Economía

Se habría profundizado desaceleración económica en el país

Los datos estimados para la actividad económica de noviembre y diciembre de Inegi confirmarían una franca desaceleración de la economía mexicana, anticipando un bajo crecimiento para este año.

22-01-2023 06:41 Por : Arena Pública
Ni el impulso de las ventas de fin de año salvó al último trimestre de la economía. (Foto: Gobierno de Irapuato)
Ni el impulso de las ventas de fin de año salvó al último trimestre de la economía. (Foto: Gobierno de Irapuato)

La economía mexicana entró en una fase de mayor desaceleración hacia finales del año pasado que ni el Buen Fin ni las ventas navideñas pudieron contener, según revelan la más recientes estimaciones del instituto de estadísticas del país.

Las cifras estimdas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dejan ver que la economía mexicana habría caído en diciembre, por segundo mes consecutivo y tercera ocasión en el 2022. Durante el último mes del 2022 el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), una estimación del PIB mensual, anticipa una caída de (-)0.4% de la economía mexicana, lo que convertiría a diciembre en el mes de peor desempeño de todo el año, por encima de las caída de julio (-0.2%) y noviembre (-0.1%). 

Al tratarse del segundo mes de caída de la economía mexicana, los analistas creen que ambos resultado son prueba de que la desaceleración de la economía mexicana es un hecho luego de un año de resultados que sorprendieron.

Además, la segunda caída mensual en 2022 significó un nuevo retroceso frente a la recuperación pospandemia que se había alcanzado apenas unos meses antes, y que se mantenía hasta octubre con el estancamiento que se registró en ese mes. 

El subgobernador del Banco de México (Banxico), Jonathan Heath, explicó en un hilo de twitter que de confirmarse el dato de diciembre, el crecimiento del cuarto trimestre de la economía mexicana habría sido de solo 0.4%, lo que confirmaría la tendencia de desaceleración de todo el año. 

Para el subgobernador, la desaceleración iniciada con un crecimiento de 1.2% en el 1T, seguido por  uno de 1.1% en el segundo y por uno de 0.9% en el 3T, significa que, de confirmarse el 0.4% durante el último tramo del año, no se alcanzaría a superar el crecimiento de 3% como esperan los analistas. 

La subdirectora de análisis económico de Monex, Janneth Quiroz, confirmó que “de concretarse las proyecciones para el IGAE del #IOAE, la economía habría crecido 2.9% en 2022 respecto a 2021, con cifras desestacionalizadas. Esto, siempre y cuando, no se hagan revisiones a la serie histórica”. 

No obstante, la directora de análisis económico de Banco Base, Gabriela Siller, señala que “en conjunto, el IGAE de octubre y las estimaciones IOAE de noviembre y diciembre dan un crecimiento trimestral del PIB de 0.41% en el cuarto trimestre. A tasa anual el crecimiento del cuarto trimestre sería de 3.72% y en el 2022 el PIB mostraría un crecimiento de 3.06%”.

Aún cuando ambas estimaciones son matemáticamente correctas, la corrección a la baja, a la alza o la confirmación del resultado de diciembre se mantiene como el factor determinante para alcanzar o no el 3% anual, resultado que no se conocerá hasta el martes 31 de enero. 

Ni servicios ni comercio salvaron el crecimiento

La caída mensual del IOAE de diciembre se debió a la disminución de la actividad secundaria y terciarias, ambas de (-)0.6%. En ambos casos, otros indicadores económicos ya anticipaban una caída o por lo menos una fuerte desaceleración meses anteriores a la publicación de la estimación de diciembre. 

En el caso del sector industrial, conformado por las manufacturas, industria energética, minería y construcción, el indicador mensual de actividad industrial se mantuvo estancado en noviembre, en niveles similares a los de julio, luego de que en octubre presentara un avance de 0.4% que compensara los retrocesos de los dos meses anteriores. 

En el caso del sector terciario se presentó una caída de (-)0.7% en los ingresos del sector servicios, la primera en cuatro meses, sin embargo esta fue opacada por la sorpresiva caída del sector comercial en plena temporada de ventas de fin de año. 

Según la Encuesta Mensual de Empresas Comerciales los ingresos de las empresas comerciales al por mayor alcanzaron un máximo en marzo de 2022 y desde ese entonces han comenzado a disminuir y si bien su tendencia decreciente se detuvo brevemente en octubre, para el siguiente mes ya había recuperado su senda anterior. 

En el caso de las empresas minoristas se mantuvo una tendencia ascendente de ingresos pese a la ligera caída de (-)0.2% registrada en el penúltimo mes del año, un resultado sorpresivo considerando que noviembre es tradicionalmente un mes de altas ventas gracias a la temporada de ofertas y que contrasta con el incremento nominal en ventas de 6.1% registrado por la Asociacion Nacional De Tiendas De Autoservicio Y Departamentales (ANTAD).