Ford llama a revisión de camionetas con riesgo de incendio

Aproximadamente dos millones de camionetas serán atendidas para arreglar el problema; más de 300 mil están en México.

12-09-2018 12:57 Por : Arena Pública
Una falla en los pretrensores de los cinturones de seguridad puede ocasionar incendios (Foto: Ford México).
Una falla en los pretrensores de los cinturones de seguridad puede ocasionar incendios (Foto: Ford México).

Desde el exterior, la pick-up F-150, de Ford parece imbatible; un bunker que protege a los pasajeros.

Pero en su interior, un elemento fundamental para la seguridad de sus ocupantes no funciona como debería: una falla en los cinturones podría generar un incendio en las cabinas de cerca de dos millones de camionetas que ya fueron llamadas a revisión.

De acuerdo con información proporcionada por la propia firma, los pretensores -encargados de tensar el cinturón en caso de frenado brusco- cuando son defectuosos pueden generar gases al entrar en acción, los cuales, combinados con alguna chispa del mecanismo tienen la posibilidad de provocar un incendio en el área lateral de los asientos del conductor y copiloto.    

Por esta razón, la empresa llamó a revisión gratuita a unas dos millones de camionetas en Norteamérica de las que 360 mil 780 se encuentran en México. Según Ford, se tiene conocimiento de 17 casos de incendios en Estados Unidos y otros 7 en Canadá ocasionados por esta falla. Sin embargo, dicen los voceros de la automotriz, ninguno de ellos presentó lesiones o accidentes graves.  

Las camionetas ensambladas durante el periodo de 2014 a 2018 son las que recibirán atención. Cabe destacar que durante este tiempo, la pickup F-150 ha sido uno de los modelos más populares en la zona de Norteamérica. Tan solo en Estados Unidos es el modelo más vendido de este tipo de camionetas.

 

Te puede interesar: Ford anuncia su llegada al mercado de autos eléctricos con nuevo SUV

 

Es importante mencionar otros casos, como el de las camionetas de Chrysler cuyas puertas presentaban fallas que provocaba se abrieran con el coche en marcha. O el del Prius, de Toyota, cuya mala conexión de cables dejaba abierta la posibilidad de provocar un incendio.    

Para las empresas automotrices llamar a revisiones por fallas en sus unidades, mina la confianza de los consumidores de la marca. Y no es para menos, no solo por el riesgo físico que implica para sus ocupantes, sino también por la pérdida de tiempo que implican.