Políticas públicas

Recorte de 7% al Coneval y cancelación de encuesta de gasto afectarían medición de la pobreza

El presupuesto para el gasto en servicios personales del Coneval disminuyó 14.6% respecto al año anterior.

29-01-2019 06:00 Por : Arena Pública
El Coneval es la institución encargada de la medición de pobreza y evaluación de los programas de desarrollo. Foto: Instagram de Coneval
El Coneval es la institución encargada de la medición de pobreza y evaluación de los programas de desarrollo. Foto: Instagram de Coneval

El Inegi no fue la única institución encargada de generar información política social afectada con los recortes presupuestales de 2019; el Coneval también tuvo un recorte de 7% respecto al 2018. 

A la institución gubernamental encargada de generar información detallada sobre la medición de pobreza en México, así como de evaluar los programas sociales, se le otorgó un presupuesto de 443 millones 145 mil pesos, de acuerdo con el Análisis Administrativo Económico del Presupuesto de Egresos 2019 publicado por la Secretaría de Hacienda, 35 millones de pesos menos que en el 2018. 

Para Rodolfo de la Torre, Director del Centro de Estudios Espinosa Yglesias y quien fue parte del Comité Técnico de Medición de la Pobreza que propuso y calculó la primera medición oficial de pobreza en México, los recortes en el Consejo Nacional para la Evaluación de las Políticas de Desarrollo (Coneval) no detendrían las revisiones en medición de pobreza, pero las harían más lentas.

 

Te puede interesar: Inicia subsidio a combustibles; diésel tendrá estímulo de 0.53%, 25 de enero de 2019

 

El maestro en filosofía de la economía por la Universidad de Oxford señaló a Arena Pública que el mayor impacto dentro del Coneval lo sufrirán los empleados de menor ingreso al cancelarse el seguro de gastos médicos mayores. De acuerdo con información del presupuesto, el presupuesto para el gasto en servicios personales de esta institución disminuyó 14.6% respecto al año anterior.  

Por su parte, el gasto de operación se redujo 3.6%.

De la Torre explicó que “es más grave lo del Inegi”, pues de la información que recaba este organismo se alimenta el Coneval para realizar análisis; el economista hizo énfasis en lo grave de la cancelación de la Encuesta Nacional de Gasto de los Hogares (Engasto) que mide los hábitos de consumo de la gente, pues sin esta, se disminuye la capacidad de investigación en pobreza por parte de Coneval y el mismo Inegi.  
 

El Instituto Nacional de Estadística y Geofrafía (Inegi) solicitó para este año un presupuesto de 17 mil millones de pesos, pero la Cámara de Diputados le asignó 12 mil millones lo que derivó en la cancelación o suspensión de una decena de proyectos y programas, entre ellos la Engasto. 

La Engasto tiene como objetivos obtener las estimaciones del agregado del gasto de consumo anual de los hogares; así como estimar el consumo anual en cantidades físicas de alimentos, bebidas, electricidad, gas y agua, para el conjunto nacional.

Además, la Engasto también es la encargada de obtener estimaciones trimestrales agregadas de las variables necesarias para la medición multidimensional de la pobreza (seguridad alimentaria, características y calidad de la vivienda, servicios con que cuenta la vivienda, escolaridad, acceso a los servicios de salud, acceso a la seguridad social), por lo que su cancelación afecta directamente los insumos con los que trabaja el Coneval. 
 

Fuente: Coneval

El gobierno federal está recabando su propia información para aplicar la política social. Sin dar detalles, el 3 de octubre López Obrador anunció por medio de un tweet que el censo casa por casa para la aplicación de programas de bienestar había iniciado, lo llamó el Censo de Bienestar.

Rodolfo de la Torre considera que el Censo del Bienestar, genera más dudas de las que despeja, además de representar un desperdicio de recursos. De acuerdo con él: 

Con la información hasta ahora disponible, no puede descartarse que el Censo del Bienestar vaya a ser un instrumento partidista, inhibidor de la participación ciudadana, con una visión fragmentaria de las necesidades, que no abone a una visión de derechos y absolutamente innecesario.

En medio de un proceso de recolección de datos opaco y debilitando a las instituciones encargadas de recabar, medir y evaluar la información relacionada con la pobreza, es como empieza el sexenio de Obrador en materia de desarrollo social.

 

MÁS INFORMACIÓN: Paquete Económico y Presupuesto 2019, Secretaría de Hacienda