Economía

Buen inicio de año para la economía, pero con un camino escabroso por delante

La economía sorprendió con un crecimiento esperado de 1.6% para el primer trimestre, pero los altos riesgos de inflación mundial sesgan los pronósticos a la baja.

21-04-2022 06:00 Por : Arena Pública
La actividad industrial impulsó el crecimiento económico en el primer trimestre. (Foto: Gobierno de Guanajuato)
La actividad industrial impulsó el crecimiento económico en el primer trimestre. (Foto: Gobierno de Guanajuato)

La economía mexicana inició el año mejor a lo esperado, pese a los temores de que ómicron y la guerra en Ucrania limitaran fuertemente el crecimiento; sin embargo, los expertos avizoran tormentas para el futuro inmediato que les hace creer en un año mediocre para el crecimiento económico del país. 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), dio a conocer que el crecimiento de la economía mexicana en los tres primeros meses del año fue de 1.8%, 2.8% y 0.4% para enero, febrero y marzo respectivamente, siendo los dos primeros grandes sorpresas para los pronósticos de los economistas. 

Considerando el último dato del Indicador Oportuno de Actividad Económica (IOAE), la economía en su conjunto podría haber crecido alrededor 1.6% respecto al mismo trimestre pero de 2021, un considerable incremento que además de romper las estimaciones previas también rompería con la tendencia de estancamiento de los dos trimestres anteriores. 

Pese a la aparición de la cuarta ola de coronavirus impulsada por la aparición de la variante ómicron a finales del año pasado la economía mexicana fue mucho más resiliente a lo anticipado, dijeron los economistas Iván Arias, director de Estudios Económicos de Citibanamex, y Pamela Díaz Loubet, economista en Jefe de BNP Paribas; dos de los bancos con los menores pronósticos de crecimiento para México (1.3% y 1.2%, respectivamente) en este año.

“Estimábamos que el repunte de casos con Omicrón iba a tener un mayor impacto sobre enero, que resultó ser un mes de sorpresa. El otro factor que impulsó la actividad en ese mes fue un número atípico de perforaciones de pozos, jalando a toda la producción industrial, aunque en febrero tuvo una reversión”, dijo Arias. 

El repunte en la actividad económica estuvo impulsado principalmente por un sólido crecimiento del sector secundario, que según el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI), se presentó principalmente en el sector minero que gozó de fuertes incrementos en el primer mes del año.

Además, el avance trimestre a trimestre también fue mucho mayor al esperado, pues mientras Citibanamex anticipaba avances de solo 0.3%, ahora el resultado podría ser de hasta 0.6%. Y si bien, a nivel anual fue el mes con menor avance, fue por mucho el que presentó el mayor avance mensual con un 0.8% frente al 0.4% y 0.2% del mes previo. 

El resultado del tercer mes del año es mucho mayor incluso que la mediana histórica de crecimiento mensual en distintos periodos de recuperación económica desde los años 90, destacó en un análisis Joel Virgen, analista económico independiente y director de Out of the Box Economics.

“Definitivamente destaca y nos da cierto aliento para el crecimiento del primer trimestre. Podría poner riesgos al alza sobre los actuales pronósticos que rondan el 2%” señaló el economista. No obstante ni Citibanamex ni BNP Paribas revisaron sus pronósticos en la más reciente edición de la encuesta de expectativas que publica Citibanamex.

Para la economista del banco francés, una revisión de su pronóstico es aún apresurada pues “si bien el indicador oportuno ha sido bastante bueno para pronosticar la cifra del IGAE, no necesariamente ha sido un buen pronóstico del PIB en el país. Desde el año pasado no necesariamente obtener el promedio entre las variaciones del IGAE nos da la tasa de crecimiento del PIB”. 

No obstante, no significa que la cifra del PIB será menor o mayor a la estimada con el promedio de los datos actuales hasta el momento, pues por lo menos dos de esos datos siguen siendo preliminares aunque, según señala Virgen, en los tres meses el resultado final ha sido mejor al inicialmente esperado. 

Un panorama mundial retador 

Con todo y el buen sabor de boca que dejan las cifras preliminares del primer trimestre del año, el resto del año podría pasar por un terreno mucho más escabroso que el que se esperaba en 2021.

“El problema es que a la vez que observamos una sorpresa, el panorama para el resto del año se ha deteriorado a raíz del conflicto bélico en el este de Europa” dijo el director de Estudios Económicos de Citibanamex. 

Tanto Díaz Loubet como Arias destacan tres principales factores de riesgo no solo para la economía mexicana sino que están afectando a la economía mundial en su conjunto: una inflación mucho más alta a lo que se anticipaba, mayores pronósticos en el nivel de las tasas de interés y disrupciones adicionales en las cadenas de suministros manufactureras.

“BNP Paribas tenía a principios de año la previsión de que los choques en las cadenas de suministro iban a aliviarse a mediados de año, pero lo cierto es que con lo que ha sucedido ahora creemos que sucederá hasta 2023”, comentó la economista.

La inflación es el principal reto económico para lo que resta del año, pues afectaría al crecimiento económico limitando el consumo de las familias que verían reducida su capacidad de compra por los mayores precios; y por otro lado las mayores tasas de interés en Estados Unidos y México también impactarían el consumo y la inversión. 

Según la encuesta Citibanamex, el consenso de los analistas elevó su pronóstico de inflación para el cierre de año hasta 6.38% desde un pronóstico de 5.98% en la encuesta anterior, aunque la mayoría de las previsiones de instituciones financieras como las del FMI la ubican en 5.9%.