Gobiernos y Finanzas Públicas

Gobierno exprimió a contribuyentes con ISR y sacó partida a depreciación del peso

Tan sólo lo recaudado por Impuesto sobre la Renta (ISR) casi duplicó a los ingresos por la venta de petróleo que ascendieron a 790 mil millones de pesos el año pasado.

13-02-2017 15:00 Por : Arena Pública
La recaudación del impuesto que se cobra sobre los ingresos de trabajadores formales y empresas creció 57% durante la administración que lidera Enrique Peña Nieto.
La recaudación del impuesto que se cobra sobre los ingresos de trabajadores formales y empresas creció 57% durante la administración que lidera Enrique Peña Nieto.

Los tiempos en que el grueso del ingreso público provenía de la venta de petróleo quedaron atrás.

Los contribuyentes se convirtieron en la primera fuente de ingresos de la s‪ecretaría de Hacienda y Crédito Público.

Durante 2016 los impuestos representaron el 56% de los ingresos totales del gobierno federal al sumar 2.71 billones de pesos.

Hasta 2013 la venta de petróleo crudo representó la mayor fuente de ingresos públicos -más de la tercera parte del total- pero a partir de 2015 eso cambio.

Tan sólo lo recaudado por Impuesto sobre la Renta (ISR) casi duplicó a los ingresos por la venta del hidrocarburo en 2016 que ascendieron a 790 mil millones de pesos.

La recaudación del impuesto que se cobra sobre los ingresos de trabajadores formales y empresas creció 57% durante la administración de Enrique Peña Nieto.

 

Te puede interesar: El fisco mexicano fomenta la desigualdad, 5 de octubre de 2016.

 

En 2013 los ingresos por ISR ascendieron a 906 mil millones de pesos y para 2016 rebasaron los 1.42 billones de pesos, suma que equivale a la tercera parte de los ingresos totales del año pasado.

En contraste, los ingresos por la venta de petróleo disminuyeron 37% o 472 mil millones de pesos bajo la misma comparación, ese monto es 1.6 veces mayor de lo que se destinó a educación pública en 2016.

A pesar de que los ingresos tributarios fueron el grueso del presupuesto en 2016, no fueron los que más crecieron de un año a otro.

Los aprovechamientos o recursos que recibe el gobierno en forma de recargos, intereses moratorios, multas y cualquier otro que no sea impuesto crecieron 33% anual.

Principalmente porque en ése rubro se incluyó a los ingresos que el gobierno recibió por remanentes o ganancias cambiaras que el Banco de México le entrega a partir de los recursos de las reservas internacionales que a diciembre de 2016 ascendieron a poco más de 170 mil millones de dólares.

 

Te puede interesar: Remanentes podrían sacar a flote superávit primario que no se logrará con buena administración del gasto, 7 de diciembre de 2016.

 

A la Secretaría de Hacienda le vino bien la depreciación de 20% que sufrió la moneda nacional frente al dólar el año pasado, cuando pasó de 17 pesos por dólar en diciembre de 2015 hasta 20.5 pesos por dólar un año después.

En 2016 los recursos por aprovechamientos registraron 478 mil millones de pesos, de los cuales la mitad fueron remanentes de operación por ganancias cambiarias que obtuvo el Banco de México.

El impuesto a gasolinas y el diésel fue el otro rubro del presupuesto que más creció, la principal causa fueron los tres gasolinazos que la secretaría de Hacienda impuso a lo largo de 2016 y que elevaron el precio de la Magna desde 13.16 pesos por litro hasta 13.98 pesos. 

 

Te puede interesar: 40% del 'gasolinazo' para enero es por impuestos, no por depreciación del peso, 29 de diciembre de 2016.

 

Los incrementos al precio de la gasolina lograron una recaudación de 277 mil millones, 22.5% mayor que un año antes, y en 2017 el fisco espera recaudar aun más por esta vía, 284 mil millones de pesos de acuerdo con la Ley de Ingresos de la Federación.

 

A FONDO: Información de Finanzas Públicas y Deuda Pública, Enero-Diciembre de 2016. Secrtaría de Hacienda y Crédito Público, 30 de enero de 2017.