Políticas públicas

Hacienda destinó 27 veces más recursos para "subsidiar" gasolinas en 2021

El gobierno federal dejó de recaudar 104 MMP en impuestos por el estímulo fiscal a las gasolinas, tendencia que se mantendría por varios meses este año.

29-01-2022 10:09 Por : Arena Pública
El precio de venta de la gasolina magna acumuló 51 semanas recibiendo estímulos fiscales desde febrero de 2021 (Foto: Gobierno de México)
El precio de venta de la gasolina magna acumuló 51 semanas recibiendo estímulos fiscales desde febrero de 2021 (Foto: Gobierno de México)

Mantener estable el precio de las gasolinas le costó más de lo esperaba al Gobierno Federal en 2021.

El año pasado, el petróleo alcanzó niveles no vistos desde hacía más de cuatro años,  al pasar de 47.16 dólares por barril al cierre de 2020, hasta 71.29 dólares por barril para el cierre de 2021, un incremento de 53%. Sin embargo, pese al fuerte aumento en el precio de la materia prima, el precio de la gasolina fue 14% mayor, un incremento por encima de la inflación general pero muy por debajo del incremento en los precios del crudo.

La divergencia entre ambos precios se debió a la implementación de un estímulo fiscal sobre el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) del que la gasolina forma parte de los productos gravados. De hecho, tan solo un mes después de que el estímulo fue retomado en febrero de 2021, el alza en el precio de la gasolina prácticamente se detuvo, subiendo solo 0.66% en los meses restantes. 

Pero vender gasolina “barata” al interior de país, en comparación con los precios internacionales, no le salió nada “barato” al gobierno federal que tuvo que dejar de recaudar 104 mil 76 millones de pesos el año pasado, debido al estímulo fiscal otorgado sobre las gasolinas magna, premium y el diésel. 

Al cierre de 2021, la SHCP llevaba ya 48 semanas reduciendo -vía el impuesto- el precio de la gasolina magna (verde), 34 semanas de la premium (roja) y 45 al diésel. El incremento del gasto destinado al estímulo durante estas semanas provocó que el monto fuera 27.6 veces mayor que en 2020, cuando el apoyo sumó apenas 3 mil 642 millones de pesos ante el desplome de los precios petroleros. 

En su último informe trimestral de Finanzas y deuda pública, Hacienda señala que a pesar del fuerte estímulo otorgado en este año, los ingresos tributarios “sumaron 3 billones 566 mil millones 748 millones de pesos, monto superior al programa en 33 mil 774 millones de pesos y mayor en 1.1% en términos reales con respecto a lo observado en 2020”. 

El optimismo de la Secretaría se debe a que los dos principales impuestos del país el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Sobre la Renta (ISR) se recuperaron en 2021 luego de la brutal caída registrada en el año de la pandemia, impulsando los ingresos tributario en 28 mil millones de pesos por encima de lo programado. .

No obstante, fue el IVA el que impulsó la recaudación para supera la meta, pues con un crecimiento de 7.7% respecto al año anterior superó lo programado en 143 mil millones de pesos en contraste con el ISR que creció 1.7% y quedó 16 mil millones por debajo de sus meta, así como el IEPS que cerró con 110 mil millones por debajo de lo programado pese a un incremento de 17.6% respecto al año pasado. 

Es decir, si no hubiera sido por el IVA, los ingresos extraordinarios de 2021 hubieran sido fácilmente devorados por el estímulo a las gasolinas aplicados en ese año. 

Precios altos en 2022 continuarían con estímulo 

Según la Ley de Ingresos de la Federación 2022, para 2022 el Servicio de Administración Tributaria espera obtener 3 billones 944 mil millones por concepto de impuestos, una meta 382 mil millones por encima de la de 2021.

De este monto, se estima que la recaudación por IEPS sería de alrededor de 505 mil 238 millones de pesos,  de los cuales el 63% (318 mil millones de pesos) provendrían solo de gravar a los combustibles.

El presupuesto de 2022 también realizó una modificación al IEPS, actualizando el valor cobrado en sintonía con la inflación, por ello este enero empezó con un incremento de alrededor de 7% en el caso del IEPS a combustibles

Por cada litro de gasolina Magna este año se pagarán 5.49 pesos de este impuesto, 7.44% más que en el 2020; para la Premium serán 4.63 pesos 7.43% más y para el diésel el aumento será de 7.3%, llevando el IEPS a 6.03 pesos por litro. 

Sin embargo, la recaudación podría volver a verse afectada por los precios petroleros que al día de hoy continúan por las nubes y se espera que sigan creciendo durante algún tiempo más, incluso hasta los 100 dólares por barril. 

Bajo este panorama, la SHCP podría extender por varios meses más el estímulo fiscal sobre la gasolina para evitar un alza de precios brusca, que durante enero se han mantenido.

El estímulo fiscal para la semana entre el 29 de enero y el 4 de febrero será será 81.65% ,equivalente a 4.4840 pesos, para la gasolina verde, por lo que los consumidores pagarán 1.0077 frente a los 1.2602 pesos de IEPS, por cada litro de combustible adquirido en estaciones de servicio la semana pasada.

Para  la roja tendrá un apoyo de 57.65% el equivalente a 2.6736 pesos por litro, pasando a 1.9639 pesos de impuesto por litro, mientras para diésel los automovilistas recibirán un descuento de 71.89% para pagar 1.6967 pesos de impuesto por cada litro

Sin embargo, a diferencia de 2021, los expertos creen que el reducido crecimiento económico que se espera para este año (de alrededor de 2%) podría poner el pie a las nuevas metas de recaudación planteadas en la LIF, especialmente porque ni el consumo privado -gravado por el IVA- y ni las empresas -gravadas por el ISR- dan señales de salir del estancamiento en que se encuentran.