MSC), COSCO y Hapag-Lloyd aún no revelan sus estimaciones para el último trimestres del año, pero han compartido la tendencia de Maersk durante los tres trimestres del 2021 que han reportado hasta ahora. 

No obstante, según la plataforma Alphaliner, se espera que las 10 navieras más grandes del mundo, de las cuales solo 5 concentran el 85% de la capacidad de transporte marítimo mundial, hayan alcanzado beneficios conjuntos que van de 115 a 120 mil millones de dólares en 2021.

Del otro lado de la moneda, mientras el alza de precios de 2021 fue una extraordinaria oportunidad de negocio para estas empresas pues se tradujo en un mejor desempeño al esperado, para los importadores industriales y para los consumidores finales fue una verdadera pesadilla. 

Según Nicolas Sly, economista de la Reserva Federal de Kansas quién realizó una investigación sobre el impacto del encarecimiento de los fletes sobre la inflación, estimó que cada 15% de incremento en el precio de los fletes se refleja, un año después, en un incremento de 0.1% en la inflación subyacente en EU. Los efectos, agrega en el estudio, suelen ser más de carácter permanente que transitorio y siguen presionando los precios entre 12 y 18 meses después de iniciado el incremento. 

Para Maersk como para los analistas, aún no está claro cuando se aliviará la crisis logística, en especial luego de las presiones adicionales que la variante Ómicron está ejerciendo nuevamente sobre los puertos de Asia, generando nuevas incertidumbres para los importadores y consumidores.

Pero para las navieras como  Hapag-Lloyd y la francesa CMA CGM las ganancias extraordinarias son una oportunidad para desendeudarse, mientras que para MSC y Maersk, las dos líderes mundiales del sector, se concentran en ampliar sus negocios, así como sus flotas marítima y terrestre, respectivamente.

Otros "ganadores" con la crisis

No solo las navieras esperan resultados financieros extraordinariamente altos por la elevación de los precios, también productores de materias primas e insumos clave se encuentran en una situación similar. 

Otra de las mayores pesadillas de la industria manufacturera, la crisis de semiconductores, del otro lado del Pacífico ha representado ingresos récord para la Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC), la principal proveedora de chips para Apple Inc y una de las líderes mundiales del mercado de semiconductores.

La alta demanda y reducida oferta de chips, ha mantenido al alza el precio de estos pequeños insumo mientras la industria electrónica, de electrodomésticos, automotriz, entre otras, intentan resurtir sus inventarios para evitar paros o reducción de su producción. 

Según dieron a conocer en su último reporte trimestral, los ingresos de TSMC se incrementaron en 24.1% hasta los 15 mil 740 millones de dólares y estiman continuar con la tendencia alza al alcanzar hasta los 17 mil 200 millones de dólares en el primer trimestre de 2022, un resultado 33% mayor a los 12 mil 920 millones que obtuvieron en el mismo periodo pero del año anterior. 

La competencia directa de TSMC, la multinacional surcoreana Samsung Electronics, espera lograr un incremento ligeramente menor de 23% al alcanzar 76 mil millones de dólares por concepto de ingresos en el mismo trimestre. 

Aunque en el caso de los beneficios operativos el pronóstico de Samsung, de 11 mil 500 millones de dólares, está por debajo de las expectativas que tenía el mercado de 12 mil 600 millones de dólares, lo que los analistas atribuyen a factores estacionales de fin de año como el pago de bonos a los trabajadores, mayores costos de marketing en el periodo de ventas y otros gastos.