Gobiernos y Finanzas Públicas

Remanentes podrían sacar a flote superávit primario que no se logrará con buena administración del gasto

La secretaría de Hacienda se frota las manos porque el próximo año no sólo no realizará el recorte al gasto público que prometió, sino que recibirá una cantidad significativa de recursos que no serán fiscalizados y que podrían ayudarle a lograr la meta de superávit primario que se impuso.

07-12-2016 18:00 Por : Arena Pública
El presupuesto de egresos 2017 será 2.6% mayor al del año en curso, un crecimiento equivalente a 125,018 millones de pesos extras.
El presupuesto de egresos 2017 será 2.6% mayor al del año en curso, un crecimiento equivalente a 125,018 millones de pesos extras.

Los receptores de remesas no son los únicos que se alegran con la depreciación del peso.

La secretaría de Hacienda se frota las manos porque el próximo año no sólo no realizará el recorte al gasto público que prometió, sino que recibirá una cantidad significativa de recursos que no serán fiscalizados y que podrían ayudarle a lograr la meta de superávit primario que se impuso.

Se estima que el Banco de México le entregará más de 550 mil millones de pesos por concepto de remanentes o ganancias cambiarias, las cuales se obtienen a partir de los recursos de las reservas internacionales valuados en dólares que actualmente ascienden a poco más de 170 mil millones de dólares.

A partir 2016 la Ley de Ingresos estipuló que el 70% de los remanentes de operación del Banco de México se utilizarían para amortizar la deuda pública del gobierno federal y el restante 30% ingresarían a un fideicomiso llamado Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios cuyas reglas de distribución son poco claras.

Compensar la disminución de los ingresos presupuestados y cubrir el costo de la adquisición de coberturas son dos de los destinos que deberán tener los 165 mil millones de pesos en remanentes que podrían entrar al fideicomiso de acuerdo con las reglas de operación publicadas en el Diario Oficial de la Federación.

Si Hacienda recibe por remanentes por lo menos un nivel similar al de 2016 por 239 mil millones de pesos podría alcanzar la mitad de la meta de superávit primario que se impuso por 0.4% del Producto Interno Bruto, asegura el economista José Miguel Moreno.

Una meta que no se alcanzará con el recorte al gasto de 239,700 millones de pesos entre 2016 y 2017 que anunció la secretaría de Hacienda, de los cuales 70,300 millones de pesos corresponderían al año entrante.

Para no endeudarse más la secretaría de Hacienda debió hacer un recorte presupuestal de por lo menos 290 mil millones de pesos, coinciden en ello el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas y el Consejo Coordinador Empresarial.

Por lo menos en números corrientes la Hacienda no hizo ningún recorte al gasto público neto para el próximo año, aunque si redujo en 3% el gasto corriente y en 7% el del Ramo 23, uno de los rubros más opacos.

El presupuesto de egresos 2017 será de 4.888 billones de pesos, un crecimiento anual de 2.62% que equivale a 125,018 millones de pesos extras a los que se sumarán los 385 mil millones de pesos que podría recibir por remanentes en abril próximo.

La secretaría de Hacienda tiene oportunidad de hacer un uso eficiente de los remanentes para reducir la deuda y alcanzar el superávit primario, un movimiento de recursos del que la ciudadanía tendrá cuenta hasta conocer el balance de deuda del próximo año.

 

OPINIÓN: El gobierno apuesta a que Banxico lo rescate, Samuel García, 23 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: El recorte al gasto no es como lo pintó Hacienda, 9 de septiembre de 2016.

OPINIÓN: Presupuesto 2017: ¿De qué tamaño tiene que ser el ajuste?, José Miguel Moreno, 5 de septiembre de 2016.