Políticas públicas

El calentamiento global peligrosamente cerca de estar fuera de control: IPCC

El mundo se queda sin tiempo, las consecuencias por el calentamiento global cada vez están más cerca y son más severas.

09-08-2021 15:58 Por : Arena Pública
El humano es el principal responsable del calentamiento global: IPCC.
El humano es el principal responsable del calentamiento global: IPCC.

De acuerdo al informe presentado por el Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático (IPCC), muchos de los efectos causados por las emisiones que afectan gravemente a la atmósfera, son irremediables e irreversibles. 

A meses de que se lleve a cabo la cumbre del clima COP 26 en Glasgow, Reino Unido, los expertos del IPCC, responsabilizaron al ser humano por las alteraciones que ha tenido y seguirá teniendo el mundo. Para el año 2030, diez años antes de lo estimado, es probable que la temperatura global promedio cruce el umbral de calentamiento de +1.5° C. 

Si no se reducen drásticamente las emisiones, para 2050 o antes, el umbral podría llegar a +2° C y con esto, el Acuerdo de París, fracasaría, pues pretendía limitar el calentamiento por debajo de los +2° C. 

El IPCC advierte que incluso aún limitando el calentamiento a +1.5° C, las inundaciones, olas de calor y demás eventos extremos, aumentarán tanto en magnitud, como en frecuencia y ubicación. Las olas de calor extremas que antes se presentaban cada 50 años, ahora lo harán cada década. La interrupción del clima no solo está garantizada por décadas, sino también por siglos, pues los gases de efecto invernadero son suficientemente altos como para que huracanes gigantescos y más fenómenos meteorológicos extremos, azoten al mundo. 

Como ejemplo actual, están los incendios que azotan el oeste de Estados Unidos, Turquía y Grecia, las inundaciones por diluvios en China y Alemania, Canadá llegando a los 50° C y el derretimiento de la capa de hielo terrestre en Groenlandia. 

Se estima que se han perdido más de 500 mil acres de bosques en California, mientras que en Grecia ha muerto un gran número de cigüeñas migratorias que esperaban llegar a África.  

Los especialistas esperan que el informe sirva como una llamada de atención para el mundo, los gobiernos, las personas y los activistas, pues las consecuencias no solo serán climáticas, también económicas y sociales. 

El informe será complementado en 2022 por dos informes más, uno para la adaptación de las sociedades y el otro para las medidas de mitigación; ambos realizados por otros grupos de trabajo del IPCC. 

Algunos líderes mundiales ya reaccionaron al respecto. El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres dijo que "el informe de hoy del Grupo de Trabajo 1 del IPCC es un 'Código Rojo' para la humanidad ... Este informe debe ser una sentencia de muerte para el carbón y los combustibles fósiles, antes de que destruyan nuestro planeta".

Por su parte, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden dijo no poder esperar para abordar la crisis climática. “Las señales son inconfundibles, la ciencia es innegable y el costo de la inacción sigue aumentando".

 

El cambio climático también afecta a México 

Si bien todas las regiones de Norteamérica, América Central y el Caribe, experimentarán el cambio climático, el informe del IPCC anticipa con total seguridad sobre el aumento de temperatura del nivel del mar en las costas, lo que provocará inundaciones y erosión en la tierra. 

El informe apunta que las sequías en regiones de México serán cada vez más graves. Entre 1960 y 2015, la precipitación anual ha disminuido en partes del suroeste de Estados Unidos y el noroeste de México.

“Las condiciones climáticas propicias para los incendios forestales aumentaron en México, así como el oeste y el noroeste de Norteamérica, fundamentalmente debido al calentamiento. En las últimas décadas, con cambios de 2000 a 2015, se registró 75% más área boscosa con suelo árido, que agregó nueve días de alto potencial de incendios por año”, señala el informe.

Por otra parte, en cuanto a las temperaturas, las proyecciones indican que para finales del siglo la región norte de México tendría un aumento de 5.8 grados.