Tecnologías

¡No más lancetas! Crean primera prueba de saliva para medir glucosa en diabéticos

Científicos australianos desarrollaron por primera vez una prueba indolora para medir el nivel de azúcar en la sangre de personas diabéticas.

15-07-2021 14:44 Por : Arena Pública
El desarrollo podría abrir la puerta a más pruebas de glucosa indoloras y baratas. (Foto: Universidad de Newcastle)
El desarrollo podría abrir la puerta a más pruebas de glucosa indoloras y baratas. (Foto: Universidad de Newcastle)

Como bien se sabe, las personas que padecen diabetes, tienen que checar sus niveles de azúcar en sangre de forma regular, pinchando sus dedos con una lanceta y colocando las gotas de sangre en una tira reactiva. Muchas veces los diabéticos evitan este tipo de pruebas, pues si bien no son tan dolorosas, sí son incómodas; sin embargo, gracias a una reciente creación, esta práctica podría quedar en el pasado. 

Científicos del Centro de Electrónica Orgánica (COE) de la Universidad de Newcastle en Australia, desarrollaron una tira no invasiva que comprueba los niveles de glucosa a través de la saliva.

De acuerdo a Paul Dastoor, profesor de Física de la Universidad de Newcastle y líder de investigación, la prueba funciona mediante un biosensor que está recubierto con la enzima natural, Glucosa Oxidasa. El biosensor interactúa con la saliva, produciendo una reacción que genera una corriente eléctrica. Esta corriente se puede detectar y medir para revelar niveles de glucosa de alta precisión. 

Incluso, con esta tecnología, los resultados podrían entregarse a través de una aplicación de teléfono inteligente y los datos serían almacenados en una nube.

Equipo de investigadores de la Universidad de Newcastle.

El profesor Dastoor, encargado de dirigir al equipo que creó la prueba, mencionó que podría abrir la puerta a pruebas de glucosa indoloras y baratas, pues los materiales electrónicos en el biosensor son tintas y eso bajaría el costo de producción. 

La prueba se creó gracias al Plan Estratégico Mirando hacia el Futuro, proyecto que permitió crear el Hunter, un establecimiento que funge como banco de pruebas para la innovación e impulso a la inversión en las nuevas industrias. 

Las nuevas pruebas de glucosa ya son un proyecto tangible, pues fue financiado bajo la Iniciativa de Manufactura Moderna del gobierno australiano, con 4.7 millones de dólares. 

El profesor Paul Dastoor, dijo que su equipo en el COE, se encuentra trabajando en estrecha colaboración con su socio comercial y beneficiario de la subvención, GBS Inc, en una instalación de fabricación que se ubicará en el Hunter. Se espera que para 2023 salga la primera línea de producción.

Dastoor cree que esta tecnología también se podría aplicar en 130 indicadores, incluidos marcadores tumorales, hormonas, alérgenos e incluso, COVID-19. Asimismo, el profesor dijo que el sensor podría ayudar con nuevas pruebas diagnósticas que se necesitan con urgencia para ayudar a erradicar el coronavirus. Con este propósito, el equipo de Paul Dastoor se está asociando con el Instituto Wyss de Ingeniería de Inspiración Biológica de la Universidad de Harvard, para ayudar a desarrollar la plataforma de sensores como una prueba de COVID no invasiva.

Se calcula que en el mundo existen poco más de 460 millones de personas que sufren diabetes, por lo que, un desarrollo tecnológico como este, podría generar un gran impacto en la salud de la población que vive con esta condición.

 

MÁS INFORMACIÓN: Primera prueba de diabetes sin aguja en el mundo. Universidad de Newcastle.