Economía

Economía sorprende en agosto al crecer 1% pese a desaceleración mundial

Los analistas ya estiman que el sorprendente dato de agosto haría subir considerablemente las expectativas de crecimiento económico para el tercer trimestre.

25-10-2022 22:01 Por : Arena Pública
Con el resultado de agosto, la economía estaría apenas a dos décimas porcentuales de recuperar sus niveles previos a la pandemia. (Foto: Secretaría de Economía)
Con el resultado de agosto, la economía estaría apenas a dos décimas porcentuales de recuperar sus niveles previos a la pandemia. (Foto: Secretaría de Economía)

La economía sorprendió en agosto al registrar un crecimiento mensual de 0.97%, mostrando que los analistas subestimaron la fortaleza del sector servicios.

Según el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), la economía mexicana creció 0.97% durante el octavo mes del año, un resultado de más del doble de lo estimado (0.4%) en la última revisión del mes publicado en las cifras oportunas de septiembre. 

El resultado sorprendió a los analistas quienes no solo esperaban poca diferencia entre las cifras revisada y las finales, sino que también habían hecho sus estimaciones bajo el supuesto -de los datos preliminares- de que la economía se habría estancado durante el tercer trimestre. 

Si bien al resultado final de agosto debe sumarse todavía el resultado final para el mes de septiembre -que será publicado el 25 de noviembre-, los analistas ya estiman que el sorprendente dato de agosto haría subir considerablemente las expectativas de crecimiento económico para el tercer trimestre, e incluso para todo el año.

El promedio de los pronósticos para el crecimiento en 2022 se sitúa en 2.0%, según las encuestas, pero éste podría modificarse a la alza con el resultado de agosto. “De mantenerse el avance de 1.0% m/m de agosto en los meses que restan del año, la economía crecería 4.1% a/a en todo 2022, según el IGAE. Hasta el momento muestra un crecimiento de 2.0% a/a. Además, en septiembre la economía recuperaría el tamaño pre-pandemia y máximo previo”, escribió en un tweet Janneth Quiroz Zamora, economista en Jefe de Grupo Financiero Monex. 

El incremento en la actividad económica de agosto dejó a la economía mexicana a dos décimas porcentuales de su recuperación a niveles previos a la pandemia, después de que los niveles de empleo se recuperaron por completo en meses previos.

Sin embargo, la recuperación de la economía mexicana se posicionaría como una de las más lentas del mundo y la más lenta entre las últimas tres grandes crisis de la historia de México.  

Los resultados de la economía mexicana ha desafiado la lógica de desaceleración mundial, dado que las potencias económicas globales como Estados Unidos, Europa y China dieron frenazos económicos durante la primera mitad del año. 

La dependencia estructural de la economía mexicana hizo creer que producto de los dos primeros trimestres negativos para la economía estadounidense, la economía mexicana estaría destinada a hundirse; sin embargo la resistencia de las exportaciones mexicanas, así como el importante crecimiento de los servicios (sector terciario) en algunos meses -como agosto- han permitido seguir que la recuperación se sostenga. 

“La sorpresa del IGAE provino de actividades terciarias por la diferencia vs el IOAE (1.2% vs 0%); no obstante, como lo anticipó la #EMS el pasado 21 de octubre, los servicios de alojamiento temporal y preparación de bebidas y alimentos mostraron vigor en el mes (5% m/m)” profundizó Julio Santaella, expresidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La “rebelión” de la economía a la desaceleración mundial ha modificado las expectativas de que México acompañe a los Estados Unidos en el camino de la recesión, tuiteó Luis Gonzalí, codirector de inversiones de Franklin Templeton, sin embargo, el analista dijo que sigue existiendo una alta probabilidad (de hasta 70%) de que México enfrente una recesión leve en 2023

¿Más razones para que Banxico apuntale la tasa?

Pero las buenas noticias deben leerse con moderación y cautela, pues en medio de una ola inflacionaria global, el crecimiento acelerado no es necesariamente el mejor escenario, señalan analistas. 

Para Jesús Garza, director de Soluciones Financieras GAMMA y ex economista en Jefe de Itaú México, el buen dato de agosto y las mejores expectativas de crecimiento para 2022 justifican que el Banco de México (Banxico) pueda ser más agresivo con su política monetaria para controlar la inflación.

La inflación, que ha comenzado a desacelerar en su lectura general pero que sigue al alza en su componente subyacente -el más duradero, amplio y difícil de combatir-, ha generado el debate sobre la necesidad de elevar el ritmo de la tasa de interés. 

"La baja en la inflación general en la primera quincena de octubre se explica por completo por la disminución del componente no subyacente, que cayó de 9.70% a 8:95%. A su vez, la baja de la no subyacente se explica por la caída en un solo precio, gas LP", advirtió el subgobernado Jonathan Heath en su cuenta de Twitter.

Si bien todos los miembros de la Junta de Gobierno del Banxico votaron a favor de lo últimos 75 pb de alza, uno de ellos, el subgobernador Gerardo Esquivel -identificado como el más dovish- declaró recientemente en el podcast Norte Económico de Grupo Financiero Banorte que se puede “empezar a hablar de un desacople de nuestras decisiones respecto a ese país”.

Contrario a la mayoría de sus colegas, el subgobernador señaló que la tasa de interés real ya se encuentra en terreno restrictivo por lo que Banxico no debería llevarla más allá del 5%. 

Las declaraciones de Esquivel, quién ha mostrado preocupación en más de una ocasión sobre los posibles efectos de la restricción monetaria en el crecimiento económica, causaron polémica al ir más allá del mandato único sobre el nivel general de precios que tiene el Banco Central mexicano.

No obstante, los fuertes resultados económicos no solo permiten aliviar las preocupaciones sobre los efectos de las altas tasas sobre la economía, sino que aumentan la necesidad de una Banxico más firme, explicó en un tweet Marco Oviedo, analistas económico independiente.

“Una Taylor Rule [una fórmula para determinar la tasa de interés de un banco central] para México implica al menos 12.0% de tasa de interés para bajar la inflación a 3.0%. Es ilusorio pensar que van a parar en 10 o 10.50%, si para la Fed en 4.5 o 5%” agregó el economista. 

Actualmente, el promedio de respuestas de los analistas económicos consultados en la Encuesta Citibanamex de Expectativas esperan un crecimiento económico de 2.0% en 2022 y una tasa de interés de 10.50% al cierre del año.