Salud y Medio Ambiente

Legalización de las drogas: ir más allá del plan de seguridad

Dudas sobre implicaciones económicas y laborales han despertado tras la propuesta de legalizar las drogas como una medida de seguridad en la siguiente administración.

10-08-2018 20:02 Por : Arena Pública
Se estima que el narcotráfico solo representa el 25% de los ingresos del crimen organizado. Foto: amigosdelcannabis / algunos derechos reservados.
Se estima que el narcotráfico solo representa el 25% de los ingresos del crimen organizado. Foto: amigosdelcannabis / algunos derechos reservados.

En repetidas ocasiones la futura secretaria de Gobierno, Olga Sánchez Cordero ha mencionado la legalización de las drogas como parte de su política de seguridad, tesis que analistas, académicos y periodistas nacionales e internacionales han respaldado, no sin antes presentar algunas dudas.

Una de ellas es la limitación de esta política frente al problema de seguridad mexicano que no solo incluye las drogas, sino también todo un abanico de actividades ilegales que son parte del sustento económico del crimen organizado.

La segunda, esta enfocada a la salud pública.  Al igual que el tabaco y el alcohol, las drogas son sustancias que no solo provocan afectaciones en quienes las consumen en exceso, también a quienes están a su alrededor, y los impuestos se han utilizado como una política desincentivadora a su uso y como pago por los costos de salud que genera a los no consumidores.

 

Las drogas no son el único negocio

Ricardo Ravelo, periodista especializado en temas de seguridad y autor de libros como “Narcomex” y “Crónicas de sangre” comentó en una de sus columnas periodísticas que incluso con la legalización de las drogas, al crimen organizado “le quedan otras actividades como la trata de personas, el tráfico humano, la venta de protección, el control de giros negros, el lavado de dinero, el contrabando, entre otras”.

A nivel mundial se estima que el negocio del narcotráfico solo representa una cuarta parte de los ingresos del crimen organizado, de acuerdo con una investigación de 2011 del Global Financial Integrity (GFI), un centro de investigaciones ubicado en Washington.

Según los datos del GFI, anualmente el crimen organizado genera más de 1 billón de dólares, de los cuales el narcotráfico genera 320 mil millones, la falsificación 250 mil (mdd), el tráfico humano, 31 mil 600 (mdd), el tráfico ilegal de petróleo 10 mil 800 (mdd), el tráfico de vida salvaje 10 mil (mdd), y otras actividades cerca de 650 mil (mdd).

ingresos por drogas

Viridiana Ríos, becaria doctoral de la universidad de Harvard e investigadora sobre la violencia en México relacionada con las drogas presenta una duda similar y pone a debate el futuro laboral de quienes hoy se dedican al narcotráfico.

“Lo que el debate sobre la legalización ha pasado por alto es que no será fácil para los exdelincuentes encontrar un trabajo legal, lo que podría aumentar otras actividades delictivas. En los lugares donde la aplicación de la ley es débil, la diversificación de una cartera criminal es una forma más fácil de obtener ganancias que tratar de entrar en mercados de trabajo legales estrictos”.

 

Impuestos para la salud

De acuerdo con el Instituto Nacional del Abuso de las Drogas de Estados Unidos, el consumo de la mariguana puede, entre otras cosas, perjudicar el juicio, la coordinación motora y la reacción temporal.

Adicionalmente es la droga que más frecuentemente es encontrada en exámenes de conductores involucrados en accidentes automovilísticos, según el mismo instituto; no obstante, el alcohol -aunque legal- también está dentro de las sustancias relacionadas con estos accidentes.

La aplicación de impuestos se ha utilizado para una medida para intentar desincentivar el uso de sustancias dañinas a la salud como el alcohol y el tabaco.

Tan solo en México, el 50% del precio de las cajetillas del cigarro es producto del Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios (IEPS), pero de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) debería ser el 75% para reducir la mortalidad prematura.

El consumo de la mariguana puede elevar el costo a la sociedad como estas sustancias legales, por lo que el economista Fausto Hernández considera “necesario gravar el consumo de la mariguana con un IEPS”. Lo que sería tarea de la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Salud.

En el estado americano de Colorado, donde la mariguana se legalizó en 2014, se aplicó un IEPS que anualmente recauda cerca de 6 mil millones de pesos (19 pesos por dólar), mismo que trasladado a México podría sumar a las recaudaciones.

ingresos ieps drogas

 

MÁS INFORMACIÓN: La legalización de las drogas podría crear más crimen, NYT.

MÁS INFORMACIÓN: Global Financial Integrity (GFI).

MÁS INFORMACIÓN: La economía del tabaco y los impuestos al tabaco en México, 2016, OMS.