Economía

La incertidumbre tiró los pronósticos de los economistas ¿lo volverá a hacer?

Los pronósticos de los economistas para 2021 tuvieron que rehacerse completamente ante circunstancias inusuales.

08-09-2021 17:50 Por : Arena Pública
A cuatro meses de terminar el año, es posible que las expectativas de los economistas cambien de nuevo (Foto: Pexels)
A cuatro meses de terminar el año, es posible que las expectativas de los economistas cambien de nuevo (Foto: Pexels)

Los pronósticos de los economistas fueron hechos añicos por la incertidumbre en 2021, y aún podrían hacerlo hacia los próximos meses.

En su más reciente Encuesta de Expectativas, con 28 expertos y dada a conocer este 7 de septiembre, Citibanamex mostró que el consenso de pronósticos para la inflación general a finales de año es de 6.00%, mientras que para la inflación subayacente, o básica, es de 4.82%.

Ambos pronósticos contrastan fuertemente con lo que arrojó la misma Encuesta de Expectativas pero de finales de enero pasado, la primera que se realizó en 2021. En aquella ocasión, el consenso de los analistas económicos fue de una inflación general de 3.60% para finales del año, mientras que para la subyacente se esperaba 3.50%. Es decir, en poco más de siete meses, las expectativas sobre la inflación general y subyacente se dispararon 66.67% y 37.71%, respectivamente.

Una variación pocas veces vista provocada por la gran incertidumbre derivada de la crisis sanitaria que estalló en 2020 y de una crisis -y recuperación- económica en 2020 y 2021, inusual. Los pronósticos de las variables macroeconómicas realizados por los economistas del sector privado o público generalmente sirven como base para el cálculo de presupuestos o para realizar transacciones con activos financieros en los mercados.

Pero la inflación no es el único indicador en el que las expectativas de los economistas han cambiado radicalmente en el transcurso de este año. En enero pasado, los analistas esperaban que la tasa objetivo -o de referencia- del Banco de México (Banxico) cerrara el año en 3.75%; con una tendencia marcadamente a la baja. Sin embargo, el consenso de expertos en la última encuesta de Citibanamex, fue que el banco central acabaría 2021 con una tasa de 5.13%. Con una tendencia alcista, contraria a la que esperaban los economistas a inicios de año.

Los pronósticos para el crecimiento económico de México en el año era de 3.5%, según la encuesta de enero. Sin embargo, y especialmente en la primera mitad del año, las expectativas se dispararon para colocarse en 6.2% en la más reciente encuesta.

En este sentido, Brenda Flores, investigadora de la organización México, ¿Cómo vamos?, señala que estas variaciones tan importantes en las expectativas de los economistas muestran “un efecto inusual ante circunstancias inusuales. No esperábamos ni lo rápido que se reactivaría la economía después de una caída tan grande, ni la magnitud de los apoyos y estímulos que se dieron en Estados Unidos y cuál sería su efecto en México”, afirma.

Si bien parece que la variación en las expectativas de los economistas para el cierre de año de estos indicadores se ha reducido desde que terminó el primer semestre del año, la especialista advierte que “todavía tenemos factores de incertidumbre en lo que resta del año”, que podrían afectar las expectativas de los expertos económicos en los meses por venir de 2021.

¿Tibias expectativas para el PIB?

Los bruscos cambios en las expectativas de los analistas para cada uno de estos indicadores fue mayor en la primera mitad del año, mientras que en los meses recientes la encuesta ha reportado menores fluctuaciones en los pronósticos, especialmente en lo que se refiere al crecimiento del producto interno bruto (PIB).

El consenso para el crecimiento del PIB mexicano pasó de 3.5% en enero, a 5.8% en junio; con los mayores saltos en el consenso para febrero-marzo, marzo-abril y mayo-junio. Desde entonces la expectativa de crecimiento económico para finales de 2021 se ha quedado casi estancada en 6%, con ajustes al alza de solo uno o dos puntos porcentuales.

Flores apunta que este ritmo de crecimiento es “un rebote inercial. Pedir que cerremos en 6% es realmente modesto, porque implicaría poco crecimiento en los últimos trimestres del año. Sí puede ser que se cerrara un poco por arriba de esa cifra, pero habría un problema más a mediano plazo. Para el resto del sexenio son mucho más conservadoras las expectativas porque se espera que en este año termine el efecto rebote”.

Esta advertencia se refleja también en cómo han cambiado las expectativas para el PIB de 2022 según la encuesta de Citibanamex. En enero pasado se tenía la expectativa que la economía mexicana crecerá a una tasa anual de 2.7% para el próximo año. En la encuesta de septiembre el consenso lo llevó a 3%, un pequeño brinco de 3 décimas de punto porcentual.

Este miércoles el gobierno federal pronosticó -en el Paquete Económico 2022 que presentó al Congreso- que la economía crecerá 4.1% en 2022. Una diferencia importante respecto del consenso de los analistas privados; y, quizá, un augurio de la fuerza de la incertidumbre hacia los próximos meses.