Políticas públicas

A pesar del déficit en áreas verdes, gobierno concesiona Parque Bicentenario por 25 años

Por "ocioso e improductivo" el gobierno concesionó el Parque Bicentenario, uniéndose así a más áreas verdes de las que el gobierno se desprende de su cuidado.

16-08-2018 10:43 Por : Arena Pública
Con 55 hectáreas, el Parque Bicentenario es el segundo pulmón más importante de la capital del país.
Con 55 hectáreas, el Parque Bicentenario es el segundo pulmón más importante de la capital del país.

No obstante que la capital del país sufre contaminación y grandes inundaciones, el gobierno federal dejó en manos de la iniciativa privada la gestión del segundo pulmón más importante de la capital.

Las áreas verdes en una de las metrópolis más grandes del hemisferio occidental escasean, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) recomienda 16 metros cuadrados (m2) de área verde por habitante, la CDMX lejos de eso, tiene 10 m2 y en algunas delegaciones incluso 3 m2.

A pesar de que las áreas verdes mitigan la contaminación, absorben el agua de lluvia y recargan el acuífero, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) calificó las 55 hectáreas del Parque Bicentenario como un área “ociosa e improductiva”, excusa para otorgarle por 25 años la concesión del parque a Operadora de Proyectos de Entretenimiento NLP S.A de C.V.

 

Te puede interesar: ¿Cuáles son los efectos ambientales de perder el Parque Bicentenario?, 10 de agosto del 2018

 

Si bien el director de la compañía a la cual se otorgó la concesión, Carlos McPhail, declaró que el espacio se mantendrá tal como está, no sería la primera vez que eso se afirma de algún área verde para después construir desarrollos inmobiliarios en ella. 

El caso más reciente es el del parque La Mexicana, ubicado en el corazón de Santa Fe. 

Durante la administración de Marcelo Ebrard, las 40 hectáreas propiedad del gobierno estaban destinadas originalmente a la construcción de vivienda social. 

Debido a la “participación” de la Asociación de Colonos de Santa fe durante la gestión de Mancera, las 40 hectáreas cambiaron de objetivo y se optó por destinarlas a ser área verde, no sin antes incluirle al plan de desarrollo que el 30% del área se dedicara a desarrollo inmobiliario. Cálculos conservadores apuntan que las ganancias de los desarrolladores ascenderán por encima de los 20 mil millones de pesos. 

Parque La Mexicana, en gris el área dedicada a desarrollos inmobiliarios

Fuente: Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México

Otro caso con historia similar es el de los terrenos que dejará industria militar, también en la zona de Santa Fe.  La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) moverá su complejo manufactura de la Ciudad de México a Puebla, con lo que dejará libre un terreno de 1 millón 477 mil 49 metros.

El acuerdo por el que el terreno fue desincorporado del régimen de dominio público de la Federación y autorizado para su venta a través del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 24 de enero.

La prensa nacional especuló que estos terrenos serían vendidos por la federación a desarrolladores inmobiliarios dejando ganancias millonarias al erario debido a su ubicación. 

Ante esto, el 7 de marzo el SAE emitió un comunicado explicando que ni en el corto ni mediano plazo contempla emitir convocatoria para la venta del terreno, y que esta solo se emitirá después de discutirse diversos factores jurídicos, de uso de suelo, desarrollo urbano e impacto ambiental, por lo que el futuro de esta gran área verde aún es incierto. 

 

Te puede interesar: Legalización de las drogas: ir más allá del plan de seguridad, 10 de agosto del 2018

 

Las áreas verdes regulan el clima y mitigan el efecto de las llamadas islas de calor, fenómeno que dificulta la dispersión del calor acumulado durante el día en los edificios y asfalto de la ciudad; recargan el manto acuífero y contribuyen a la remoción de la contaminación del aire al convertir el dióxido de carbono en oxígeno.

La Ciudad de México ha crecido sin control y devorando las áreas verdes, como ejemplo lo sucedido con el centro comercial Plaza Artz, edificio que colapsó a principios de julio, y el cual para construirse acabó con 57 mil árboles que ahí se encontraban.

 

MÁS INFORMACIÓN: Estadísticas y datos generales de las áreas verdes de la CDMX