Políticas públicas

La economía y la corrupción están acabando con la fe en la democracia

La frustración económica, la ira contra las élites políticas por la corrupción y el estado de los derechos individuales han debilitado el compromiso con la democracia, según muestra un estudio del Pew Research Center.

29-04-2019 19:05 Por : Arena Pública
Ciudadanos votando en una casilla electoral del Estado de México en las elecciones de junio de 2017
Ciudadanos votando en una casilla electoral del Estado de México en las elecciones de junio de 2017

¿Por qué es importante?: Más de la mitad de la población de 27 países se encuentran insatisfechos con los resultados de la democracia en sus lugares de origen, principalmente porque los políticos -una vez elegidos- no son capaces de dar respuesta a sus demandas. Los mexicanos -uno de los países incluídos en el estudio- son los más insatisfechos con el funcionamiento de su democracia.

El panorama general: Entre el 14 de mayo y el 12 de agosto de 2018 el Pew Research Center realizó una encuesta entre 30 mil 133 personas en 27 países para documentar el compromiso de la gente con la democracia tanto en naciones desarrolladas como emergentes.

Las cifras hablan: Algunos hallazgos son los siguientes:

1. El vínculo entre lo que piensan sobre la economía y el desempeño democrático es fuerte. En 24 de los 27 países encuestados, las personas que dicen que la economía nacional está en mal estado son más propensas a estar insatisfechas con el funcionamiento de la democracia.

2. La misma relación se establece con las oportunidades económicas que expresan las personas. En 26 de 27 países, aquellos que creen que su país es uno en el que la mayoría de las personas no pueden mejorar su nivel de vida tienen más probabilidades de estar insatisfechos con la forma en que funciona la democracia. En países como Suecia (49%), Corea del Sur (41%) o Israel (48%) menos de la mitad de quienes piensan que la democracia no funciona también dijeron no tener oportunidades para incrementar su nivel de vida. En México, este porcentaje es del 92% y en Brasil de 89%.

3. Hay una fuerte relación entre el grado de atención de los políticos electos a lo que la gente piensa, con el nivel de satisfacción sobre la democracia en su país. En 26 naciones es más común que la gente se exprese a favor de esta relación. En México, el 92% de quienes piensan que la democracia no funciona también dijeron que los candidatos electos no toman en cuenta la opinión de la gente. 

4. El 54% de los encuestados dicen que su país puede ser descrito como uno en el que la mayoría de los políticos son corruptos. En 18 de los 27 países encuestados, alrededor de la mitad o más dicen que su país puede ser descrito como uno en el que la mayoría de los políticos son corruptos; entre otros se incluye a Grecia (89%), Rusia (82%), Corea del Sur (75%), Italia (70%), y EU (69%). En México solo el 27% respondieron estar de acuerdo con esta afirmación.

5. Un 60% de la población encuestada dice que no importa quien gane la elección porque las cosas no cambiarán mucho. En EU respondieron así el 54%; en Canadá, 54%; en España, 42%; en Japón, 62%; mientras que en México, 38%. El porcentaje obtenido en México puede ser producto de que la encuesta fue levantada en el periodo electoral y poselectoral en México con el triunfo de López Obrador levantando grandes expectativas entre la población.

El estado de las cosas: La situación económica de los mexicanos y la escasa atención a sus demandas por parte de los políticos con cargos populares, tienen relación directa con su insatisfacción democrática.