Políticas públicas

México, entre los países mas rezagados para un futuro de cero-emisiones: KPMG

Un reporte de la consultoría KPMG que evaluó a 32 países, colocó a México en el lugar 23 según su preparación y capacidad para alcanzar las metas en 2050.

21-10-2021 16:04 Por : Arena Pública
Muchos temen que México no cumpla con sus metas de reducción de emisiones para 2030 y 2050 (Foto: Gobierno de México)
Muchos temen que México no cumpla con sus metas de reducción de emisiones para 2030 y 2050 (Foto: Gobierno de México)

México está peor preparado que Chile, Brasil, Argentina e incluso China y Malasia para alcanzar un futuro de cero emisiones en 2050.

La firma de consultoría KPMG publicó su primer Net Zero Readiness Index (NZRI), un nuevo reporte que pretende evaluar la preparación y capacidad de 32 países de todo el mundo para lograr emisiones netas cero para 2050.

Esta meta fue definida por las Naciones Unidas en 2018 como un requisito indispensable para limitar el calentamiento global a 1.5 grados Celsius (°C) y, de acuerdo con la organización My Climate, significa que todas las emisiones de gases de efecto invernadero deben ser removidas de la atmósfera a través de medidas como la captura de CO2 o el uso de procesos más amigables con el medio ambiente.

México se colocó en el lugar 23, la posición más baja entre todos los países de América Latina que fueron incluidos en el ranking de KPMG. La preparación del país solo supera a la de naciones como Emiratos Árabes Unidos y Rusia, de los productores más grandes a nivel global de combustibles fósiles, o India, cuya masiva población significa que es más complicado realizar una transición energética acelerada debido a la masiva demanda eléctrica.

El índice de KPMG contempla dos pilares. En el primero, Preparación nacional, se aborda el compromiso de las autoridades hacia la descarbonización, su desempeño hasta el momento y las condiciones de facilitación para esta meta. El segundo es Preparación sectorial y analiza cinco de las industrias que más emisiones generan a escala global, evaluando el estado de descarbonización de cada una, las acciones específicas de gobierno en cada una y su capacidad hacia el futuro.

En la clasificación por Preparación sectorial, México se colocó en el lugar 23, mientras que en Preparación nacional se ubicó en el 24. Esto refleja que éste último, al menos comparado con el desempeño de los otros países en el ranking, es su punto más débil.

Entre las principales críticas que se le hacen a México sobre el papel del gobierno hacia un futuro más sustentable está la falta de apoyo a proyectos de reducción de emisiones así como el limitado alcance de los incentivos a las acciones voluntarias de agentes privados.

Alicia Moreno, Senior Manager de Cambio Climático y Sustentabilidad en KPMG México, escribe en el reporte que “es esencial el promover y recompensar a las compañías que reducen, evitan o remueven emisiones”, a través de facilidades fiscales, mayor inversión en tecnologías de captura de carbono y proyectos para reducir y compensar emisiones, así como tasas de interés preferenciales en préstamos, entre otros incentivos.

Más emisiones en el futuro de México

A pesar de estas oportunidades de mejora, KPMG usa un tono optimista para el país, afirmando que México tiene un fuerte marco regulatorio para trabajar en la reducción de emisiones que solo debe reforzarse a través de una mayor cooperación entre instituciones públicas y agentes privados.

El reporte llega en momentos en que se discute públicamente una polémica reforma eléctrica que envió el presidente López Obrador hace casi un mes al Congreso de la Unión. El director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, dijo en conferencia de prensa que estaba dispuesto a cancelar contratos de generación de energía que fueran vistos como contrarios a los intereses de la ciudadanía, sin indemnización alguna. Una idea que derrumba la idea de cooperación público-privada.

No solo eso, hay estimaciones de varios especialistas que indican que las emisiones de carbono de México, en vez de reducirse o al menos mantenerse constantes en el mediano plazo, se incrementarían drásticamente. De acuerdo con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) -el órgano rector que aglutina a los empresarios del país y que se han manifestado abiertamente en contra de la iniciativa presiencial- la emisión de gases contaminantes podría aumentar en 46% durante la próxima década si llegara a aprobarse la propuesta del Presidente.

En días previos se conoció el reporte de una comision enviada a México por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para realizar recomendaciones de políticas públicas, particularemente económicas. En su reporte la comisión ha sugerido que estas modificaciones a la industria eléctrica nacional van en contra de las metas de desarrollo sustentable y cuidado al medio ambiente que deberían estarse persiguiendo a escala internacional.

Por su lado, la organización Climate Action Tracker calificó de “altamente insuficiente” las políticas y metas de México en el tema de cambio climático y emisiones contaminantes, argumentando que no son consistentes con la meta de reducir las actividades contaminantes ni refleja una intención seria de mejorar el panorama.

Incluso las Naciones Unidas, en su Reporte de Transparencia Climática 2021 señaló que la salida de combustibles fósiles (específicamente carbón) en la generación de energía deja mucho que desear. La implementación de energías renovables, aunque un poco mejor, es aún insuficiente ante los ojos de la Organización.