Economía

Apunta trayectoria de la economía al estancamiento con alta inflación

La economía mexicana se frenó en el tercer trimestre, anticipa el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), mientras que los riesgos crecen hacia los próximos meses.

21-10-2022 13:37 Por : Arena Pública
La producción automotriz en México cayó casi 14% en septiembre respecto de agosto (Foto: Gobierno de México)
La producción automotriz en México cayó casi 14% en septiembre respecto de agosto (Foto: Gobierno de México)

Se consolida una trayectoria hacia el estancamiento de la economía mexicana, mientras que crecen los riesgos por recesión, alta inflación y controversias en el T-MEC. En septiembre, la economía se habría estancado (0.0%), después de que en julio creció 0.4% mensual y en agosto solo 0.1%.

Con el estimado del Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) que dioi a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) al noveno mes del año, el crecimiento durante el tercer trimestre del año sería de apenas 0.3%, con cifras desestacionalizadas, la tasa más baja de los últimos dos trimestres, luego de las sorpresas de 1.1% y 0.9% de los primeros dos trimestres del año.

El resultado confirmó el desaceleramiento de la actividad productiva del país que comenzó a observarse desde junio, aunque el resultado de septiembre de Inegi aún está sujeto a revisiones.

Para el grupo de análisis económico de Banorte “aunque esto es menor que los avances del 1T22 y 2T22, respectivamente, creemos que el resultado es favorable considerando el incremento acumulado en la primera mitad del año y mayores vientos en contra en el periodo, destacando las presiones inflacionarias, una aceleración en la restricción monetaria y los temores sobre una recesión en EU”.

Y es que a pesar del estancamiento que ya se observa y de confirmarse la cifra, los resultados del año serían más fuertes de lo que inicialmente se había previsto. Janneth Quiroz Zamora, economista en Jefe de Monex, escribió que de concretarse las proyecciones del IOAE, “la economía habría crecido en los primeros 9 meses del año 1.98% respecto al mismo periodo de 2021”,  con todo y el freno observado en el tercer trimestre. 

Y es que, de acuerdo a los analistas, la baja base de comparación del segundo semestre de 2021 favorece los resultados para el año medidos a tasa anual.

El estancamiento de septiembre fue provocado por un aplanamiento en la producción del sector secundario que no avanzó (0.0%) y la marginal disminución del sector terciario con una caída de (-)0.1%.

De acuerdo al indicador mensual de actividad industrial, solo en agosto el estancamiento del sector se debió principalmente a la considerable caída mensual de la construcción (-)1.7% y de (-)0.4% en la generación y distribución de energía. En contraparte la minería se incrementó 0.4%, y las manufacturas tuvieron una reducción marginal de (-)0.1% que, a pesar de ser un resultado negativo, aún muestran la resiliencia de la industria a las condiciones económicas desfavorables, especialmente desde el exterior.

Además de la resistencia manufacturera, el grupo de análisis de Banorte destaca que el sector terciario también ha resistido debido a que “la fortaleza en los fundamentales (e.g. empleo y remesas) sigue siendo clave para apoyar el dinamismo”.

No obstante, para Ernesto O’Farrill, presidente de Grupo Bursamétrica, los pronósticos del grupo para la actividad económica para septiembre son más bien pesimistas, principalmente por una caída importante en la producción automotriz, esperando una revisión cuando se publique la versión final del Indicador el IGAE.

Creemos que el estimado en septiembre es muy optimista, la producción automotriz en México bajó de manera importante y nuestros indicadores de confianza económica también sufrieron una fuerte caída, tanto la percepción actual como futura; las ventas de la ANTAD también presentan datos negativos y una moderación de las remesas” dijo en entrevista con El Financiero.

¿Recuperación de cifras prepandemia?

De confirmarse el estimado del PIB para septiembre, la actividad económica del país todavía se encontraría (-)1.5% por debajo del nivel reportado en enero de 2020, previo a la crisis generada por la pandemia y (-)1.7% de su máximo histórico alcanzado en agosto de 2018.

Si bien podría parecer que la economía mexicana está en el umbral para alcanzar la recuperación prepandémica, la zona de estancamiento en la que ahora se encuentra la coloca más bien en un quiebre de la tendencia de recuperación que había mostrado en el primer semestre.

“De confirmarse la evolución del IGAE que anticipa el nowcast del IOAE para agosto y septiembre de 2022, la actividad económica en México estaría prácticamente estacionada en el mismo nivel que el de abril 2022, es decir, (-)1.5% por debajo de su nivel prepandemia” señaló en un tweet Julio Santaella, expresidente del Inegi.

México es uno de los poco países que aún no logra recuperar sus niveles previos a la pandemia a más de dos años del inicio de la misma, y aunque en el último trimestre del año se espera un impulso económico estacional por la temporada de fin de año, el panorama para el 2023 podría extender el estancamiento e, incluso, entrar en una recesión. 

Con la recesión tocando a la puerta de varias economías avanzadas y la resolución pendiente de las controversias en el marco del T-MEC, los riesgos parecen acentuarse, por lo que aún es pronto para pensar en que el panorama pueda estabilizarse”, declaró Marcos Daniel Arias Novelo, analista económico de Monex.