Negocios

Caída de tasas: Los bancos pagaron menos a sus depositantes, pero cobraron igual por el crédito

A pesar de que el Banco de México redujo 400 puntos base la tasa objetivo, el margen financiero de los bancos creció 11.5% entre agosto de 2019 y agosto pasado.

28-10-2020 20:21 Por : Arena Pública
Los ingresos que obtuvieron los bancos en México por intereses de los créditos otorgados crecieron 1.4%, mientras que sus gastos por pagos de intereses a los depositantes -a plazo y a la vista- se redujeron 18.1% entre agosto 2019 y agosto pasado, según cifras de la CNBV..
Los ingresos que obtuvieron los bancos en México por intereses de los créditos otorgados crecieron 1.4%, mientras que sus gastos por pagos de intereses a los depositantes -a plazo y a la vista- se redujeron 18.1% entre agosto 2019 y agosto pasado, según cifras de la CNBV..

La fuerte caída de tasas de interés no afectó, como se suponía, el corazón del negocio bancario que es la intermediación del dinero. Todo el contrario, los bancos asentados en México incrementaron su negocio.

A partir de agosto del año pasado el Banco de México inició una importante reducción de la tasa objetivo cuyo descenso sumó 400 puntos base. La tasa de referencia pasó de 8.25% a 4.25% en 13 meses. Según los economistas, la fuerte caída de las tasas impulsaría el crédito con efectos positivos sobre la economía. Era la expectativa antes de la pandemia. En todo caso, tasas de interés mucho más reducidas afectarían, potencialmente, el margen financiero de los bancos, como ha sucedido en otras latitudes.

Pero esto último no ha ocurrido en México. Entre agosto de 2019 y agosto pasado el margen financiero de los bancos -es decir, la diferencia entre lo que los bancos cobran a sus clientes que solicitan créditos y lo que pagan a los clientes que depositan su dinero- creció 11.5%, según los datos publicados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en su más reciente reporte.

Al observar el estado de resultados de la banca, la explicación luce sencilla: Mientras que los ingresos obtenidos por intereses de créditos otorgados a sus clientes crecieron 1.4% -a pesar de que cayó la tasa de referencia-; por otro lado, sus gastos por pagos de intereses a los depositantes -a plazo y a la vista- se redujeron (-)18.1%. A primera vista, la reducción de la tasa objetivo del banco central habría aplicado a los depositantes de los bancos, pero no en la misma magnitud y velocidad a quienes solicitaron créditos.

Adicionalmente, la banca incrementó significativamente sus ingresos por las comisiones y tarifas que cobró a sus clientes mejorando el resultado de su margen financiero. En esos doce meses los bancos incrementaron 11% sus ingresos por el cobro de comisiones y tarifas, esto es 10 mil 449 millones de pesos más, según el reporte de la CNBV; mientras que el pago que realizan por comisiones creció 5.6%.

Si bien la pandemia ha afectado la rentabilidad sobre recursos propios (ROE, por Return on Equity en inglés) de la banca en México -que pasó de 15.89% en agosto de 2019 a 11.80% en agosto pasado- ésto se debió, preliminarmente según muestran las cifras de la CNBV, a las reservas que han creado los bancos para hacer frente a los riesgos de impago futuro por el derrumbe de la economía, más que a un efecto derivado de la fuerte caída de la tasa de interés decidida por la Junta de Gobierno del Banco de México.