Economía

La discusión se intensifica, expertos creen que la inflación objetivo se alcanzará a finales de 2022

Crecen las divergencias entre Banxico y los economistas del sector privado sobre la duración del ciclo inflacionario, aunque concuerdan en que el efecto base reduciría la inflación en 2022.

18-11-2021 12:50 Por : Arena Pública
Compras en un mercado público de México. Los alimentos han sido unos de los bienes más afectado por el alza de precios. (Foto: Gobierno de México)
Compras en un mercado público de México. Los alimentos han sido unos de los bienes más afectado por el alza de precios. (Foto: Gobierno de México)

Con la entrada del nuevo año la alta inflación comenzaría a moderarse, pero los expertos advierten que pasarán varios meses hasta que se pueda cantar victoria. 

A principios de año, cuando inició el alza de precios, el Banco de México (Banxico) pronosticó que la inflación volvería a converger al objetivo de +/-3% durante el primer trimestre de 2022. Sin embargo, la persistencia inflacionaria fue empujando este pronóstico hasta el tercer trimestre de 2022 con un pronóstico de una fuerte caida de 4.8% a 3.9% entre el segundo y tercer trimestre del próximo año. 

Si embargo, y a diferencia de Banxico que cree que la inflación podría alcanzar el rango de tolerancia el próximo año, los analistas no esperan que esto se alcance tan rápido. Según la más reciente encuesta de expectativas de Citibanamex (del 5 nov), el consenso de las instituciones consultadas cree que el rango de tolereancia inflacionaria se alcanzará en el último trimestre de 2022, con 3.9%.. 

Pero las divergancias entre los economistas son notables, como la propia discusión sobre el fenómeno inflacionario global. Citibanamex es uno de los menos optimistas. Si bien en su último pronóstico señalaron que esperan que la inflación alcance su pico de 6.83% en diciembre y comience a bajar desde entonces, creen que la inflación al cierre del 2022 será de 4.20% todavía por encima del rango de tolerancia.

En contraste, Marco Oviedo, analista económico independiente, fue más moderado en su pronóstico. En entrevista, identificó algunos riesgos que podrían presionar la inflación incluso por encima del 7% como choques en alimentos, en energéticos o mercancías, pero consideró que dada la debilidad económica que persiste en el país el objetivo pueda alcanzarse a finales del próximo año.

La caída podría incluso verse aún más rápido pues según Luis Gonzalí, codirector de inversiones de la firma de fondos Franklin Templeton, tan solo el efecto base provocará una importante moderación de las lecturas interanuales de inflación, a lo que se sumará un escenario económico de menores presiones sobre los precios.

“Las disrupciones de las cadenas de suministros parecen estarse resolviendo. Mucha de la inflación que vemos a nivel global viene de bienes duraderos y ha subido tanto de precio que el consumidor ya está dispuesto a posponer el consumo, o lo que es lo mismo, ya no está dispuesto a comprar a los precios actuales, y eso va a hacer que la demanda tienda a bajar”, dijo en entrevista.

Aunque como Oviedo, tampoco descarta posibles "focos amarillos" en los precios no subyacentes, principalmente para el caso de los productos agropecuarios que pueden verse afectados ante una mala cosecha el próximo año o en el caso de mayor volatilidad en los precios de los energéticos. 

Poco probable tasas por encima de 6% en 2022

Sea más rápida o más lenta, la trayectoria descendente de la inflación que se verá el próximo año hace poco probable que la tasa de fondeo interbancario suba más allá del 6%. 

Según el sondeo de Citibanamex, el promedio de los encuestados cree que la tasa de interés cerrará el próximo año en 5.75%, incluso ligeramente por debajo del 6%.

“Si se cristaliza el escenario donde la inflación empieza a bajar, Banxico va a subir tasas en diciembre pero después que vea que va a la baja es probable que inicie una pausa, aunque hay una probabilidad 50-50 que realice un alza adicional en la primera junta del año”, señaló Gonzalí.

El ritmo del alza continúa sujeto a debate. Mientras Citi apuesta que una nueva alza se dará en febrero, Oviedo cree que es poco probable y que las alzas adicionales no se darán hasta que la Fed comience a subir en el segundo trimestre del año.

No obstante, algunos bancos como Banorte tienen pronósticos muy por encima del consenso tanto de ritmo como de cierre de tasas. Para 2022, el banco anticipa alzas acumuladas de 125 puntos base, con lo que el año cerraría con una tasa de 6.50%.

Para que su pronóstico se cumpla, el banco central debería subir 25 puntos base la tasa en todas sus reuniones del año, algo que el consenso de los analistas no creen que suceda pues la mayoría de los pronósticos esperan una pausa del ciclo restrictivo durante los dos primeros trimestres del año.  

“Banxico va a guardar esas subidas extra para empezar a subir tasas hasta el segundo semestre del año. La Fed también va a ser muy paulatina a la hora de subir tasas, entonces es probable que Banxico sea paulatino y realice en caso muy extremo dos subidas extra” comentó Gonzalí. 

Sin embargo, pese a que muchos analistas dan por sentado que la llegada de Arturo Herrera como gobernador del banco central el próximo año aseguraría una postura más dovish al interior de la Junta de Gobierno, Oviedo advierte que nada está asegurado y que la tasa podría seguir subiendo. 

“Vamos a tener un nuevo gobernador de la Junta en enero y aún no se sabe si puede adoptar una política más cautelosa o agresiva, pero hay espacio todavía. En algún momento [la tasa de interés] llegó a estar en 8.25% cuando las presiones lo obligaron hace algunos años”, puntualizó el economista.